PREMIUM  PAMPLONA

Un barrio pamplonés rehabilitará varios edificios para su mejora ambiental y de accesibilidad

El proyecto incluye el conjunto residencial de los edificios comprendidos en las calles Doctor Salva, Doctor Labayen y Calle Sanducelai.

El conjunto de edificios que se restaurarán en el barrio de San Jorge. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
El conjunto de edificios que se restaurarán en el barrio de San Jorge. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA  

El Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado un convenio marco para impulsar un Proyecto de Intervención Global en la zona más antigua del barrio de San Jorge que comprende siete edificios, que mejorarán sus condiciones medioambientales, de accesibilidad y de eficiencia energética.

El principal objetivo es conseguir una mejora de la eficiencia energética y de la accesibilidad de los edificios. Según ha explicado el consistorio en una nota, en estos edificios se va a realizar una rehabilitación integral para mejorar la envolvente térmica y de la calefacción, la instalación de ascensores y otros aspectos que suponen la mejora de la imagen urbana. 

El Proyecto de Intervención Global, presentado por los copropietarios de las comunidades afectadas, pretende lograr la regeneración general del conjunto residencial de los edificios comprendidos en las calles Doctor Salva, Doctor Labayen y Calle Sanducelai.

Esta actuación de regeneración urbana fue una de las actuaciones indicadas en los estudios socioeconómicos y de vulnerabilidad urbana realizados para la zona, según ha explicado en rueda de prensa el concejal delegado de Urbanismo, Vivienda y Sanidad, Juanjo Echeverría.

El convenio marco será desarrollado mediante convenios concretos con las comunidades de vecinos de los portales de Doctor Salva 1, 3, 5 y 7, Doctor Labayen 17 y 19, y Sanducelai, 5, siete edificios, de idéntica tipología y con altura uniforme de planta baja y 4 pisos, que se construyeron en 1970. 

Se ubican en la manzana limítrofe con el río ubicada al Sur del conjunto de San Jorge. Esta zona se encuentra ocupada en parte por las denominadas casas de Gridilla, un edificio de propiedad municipal declarado fuera de ordenación por el planeamiento. 

En total son 60 viviendas, de superficies útiles que en su mayoría no superan los 75 metros cuadrados y que cuentan con salón, cocina, baño y tres dormitorios. Tienen doble orientación, a calle y al amplio espacio interior de la manzana.

Las características constructivas presentan ciertas deficiencias funcionales y estéticas que se ha considerado conveniente resolver de manera coordinada y con el mayor nivel de homogeneidad posible, como la falta de aislamiento en fachadas y cubiertas; carpinterías deficientes; o ausencia en algunos de ascensor y de recorrido accesible. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un barrio pamplonés rehabilitará varios edificios para su mejora ambiental y de accesibilidad