• martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 19:02

 

 
 

PAMPLONA

Esporrín y Bildu se unen para dejar a Pamplona sin nuevos Presupuestos en 2022

El alcalde de la ciudad, Enrique Maya, ha pedido  al PSN que "no se haga tentar" por "acuerdos tripartitos nefastos para Pamplona".

Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Pamplona en el que se debatirá el proyecto de Presupuestos para 2022. IÑIGO ALZUGARAY
Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Pamplona en el que se debatirá el proyecto de Presupuestos para 2022. IÑIGO ALZUGARAY

El Pleno del Ayuntamiento de Pamplona ha rechazado, con los únicos votos a favor del grupo de Gobierno, NA+ (13 concejales frente a los 14 que suman EH Bildu, PSN y Geroa Bai) la propuesta de Presupuestos municipales para 2022, con lo que la ciudad deberá funcionar el próximo año con las cuentas prorrogadas.

La propuesta de Presupuestos ascendía hasta los 253 millones, con un incremento del 7,3 % con respecto al presupuesto aprobado por el Pleno municipal para el año 2021, que con el apoyo de PSN ascendió a 235,9 millones, y que será el que finalmente rija en Pamplona al prorrogarse.

Con un concejal menos, la oposición hubiera sumado hoy 13 concejales, los mismos que NA+, lo que hubiera otorgado al alcalde el voto de calidad para aprobar los presupuestos, algo que finalmente no ha sucedido al haber tomado posesión al inicio del pleno la nueva edil de EH Bildu, Garbiñe Bueno, ya con pleno derecho, lo que ha normalizado la votación final y ha dado a la oposición la mayoría.

Durante el debate del proyecto de los Presupuestos municipales, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha afirmado que las cuentas son "ilusionantes" porque "van a llegar los fondos europeos" y tiene lugar en "un momento preocupante por la pandemia". Y ha asegurado que "frente a este Presupuesto, la nada, ni una sola enmienda, ni tan siquiera una enmienda a la totalidad" por parte de la oposición.

Ha acusado a EH Bildu de ser "auténticos trileros y aplican el pucherazo de una manera total y absoluta". Ha defendido la Carta de Capitalidad, una cuestión clave junto con "la financiación del Ayuntamiento y que podamos pagar nuestros servicios". Y, frente a las críticas de inejecución de las cuentas, ha asegurado que la ejecución presupuestaria del 2021 es del 92,5%.

Al PSN le ha reprochado "un cambio evidente de actitud que comienza con la Carta de Capitalidad y sigue con los Presupuestos; alguien le ha marcado la pauta señora Esporrín". A la portavoz de los socialistas le ha pedido que "no se haga tentar por esos cantos de sirena de Asirón para llegar a esos acuerdos tripartitos nefastos para Pamplona".

La portavoz de Navarra Suma, María Echávarri, ha asegurado que los Presupuestos "convertirán al Ayuntamiento en agente activo en el proceso de recuperación económica y social", permitiendo "generar actividad económica y empleo" y con ello "la sostenibilidad de los servicios públicos" que presta el Consistorio. Ante el voto negativo anunciado por la oposición ha contestado que "tendrán que explicar por qué han decidido reducir el presupuesto de Pamplona en el año que mas lo necesitan" tras la crisis del Covid-19.

Ha asegurado, además, que "hemos esperado hasta el último momento para ver si aprobaban la nueva financiación local" y ha asegurado que "no hay norma aprobada que las respalde" y, por eso, los ingresos corrientes contemplan la Carta de Capitalidad. En este sentido, ha considerado "muy lamentable que los grupos de la oposición hayan atendido a intereses partidistas antes que defender los de Pamplona y estén de acuerdo en suprimir la Carta de Capitalidad" y ha remarcado que el gobierno municipal pondrá "todos los medios para defender lo que creemos que es de justicia y le corresponde a la ciudad de Pamplona como capital de Navarra".

Por su parte, el representante de EH Bildu, Joseba Asirón, ha dicho que es "muy difícil" apoyar estas cuentas cuando el alcalde "de todos los pamploneses dejó de serlo un minuto después del discurso de investidura y se jacta de no hablar con el primer partido de la oposición". "No se de quién es el ya el alcalde cuando no concita ningún apoyo mas allá de su grupo e incumple sistemáticamente las promesas que hizo en campaña a sus propios votante", ha manifestado. En este sentido, ha llamado a la "mayoría progresista" a que "tome las riendas presupuestariamente y enderece de cara a 2022 la deriva caótica de esta lamentable alcaldía".

Asirón ha acusado a Maya de echar "tinta de calamar" para intentar "tapar sus fracasos" con el rechazo de los presupuestos. Ha criticado que, consciente de que no se iban a aprobar las cuentas, se ha presentado "un bodrio repetitivo, irreal y malintencionado" con el objetivo de "impactar contra el Gobierno de Navarra". Además, ha reprochado el "intento de pucherazo presupuestario al tratar de acompasar los ritmos de los presupuestos para coincidir con el periodo de interinidad" entre la salida de Abaurrea y la entrada de Bueno.

La socialista Maite Esporrín ha considerado que los presupuestos son "continuistas, no aportan nada nuevo, son irreales, se basan en ingresos ficticios". Además, ha acusado al gobierno municipal de incumplir el pacto presupuestario. Si bien ha valorado el cumplimiento de enmiendas como la gratuidad de las escuelas infantiles o los bonos al comercio, ha reprochado el incumplimiento de enmiendas como las de "vivienda social, Pío XII, Paseo Sarasate, los Caídos, etc".

Igualmente, ha afeado que las cuentas contemplan un incremento del 7,28% que "no se corresponde con la realidad" porque "de sobra era conocido que en el próximo año se iba a aprobar un nuevo reparto de fondos públicos para las entidades locales, lo cual no supone los 6 millones que han incorporado al Presupuesto sino 1,7 millones menos". Y ha censurado se ha hecho "caso omiso" con "la burda excusa de que todavía no se habían aprobado cuando era conocida la postura favorable de la mayoría de los grupos" del Parlamento. A pesar del rechazo de las cuentas, Esporrín ha destacado que "seguiremos trabajando por el bien de Pamplona" y "ahí estaremos para aprobar cuentos asuntos consideremos buenos para Pamplona".

Finalmente, el portavoz de Geroa Bai, Patxi Leuza, ha calificado los presupuestos como "una carta a los Reyes Magos" y "un gran engaño a la ciudadanía porque ya se sabe que son irrealizables" y "se presupuestan unos ingresos que ya sabemos que no se van a producir". Ha remarcado, además, que "desde el momento de su aprobación, estos presupuestos incurren en déficit y deben modificarse de facto y dejarse una parte importante sin ejecutar". Y ha afirmado que, aunque parecen unos presupuestos "expansivos", cuando se analizan "se deduce que son completamente continuistas". Ha criticado, además, que las inversiones "se financian con venta de patrimonio" y utilizando "toda la capacidad de endeudamiento del Ayuntamiento".

Leuza ha asegurado que Navarra Suma "en realidad lo sabe y lo está utilizando en su ataque político al Gobierno de Navarra y realmente no ha pretendido ni negociarlos ni que se aprueben". Frente a ello, se ha comprometido a aprobar las modificaciones presupuestarias necesarias para "atender las necesidades sociales y la actividad económica" de la ciudad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Esporrín y Bildu se unen para dejar a Pamplona sin nuevos Presupuestos en 2022