PAMPLONA

El alcalde Maya critica las medidas severas de Chivite: "Sería mejor no cerrar hostelería y controlar más la calle"

En su opinión, los hosteleros "están cumpliendo" y avisa de que "el problema está en el botellón en pisos".

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya. EFE/ Villar López
El alcalde de Pamplona, Enrique Maya. EFE/ Villar López

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha considerado que había que "adoptar medidas" ante el incremento de contagios de Covid-19 en Navarra, si bien ha afirmado que, por su parte, opina que, en vez de cerrar bares y restaurantes, "es mejor seguir facilitando la hostelería durante un horario, que ya estaba muy limitado y, luego, controlar más el uso de la vía pública". "Los hosteleros están cumpliendo", ha afirmado.

En una entrevista concedida a una radio, Maya se ha pronunciado después de que el Gobierno de Navarra anunciara este pasado lunes su decisión de restringir la entrada y salida de la Comunidad foral a los desplazamientos que no sean motivados y también el cierre de bares y restaurantes a partir de este jueves 22 de octubre hasta el 4 de noviembre, entre otras medidas.

El regidor ha indicado que "es evidente que algo había que hacer" porque los datos son "muy negativos" y había que "adoptar medidas". No obstante, ha señalado que "la hostelería, según los datos que tenemos, no es la responsable de este incremento de los contagios", y se están "cumpliendo las normas" en el sector. "Los hosteleros están cumpliendo", ha afirmado.

En este sentido, ha manifestado que, con los datos que maneja -aunque ha precisado que "igual hay algo que desconozco y que les ha llevado a esa situación"-, no habría optado por cerrar el sector. A su entender, "es mejor seguir facilitando la hostelería durante un horario, que ya estaba muy limitado, y luego controlar más el uso de la vía pública".

Por eso, ha afirmado que es "mucho más sencillo controlar a través de un toque de queda que controlar con las medidas adoptadas".

Según ha indicado, "el problema es el botellón, sobre todo, en los pisos", más que la hostelería, un sector que va a sufrir un efecto "muy importante" por este cierre.

El alcalde ha afirmado que "todo lo que esté en nuestra mano de no cobrar impuestos lo haremos" y, luego, habrá que analizar "seriamente", junto a Sanidad, "si esas posibles utilizaciones de espacios exteriores para la hostelería se pueden recuperar".

"Como no pueden servir nada en los bares, tampoco en terrazas, lo cual es el remate. Creo que merece la pena reestudiar ese asunto porque son 14 días los que se aplica la norma y mi idea es estar perfectamente preparados para, cuando pasen esos 14 días, poner encima de la mesa medidas que suavicen esa prohibición y que puedan empezar a ingresar otra vez. No ingresar es paro", ha advertido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El alcalde Maya critica las medidas severas de Chivite: "Sería mejor no cerrar hostelería y controlar más la calle"