• martes, 28 de septiembre de 2021
  • Actualizado 01:02

 

 
 

PAMPLONA

Maya exige disculpas a Asirón por su respuesta "machista e insultante" a una concejal de UPN

Asirón se burló de la concejal más joven del grupo de UPN ridiculizando su pregunta y haciendo entender que la hacía por encargo. 

Aritz Romeo Joseba Asiron PABLO LASAOSA 05
Joseba Asirón y Aritz. PABLO LASAOSA

El portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha exigido al alcalde de la capital navarra, Joseba Asiron, que "pida disculpas públicas" por una respuesta que dio este pasado jueves en el pleno municipal a la concejal regionalista María García-Barberena, una respuesta que UPN considera "absolutamente machista e insultante". Tras la respuesta del primer edil, los concejales regionalistas abandonaron el pleno.

Maya ha señalado que en el pleno de este pasado jueves "García-Barberena preguntó si desde el Ayuntamiento se ha autorizado la colocación por parte de Nafarroa Bizirik de una placa en la plaza del Castillo".

A este pregunta, según ha afirmado Maya, el alcalde respondió: "A lo mejor es que usted no ha entendido la encomienda que le hicieron desde su grupo cuando le encargaron este tipo de pregunta, no lo sé, o esta estrategia de preguntar todo aunque a veces se meta usted en un pequeño lío".

"Esta respuesta fue, y lo afirmo con rotundidad, absolutamente machista e insultante hacia María García-Barberena", ha dicho Maya, para añadir que "Asiron jamás se hubiera atrevido a contestarme a mí o a Juan José Echeverría, o a Fermín Alonso, ni a Ana Elizalde, ni a María Caballero de la manera que contestó a García-Barberena".

Según el portavoz regionalista, "lo hizo con María García-Barberena porque es joven y mujer". "Le salió de dentro ese machismo que en alguna otra ocasión hemos llegado a intuir", ha asegurado Maya, que también ha defendido que en el grupo municipal de UPN "no se actúa dando órdenes a nadie y cada uno es muy libre de preguntar lo que quiere preguntar". "La trató como a la chica de los recados". 

“Exijo que le pida disculpas públicamente, sin circunloquios, sin trampas, a la señora García-Barberena”, ha reclamado.

"SOY UNA PERSONA TRANQUILA, PERO AYER NO PUDIMOS AGUANTAR MÁS"

“Ustedes me conocen. Tanto los que nos han votado, como los que no lo han hecho podrán pensar muchas cosas de nosotros, pero saben que soy una persona tranquila y respetuosa, lo he demostrado durante 4 años como alcalde y ahora en la oposición. Por eso ayer no pudimos aguantar más y tuvimos que abandonar el Pleno después de 8 horas de sesión de descalificaciones de algunos concejales y, sobre todo, ante las faltas de respeto y modos autoritarios de Asirón, algo impropio del alcalde de una ciudad como Pamplona”, ha señalado Enrique Maya. 

“Pamplona tiene que soportar un alcalde que no alcanza los mínimos exigibles en democracia de respeto al resto de concejales del Ayuntamiento, se trata de un verdadero hoolligan”, ha añadido Maya. 

“Un alcalde no está para eso, debe estar muy por encima de estos tipos de actitudes y comportarse como regidor y representante de la ciudad, no como un exaltado de Bildu”, ha subrayado.

“Asirón no es el alcalde de todos, no quiere ser el alcalde de todos. Representa sólo a los votantes más radicales de Bildu y ha decidido gobernar contra los pamploneses que representamos el resto de grupos”, ha afirmado.

Según UPN, La intervención de Asirón incumple además el artículo 115 del Reglamento que establece que “el tiempo para la tramitación de cada pregunta no podrá exceder de seis minutos, repartidos a partes iguales por el Presidente entre las dos partes que intervienen”. El alcalde intervino durante 10 minutos, atacando a la concejala regionalista, a UPN en general por otros asuntos e incluso a un concejal del partido socialista por una intervención en un debate anterior. Además, se negó a responder a otras dos preguntas, incumpliendo el artículo 114.4 de la normativa municipal.

“Fue la gota que colmó el vaso de nuestra paciencia; no podíamos tolerar un ataque así contra una compañera que no había hecho otra cosa que una pregunta respetuosa a Asirón haciendo uso de su derecho al acceso a la información municipal”, ha subrayado Maya.

“Decidí que no teníamos por qué aguantar eso y por dignidad nos levantamos  y abandonamos el Pleno en señal de protesta, porque hay líneas rojas que no se pueden traspasar y ayer Asirón las cruzó todas”, ha criticado.

Eso fue a las 2 de la mañana, pero ya desde el principio de la sesión a las cuatro y media de la tarde, hubo actitudes que Maya califica de “lamentables”.

Justo al comenzar el Pleno, UPN denunció que una concejal de Aranzadi – Podemos llevaba una pegatina que de unos 20 cm de diámetro con una reivindicación política, algo que incumple el artículo 79.2 del Reglamento del Ayuntamiento. “Sin embargo, Asirón le permitió continuar con ella por no tener el valor de hacer cumplir las normas de Pleno a quienes le sostienen en la Alcaldía”, ha criticado Maya.

También en uno de los primeros puntos, Asirón impidió intervenir a una familia y a una educadora afectadas por la imposición del euskera en las escuelas de Donibane y Fuerte el Príncipe. 

Maya ha explicado que habían solicitado intervenir tres personas directamente afectadas por su decisión y en cambio Asirón impidió a dos de ellas y sí permitió a otra madre que defendiera las tesis contrarias para intentar demostrar una división al 50% entre los afectados que todo el mundo sabe que no es real.

“A Bildu le cuesta mucho aguantar y permitir la libertad de expresión de quien no piensa como ellos y en este caso lo pudimos volver a comprobar”, ha subrayado.

Ya al final, Asirón también expulsó a un miembro de la asociación Levántate contra el Bullying, que protestó contra la decisión del cuatripartito de votar contra una iniciativa del PSN contra el acoso escolar.

Entremedio, según los regionalistas, “constantes salidas de tono de los concejales del cuatripartito, permitidas por Asirón mientras sometía a un férreo marcaje a los concejales de UPN y PSN a los que casi no permite hablar entre ellos”. De hecho, llegó a negar la palabra a la también concejal de UPN Ana Elizalde que pedía intervenir por una cuestión de orden, un derecho que recoge el Reglamento.

Además, Maya se ha quejado de que “Asirón quiere tratar a los miembros de la oposición como si fuéramos alumnos de primaria y él un profesor mal encarado y va siendo hora de que entienda que somos sus iguales y debe tratarnos al menos con el mismo respeto que a sus compañeros del cuatripartito”.

UPN ha criticado que “Asirón ha sido cómplice con su silencio de los insultos de Armando Cuenca (Aranzadi – Podemos), no sólo contra los concejales de UPN y PSN, sino sobre todo contra miles de pamploneses”.

Por eso Maya ha recordado que “ante la actitud de Cuenca, indigna de un concejal delegado”, interpeló directamente al alcalde, “sin que Asirón tuviera el valor de controlar al edil de Aranzadi”.

“El Ayuntamiento tiene un problema con Cuenca y Asirón debería cesarlo, porque no merece el honor de trabajar por nuestra ciudad, no hace nada por resolver los problemas e intenta esconder su incapacidad creando polémicas que no aportan absolutamente nada, más bien al contrario, dañan la convivencia”, ha subrayado. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Maya exige disculpas a Asirón por su respuesta "machista e insultante" a una concejal de UPN