• martes, 28 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:20

 

 
 

PAMPLONA

Maya pide no mostrar la agresión a un vigilante en la Chantrea como "un problema del barrio"

El alcalde de Pamplona ha señalado también que la agresión sufrida por el titular de un bar en el Casco Viejo "es ya el colmo de los colmos".

El alcalde, Enrique Maya, el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, David Campión, y miembros de la Gerencia y Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento visitan las obras de reurbanización y renovación de redes de abastecimiento y saneamiento en la zona sureste de Chantrea. MIGUEL OSÉS
El alcalde, Enrique Maya, el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, David Campión, y miembros de la Gerencia y Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento visitan las obras de reurbanización y renovación de redes de abastecimiento y saneamiento en la zona sureste de Chantrea. MIGUEL OSÉS

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha rechazado la agresión sufrida ayer miércoles por un trabajador de la zona azul en el barrio de la Chantrea, que recibió el disparo de un perdigón, y ha llamado a que no se traslade este suceso como "un problema" del barrio.

"Esto es el problema de alguien que de una manera absolutamente intolerable le pega un perdigonazo a un trabajador", ha recalcado Maya, que ha apelado a "no mezclar, no crear sobre la Chantrea una situación que no es real" y se ha mostrado convencido de que la "inmensa mayoría" de vecindario del barrio estará "en desacuerdo con esto".

Por otro lado, el alcalde ha opinado que "esto está llegando a unos límites que igual va todo relacionado". "Es un trabajador de la zona azul, por lo tanto parece que es un ataque a alguien encargado de controlar y hacer cumplir las normas de la zona azul", ha apuntado.

En este sentido, ha reiterado que la zona azul en el barrio se implanta "por criterios técnicos" y ha señalado que de lo contrario la Chantrea "se queda como una isla sin zona azul en el conjunto del norte de la ciudad".

Maya ha criticado que "a veces se está creando un caldo de cultivo como de que hay una persecución hacia un barrio, no hay ninguna" y ha destacado que en la Chantrea "hoy se están invirtiendo millones de euros en ese nuevo parque, en la mejora de la urbanización, en muchas cosas, porque es un barrio que tiene pronósticos de atención preferente". "Es falso que sea a veces, como dicen, un barrio olvidado", ha remarcado.

En este mismo sentido, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO ha condenado "rotundamente la agresión sufrida por un trabajador de DORNIER mientras realizaba su labor en el control de la zona azul" en la Chantrea.

El secretario general de la FSC de CCOO Navarra, Cecilio Aperte, ha señalado que "no es de recibo que sea el colectivo de controladores y controladoras de la ORA el que reciba las consecuencias del rechazo que pueda provocar la realización de su trabajo". "Es el Ayuntamiento de Pamplona, y no los trabajadores, el que toma las decisiones en cuanto al establecimiento de la zona azul así como la cuantía de las sanciones, costes de la tarjeta de residentes, etc", añade.

Para CCOO es "intolerable y poco valiente la actuación de todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que muestran su rechazo a las actuaciones del ayuntamiento atacando al eslabón más débil, mediante presiones físicas o verbales que se dan continuamente, poniendo en riesgo la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras cuya única responsabilidad es la necesidad de llevar un jornal a casa".

"Hay que parar de raíz esta rechazable práctica, y la escalada que supone la grave agresión que hoy denunciamos desde CCOO es la prueba clara de que hay que poner los medios para evitar posibles tragedias que puedan sucede"”, ha señalado Aperte.

Por último, CCOO asegura que resulta "lamentable que acciones de personas aisladas puedan dañar las legítimas reivindicaciones que se vienen desarrollando por los vecinos y vecinas de un barrio y esperamos que la investigación policial pueda determinar la identidad del autor para exigirle las responsabilidades pertinentes".

CIERRE DE BARES EN EL 'JUEVINCHOS'

Por otro lado, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha afirmado que entiende "perfectamente" la decisión de varios bares del Casco Viejo de la ciudad de cerrar este jueves por la tarde como respuesta a los sucesos ocurridos en las últimas semanas.

"Se ha llegado a una situación absolutamente intolerable", ha destacado el alcalde, que ha señalado que la agresión al titular de un establecimiento del Casco Viejo "es ya el colmo de los colmos", unido a "esa invasión que hubo de portales en la zona de San Gregorio". "Esto ha llegado a unos límites absolutamente impensables hace un tiempo y yo entiendo esa reacción", ha añadido en declaraciones a los periodistas.

Enrique Maya ha destacado que "estamos trabajando Ayuntamiento, Gobierno de Navarra, Delegación del Gobierno, todas las policías, para atajar en la medida de lo posible este grave problema, que no tiene una solución sólo policial" sino que "es más amplia". A este respecto, ha explicado que también se ha hablado con las universidades "porque es evidente que los jóvenes universitarios también inciden en esta aglomeración de personas en el centro".

Así, ha avanzado que se va a crear una mesa de trabajo con una "representación amplia" para "entre todos buscar soluciones". Según ha explicado, en este foro estarán presentes los grupos municipales, las universidades o los jóvenes, seguramente a través de la Mesa de Juventud. También ha señalado que se valora la participación de personas que "tengan un enfoque que vaya mucho más allá del tema de la seguridad" como psicólogos, expertos en "el entendimiento del comportamiento de las personas" y ver si las consecuencias de la pandemia "también ha tenido algún efecto en esta situación".

"En este momento es la prioridad número uno para mi porque si no hay seguridad, si la gente se siente insegura, no hay libertad y eso no se va a tolerar", ha manifestado Maya, que ha destacado que desde el Ayuntamiento "no vamos a parar porque Pamplona ha sido siempre una ciudad segura y va a seguir siéndolo".

El alcalde de Pamplona ha pedido a la juventud que "entiendan que si se encuentran cerrados esos bares es por una razón poderosa y absolutamente clara". Asimismo, les ha animado a que "se diviertan respetando las normas, respetando las reglas" y ha subrayado que "la ciudad está para disfrutar de ella pero no para que sea un lugar problemático". "Ese es el mensaje y estoy convencido que van a entenderlo la inmensa mayoría y de que van a responder", ha agregado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Maya pide no mostrar la agresión a un vigilante en la Chantrea como "un problema del barrio"