POLÍTICA

Máximo boato de Barkos y Asirón para unos cambios mínimos en la biblioteca de San Francisco

El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento firman un convenio por el que vuelve a tener una gestión pública

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, firman un convenio para la gestión de la Biblioteca Pública San Francisco junto a la consejera de Cultura, Ana Herrera, y la edil de Cultura, Maider Beloki. ALZUGARAY.
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, firman un convenio para la gestión de la Biblioteca Pública San Francisco junto a la consejera de Cultura, Ana Herrera, y la edil de Cultura, Maider Beloki. ALZUGARAY.  

La firma del convenio entre el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra ha contado con todo el boato. El acuerdo ha sido firmado por la presidenta Uxue Barkos y el alcalde Joseba Asirón en el Salón de Recepciones del edificio Consistorial de Pamplona.

Pero todo lo que ha cambiado con este convenio respecto a cómo venía funcionando la biblioteca de San Francisco es que la gestión dejará de estar externalizada y una ampliación del horario. Eso sí, al contrario de lo que sucedía cuando se trataba de la Biblioteca General de Navarra, los sábados permanecerá cerrada.

En total se van a contratar a cuatro personas, dos a jornada completa y otras dos a media jornada de 25 horas para que la biblioteca de la céntrica plaza pueda dar un servicio de lunes a viernes de 9 de la mañana a 21 horas.

El coste de estas personas correrá a cargo del Ayuntamiento, si bien serán contratadas de la lista de personal bibliotecario temporal del Gobierno de Navarra, ya que el Ayuntamiento no dispone de un listado de estas características.

Así que a falta de unos cambios más trascendentales, el alcalde Joseba Asirón ha destacado que “se pone sobre la mesa la sintonía entre las instituciones y la recuperación de una biblioteca que tanto por su uso como por el edificio tiene un carácter histórico”. En opinión de Asirón, “lo que faltaba era decisión política de recuperar la gestión pública”.

La presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, ha mostrado su satisfacción “porque ambas instituciones han sabido llegar a un acuerdo” ya que se trata de “una biblioteca emblemática en Pamplona”. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Máximo boato de Barkos y Asirón para unos cambios mínimos en la biblioteca de San Francisco