PREMIUM  PAMPLONA

Mariquitas contra pulgones: esta es la curiosa forma que tiene Pamplona de luchar contra la 'melaza' que deja el suelo pegajoso

Se han realizado sueltas controladas de larvas de marquitas en 65 ejemplares de varias calles del centro de la capìtal navarra.

El Ayuntamiento de Pamplona coloca larvas de mariquitas para combatir a los pulgones.
El Ayuntamiento de Pamplona coloca larvas de mariquitas para combatir a los pulgones.  

El Ayuntamiento de Pamplona ha realizado sueltas controladas de larvas de mariquitas (Adalia bipunctata) en 65 ejemplares de árboles de las calles Valtierra, Carriquiri, Arteta y Arcadio María Larraona para controlar las plagas de pulgones.

Los árboles elegidos son el Arce de Noruega (Acer platanoides), falso plátano (Acer pseudoplatanus), Caltapa común (Catalpa bignonoide), Hibisco (Hibiscus syriacus) y Tilos (Tilia vulgaris), informa el Ayuntamiento de Pamplona.

El consistorio precisa al respecto que es el pulgón y no el árbol el que produce la 'melaza' que ensucia el pavimento y lo deja pegajoso para los viandantes.

Así, el Servicio de Jardines, dentro de su criterio de empleo de la menor cantidad posible de fitosanitarios, ha valorado el uso de esta mariquita endémica, presente en toda Europa, como sistema de control ecológico de plagas.

El proceso consiste en colocar pequeñas cajitas, de las que salen las larvas y colonizan el árbol alimentándose de las plagas, en este caso de pulgón. La larva es voraz y el efecto plaguicida dura más al extenderse hasta la edad adulta del insecto.

No es la primera vez que se usa este insecto en Pamplona, ya que hace unos años se hizo una experiencia piloto en Pío XII, aunque sí es la primera vez que se ensaya en fase de larva y se hace, además, de forma simultánea en tres barrios: Ermitagaña, Rochapea y Chantrea.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Mariquitas contra pulgones: esta es la curiosa forma que tiene Pamplona de luchar contra la 'melaza' que deja el suelo pegajoso