PREMIUM  PAMPLONA

Malestar en el PSN por no entregar Bildu todavía las grabaciones del atropello de Maider Beloki

Maite Esporrín señala que "no es tan complicado hacer una copia de las conversaciones que hubo entre la central y los policías en el momento del accidente".

Maite Esporrín, portavoz del PSN en Pamplona
Maite Esporrín, portavoz del PSN en Pamplona  

Maite Esporrín, portavoz del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, ha mostrado hoy su malestar porque el equipo de Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona no haya entregado todavía las grabaciones policiales sobre el atropello a dos ancianos en el que se vio envuelta el 31 de diciembre la concejal Maider Beloki (Bildu)

"Hemos pedido copia de la grabación de las conversaciones que hubo entre la central y los policías en el momento del accidente", ha indicado Maite Esporrín

La concejal socialista ha considerado "inadmisible" que aún no se les haya facilitado dicha documentación, "no es tan complicado hacer una copia de las grabaciones".

Ha añadido, que una vez dispongan de toda la información, decidirán si adoptar nuevas medidas o no. Ha defendido que "toda la ciudadanía sea igual ante la ley". "Es de justicia", ha comentado.

Esporrín ha criticado la edil las "formas" del concejal de Bildu Joxe Abaurrea en la comisión celebrada sobre este asunto el pasado día 5 de enero. "Fueron impresentables", ha dicho, para indicar que "se rió de la gente al decir que haberle hecho la prueba de etilometría de Beloki hubiera sido una intromisión de la intimidad cuando todos nos hemos sometido a controles de etilometría sin tener accidente".

Según ha expuesto la portavoz socialista, "en un correo privado se ha disculpado por el contenido y el tono utilizado en la comparecencia pero las disculpas deben ser al menos en el mismo medio donde se produjeron", ha mantenido Maite Esporrín. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Malestar en el PSN por no entregar Bildu todavía las grabaciones del atropello de Maider Beloki