PAMPLONA

Llegan las "ciclo-calles" a Pamplona: las bicicletas podrán ir por mitad de la carretera como si fueran coches

La idea impulsada por el concejal Armando Cuenca (Aranzadi) prohíbe a los coches pitar para que las bicis se aparten a la derecha de la calzada. 

La ciclo calle que se prepara en el barrio de San Jorge de Pamplona
La ciclo calle que se prepara en el barrio de San Jorge de Pamplona  

Bicicletas por mitad de la carretera y como si fueran coches. El Ayuntamiento de Pamplona está preparando el barrio de San Jorge para que sea el primero de la ciudad en contar con ‘ciclo-calles’, vías situadas en zona de velocidad actualmente ya limitada a 30 kilómetros por hora (o menos), donde coexistan en el mismo tramo de calzada, circulando por el centro de cada carril y en las mismas condiciones bicicletas y coches.

El Ayuntamiento advierte mantiene que se obliga a los vehículos a mantener la debida distancia de seguridad con las bicicletas que circularán por el centro de cada carril y se prohíbe reclamar que se aparten a la derecha mediante el uso de la bocina del vehículo, acción esta de utilizar el claxon, prohibida salvo para evitar accidentes o atropellos.

Se trata de una medida impulsada por el concejal de Aranzadi Arrmando Cuenca, conocido por sus ideas extravagantes sobre la ciudad. Cuenca y su partido sustentan a Bildu y a Joseba Asirón en la alcaldía de Pamplona. 

Desde hace algunas semanas se está instalando en este barrio la señales tanto verticales como horizontales en la calzada, que muestra las especificidades de las denominadas ‘ciclo-calles’. Esas primeras señales se están colocando en una zona llana, predominantemente residencial y con velocidad ya limitada, en el entorno de la estación de tren, de la calle del Muelle y del civivox del barrio. 

Esta medida continuará su implantación en la Milagrosa y Rochapea, para después seguir extendiéndose por el resto de la ciudad. En Pamplona existen 324 tramos de vía con limitación de la circulación a 30 km/h, susceptibles de convertirse en ciclo-calles.

Las señales verticales incluyen el límite de velocidad de 30 km/h y un símbolo de una bicicleta sobre fondo azul con la leyenda ‘Ciclo-calle / Ziklo-kalea’. Al final del tramo de ciclo-calle se muestran los mismos símbolos pero en color gris y tachado con una línea diagonal de abajo a arriba. En el caso de las señales horizontales en la calzada se representa a una persona en bicicleta entre unas líneas discontinuas con dos líneas a modo de flechas en la parte superior.

Según el Ayuntamiento, se trata de habilitar y recuperar el uso de la bicicleta en la calzada como transición a una ciudad con modos de transporte menos contaminantes y más sostenibles, así como favorecer una mayor calma en el tráfico al incorporar vehículos más lentos, lo que otorgará una mayor seguridad y menor contaminación acústica a la ciudadanía.

El propio consistorio añade que se trata de una medida económica, fácilmente reversible, y que no requiere obra civil como lo serían actuaciones para separar el tráfico de bicicletas a carriles segregados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Llegan las "ciclo-calles" a Pamplona: las bicicletas podrán ir por mitad de la carretera como si fueran coches