• martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 10:05

 

 
 

PAMPLONA

Del ajedrez a la Oca: la nueva iniciativa de Pamplona en el Fortín de San Bartolomé

Existe un teoría de que fueron monjes militares quienes diseñaron el juego de las 63 casillas.

Juego de la oca en el Fortín de San Bartolomé. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Juego de la oca en el Fortín de San Bartolomé. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona ha pasado de las partidas de ajedrez al tradicional juego de la oca. Desde este mes de agosto y hasta octubre, se podrá revisar un juego de toda la vida cuyos orígenes son poco conocidos para el público en general. El Fortín de San Bartolomé, en el horario de apertura habitual del centro, presenta un juego de la oca de gran tamaño (4x4 metros) de uso libre y cuyo tablero es un mapa cifrado sobre la Ruta Jacobea, asociado a los Templarios.

Aunque no es la única teoría, hay quien dice que esa orden de monjes militares fue la que en origen diseñó el juego de forma que las 63 casillas que hay que recorrer supusieran un viaje de ida y vuelta, tanto en el camino espiritual, como en el físico, desde Saint Jean de Pie de Port a Santiago.

Este mapa, con distintos estratos de información según el nivel de iniciación del jugador ayudaba en la Edad Media, una época tan dada a la interpretación simbólica a falta de alfabetización, a la multitud de peregrinos que ya entonces lo transitaba.

Desde hoy, cualquier persona que desee jugar, preferiblemente mayor de 8 años, puede acercarse hasta el Fortín en horario de lunes a sábado de 11 a 14 y de 17 a 20 horas y los domingos de 11 a 14 horas. Los dos dados, que simbolizarían el destino, están disponibles en el punto de información del centro. Las partidas admiten hasta a 4 jugadores y en el propio centro se podrá recoger una breve información complementaria de lo que simboliza cada casilla de este juego. También se podrá obtener información complementaria en la web municipal.

El Camino de Santiago está presente en la vida de la ciudad y para Pamplona es uno de los itinerarios turísticos por excelencia, ya que cada año atrae a visitantes de todo el mundo. La ciudad cuenta también con un Centro de acogida al peregrino y de interpretación de la Ruta Jacobea que presenta la historia de la ciudad y su relación con este itinerario mediante recursos interactivos y audiovisuales. El Centro ULTREIA, de carácter gratuito, se encuentra abierto en el eje principal de la Ruta Jacobea en Pamplona: la calle Mayor, en su número 20. El centro está proyectado con accesibilidad universal, adaptado a todos los públicos.

GUÍA DE VIAJES

La iniciativa municipal coincide con este Año Santo Compostelano, el número 120 de la historia, en un momento en el que la Santa Sede, excepcionalmente y por causa de la Covid-19, ha decidido prolongar la efeméride hasta 2022. Precisamente la Catedral de Santiago de Compostela es la última casilla de este juego de la oca marcando, tanto del itinerario físico, como del espiritual, ya que Santiago en el tablero simboliza el Paraíso.

Así, las casillas, hablan de la historia, el arte y las costumbres que consagraron a esta ruta: de su paso por localidades como Roncesvalles, Puente la Reina o Torres del Río en Navarra; de las infraestructuras que se fueron disponiendo en su trazado, muchas de las cuales subsisten, como puentes, refugios, hospitales, etc. o de la costumbre de que órdenes religiosas/militares como Templarios, Caballeros de Santiago o miembros de la orden de Calatrava protegieran a los peregrinos que se desplazaba hasta “ciudades santas” de los bandidos. Los monjes también se encargaban de que no se cobraran a los viajeros impuestos de los que estaban exentos y llegado a crear alrededor de la ruta un sistema de préstamo de caudales a través de órdenes de pago que se hacían efectivas entre las encomiendas o casas que los monjes tenían en el Camino, como la encomienda templaria de Puente la Reina.

El juego es un pues trasunto del Camino: hay obstáculos que dificultan la llegada del hombre a su destino, como la climatología, la enfermedad, la amenaza de muerte o la cárcel, pero en el que también hay puentes para salvar los ríos y posadas para descansar.

CLAVES SIMBÓLICOS-ESOTÉRICAS

Pero es también una metáfora del carácter espiritual de la ruta. Hay dos figuras omnipresentes en este tablero. Por lado, el peregrino que con su bordón y su venera recorre la azarosa ruta terrenal y espiritual. Un peregrino que en la casilla número 4, por ejemplo, es volteado por un toro en Pamplona. Por otro lado, la oca, que simboliza la sabiduría y cuya pata convertida en dibujo aparece de forma frecuente entre las marcas de cantero de las construcciones más importantes del Camino. Esa imagen sería antecedente de la actual flecha amarilla que lo identifica. En este juego las ocas también localizan los lugares del itinerario en los que la Orden del Temple tiene presencia, y por tanto, algo tan material como donde hacer efectivo el “cheque de viaje” otorgado, identificándose el viajero para ello con una clave personal.

Al igual que el paralelismo entre el camino físico y la Vía Láctea, la sucesión de casillas del tablero también busca la correlación con un “tablero espiritual”, un camino personal hacia la salvación, el Camino de la Vida, en la que hay retrasos (posadas), pecados y perdón (el pozo) o muerte y resurrección (la calavera que lleva a la casilla de incio).

Es este un juego también con componente esotérico, ya que se basa en el 9 y sus múltiplos, número sagrado de la Orden. 9 fueron los monjes fundadores; las 63 casillas son múltiplo de 9, la suma de sus factores (6+3) también es 9 como hay 9 naves en la Catedral de Santiago.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Del ajedrez a la Oca: la nueva iniciativa de Pamplona en el Fortín de San Bartolomé