PAMPLONA

Los socialistas de Pamplona 'protegen' al concejal de Bildu investigado por un juez por agredir a policías

Los cinco ediles de la capital navarra se han negado a pedir su reprobación y a solicitar su dimisión tras ser investigado por un juez. 

Los concejales del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, con Maite Esporrín en el centro, durante el pleno de este jueves en Pamplona. PABLO LASAOSA
Los concejales del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, con Maite Esporrín en el centro, durante el pleno de este jueves en Pamplona. PABLO LASAOSA  

No por esperado deja de seguir siendo sorprendente la postura de los socialistas navarros, que se mantienen firmes en su camino para blanquear a ETA y su terrorismo en Navarra y ahora es esfuerzan también en proteger e impedir la reprobación de concejales de Bildu violentos y agresivos. 

Los 5 ediles del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona se han negado este jueves a apoyar una moción de Navarra Suma (UPN, PP y Cs) en la que se solicitaba la reprobación del concejal Joxe Abaurrea (EH Bildu) y en la que se le instaba a presentar su dimisión después de que un juez haya visto indicios de delito por agresiones a agentes de la Policía Municipal de Pamplona.

Los socialistas habían mantenido un silencio perfectamente calculado en las últimas semanas desde que este medio adelantó la noticia, conscientes de la importancia que tiene no molestar a los proetarras en Pamplona, socios preferentes de María Chivite en el Gobierno de Navarra y que le permiten mantenerse en el poder. 

La portavoz del grupo socialista, Maite Esporrín, trabaja ya en el consistorio pamplonés mano a mano con los concejales de EH Bildu, con los que comparte de manera constante notas de prensa de manera conjunta y declaraciones de los dos partidos como su fueran uno. Ahora le ha tocado dar un paso más, proteger a los violentos. 

Para tratar de escurrir el bulto, los socialistas han presentado un texto alternativo en el que no mencionaban ni siquiera el nombre del concejal procesado por tratar de reventar el Chupinazo de San Fermín de 2019 y en el que tampoco pedían la reprobación y dimisión del concejal, que casi tira por el balcón a una agente de la policía municipal. 

El texto de los socialistas se limitaba a denunciar el intento de colocar la Ikurriña, felicitar a la policía por su intervención y mostrar respeto a las actuaciones judiciales. Cualquier cosa menos hacer referencia a la imputación de un concejal de Pamplona por agredir a policías. 

Maite Esporrín ha intervenido leyendo un texto, algo poco habitual en ella cuando se trata de estos asuntos, y midiendo en todo momento sus palabras. "Nosotros no estábamos en el balcón en el momento de los incidentes, nada vimos y nada pudimos juzgar", ha dicho Esporrín que pudo ver en los medios las fotografías y vídeos de lo sucedido.

"Vamos a ser respetuosos hasta que la justicia se exprese", ha dicho como excusa la concejal socialista, que pide la reprobación de concejales de Navarra Suma de forma habitual por asuntos menores de la vida municipal. "Vamos a esperar a que el tema se resuelva en la vía judicial", ha vuelto a justificarse la concejal. 

Hay que recordar que el Juzgado de Instrucción nº 5 de Pamplona ha visto indicios de delito contra el concejal de EH Bildu Joxe Abaurrea. El juzgado considera que hay que depurar las responsabilidades penales que se derivan de la actitud del concejal abertzale por los incidentes ocurridos durante el Chupinazo de San Fermín de 2019, ya que podría haber cometido varios delitos de atentado y resistencia contra la autoridad. 

Según el auto de la juez, Abaurrea se encontraba en uno de los balcones del consistorio minutos antes del lanzamiento del cohete cuando quiso mostrar una bandera de la Comunidad Autónoma Vasca a toda la plaza consistorial, que en esos momentos esperaba el inicio de los Sanfermines. Varios agentes municipales intervinieron, ante los que Abaurrea repelió con violencia, hasta el punto de casi provocar la caída por el balcón de una agente de la policía, fruto del empujón del concejal de EH Bildu, según el auto. 

Abaurrea, siempre según el texto judicial, se dedicó a dar patadas y empujones violentos a las personas que estaban a su alrededor, pegó un puñetazo a otro policía y mordió a otro agente que también intervenía. Además, el auto asegura que el concejal de EH Bildu pegó manotazos, tirones, empujones, mordiscos y arañazos, causando lesiones diversas a los agentes de policía, así como a la propia concejal Carmen Alba. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los socialistas de Pamplona 'protegen' al concejal de Bildu investigado por un juez por agredir a policías