PREMIUM  PAMPLONA

Enrique Maya, tras la condena a Amaia Izko: "Su presencia en el pleno ha sido una ofensa para las víctimas de ETA"

El alcalde de Pamplona ha responsabilizado a Joseba Asirón por haber colocado en las listas a la ahora condenada por su colaboración con los asesinos. 

Enrique Maya, durante un momento del pleno celebrado este lunes en Pamplona, se dirige a los escaños de Bildu, sin Amaia Izko ni Joseba Asirón presentes. IÑIGO ALZUGARAY
Enrique Maya, durante un momento del pleno celebrado este lunes en Pamplona, se dirige a los escaños de Bildu, sin Amaia Izko ni Joseba Asirón presentes. IÑIGO ALZUGARAY  

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha declarado que la presencia de Amaia Izko en el salón de plenos del consistorio como concejal de Bildu ha sido una "ofensa para las víctimas del terrorismo etarra en nuestra ciudad". 

Maya se ha pronunciado de esta manera durante el pleno extraordinario celebrado este lunes en Pamplona con motivo de la toma de posesión de dos nuevos concejales de PSN y Geroa Bai que sustituyen a dos ediles que pasaron al Gobierno. El pleno ha coincidido con la noticia de la condena a la concejal de Bildu por formar parte de la estructura de Bildu, lo que conllevará su inhabilitación y su obligada salida del consistorio. 

Izko no ha estado presente en la sesión al encontrarse en Madrid con motivo del inicio del juicio. Tampoco ha estado en el pleno su valedor, el exalcalde Joseba Asirón, que colocó en la lista a una persona que iba a ser juzgada por su colaboración con los terroristas y que, en su historial, figuraba la petición de absolución para los asesinos de Tomás Caballero, concejal de UPN asesinado por ETA-Batasuna. 

"La señora Izko ha reconocido que en su actuación como abogada trabajaba al dictado de la banda terrorista ETA. Su presencia en este salón de Plenos, aunque sólo sea durante apenas unos meses, ha sido una ofensa para las víctimas del terrorismo etarra de nuestra ciudad y ha menoscabado la dignidad de esta Institución", ha señalado Enrique Maya en su intervención. 

"Lo dijimos en su momento, nunca una persona acusada de colaborar con ETA debería haber formado parte de esta Corporación.  No era una anormalidad, era una aberración democrática. Ahora podemos decir que nunca una persona que reconoce colaborar o actuar al dictado de ETA debería haber formado parte de este Ayuntamiento", ha mantenido Enrique Maya, muy duro con la actitud de los concejales de Bildu, que mantienen la justificación de los crímenes de la banda asesina. 

Maya ha señalado directamente a Asirón como responsable de la presencia de Izko en las listas y en el consistorio. "Hay un grupo político y un portavoz responsables, un partido político y un portavoz que con decisiones como esta demuestran que siguen muy lejos de los mínimos democráticos que nuestra sociedad exige".

El alcalde ha pedido la dimisión de Izko antes incluso de que se produzca su inhabilitación, algo que tanto Bildu como el PSN han querido interpretar como un juego político para dificultar el acuerdo que socialistas y abertzales quieren pergeñar en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. 

Maya ha explicado que si Izko dimite convocará el pleno para sustituir a la concejal al día siguiente, de manera que esa representación no se pueda ver alterada. 

IZKO ACEPTA SER DE ETA

Por su parte la concejal en Pamplona por Bildu ha pedido ahora dejar atrás "el pasado" y "avanzar hacia delante". En virtud del acuerdo de conformidad alcanzado entre acusaciones y defensas, dos de los procesados, Zulueta y Jon Esparantza han aceptado 3 años y medio y 2 años y 7 meses de cárcel, respectivamente, mientras que el resto serán condenados a entre año y medio y 2 años de prisión. Estas penas también incluyen la inhabilitación absoluta por un año y medio más y la prohibición del sufragio pasivo el tiempo de la condena, de modo que Izko no podrá seguir ejerciendo como concejal una vez se publique la sentencia de la Audiencia Nacional y adquiera firmeza.

Izko también ejerció la defensa de dos de los ocho jóvenes condenados por la paliza de Alsasua a dos agentes de la Guardia Civil y a sus mujeres. La todavía concejal se ha felicitado por el acuerdo de conformidad, ya que considera que las peticiones de Fiscalía y acusaciones populares --que llegaban hasta los 20 años de cárcel-- estaban "fuera de toda lógica y de toda medida".

"Veníamos a este juicio absolutamente condicionados por la excepcionalidad del proceso mismo y de un tribunal como la Audiencia Nacional. Eso es lo que ha permitido hacer unas peticiones fiscales enormes y es lo que nos ha hecho temer que las condenas pudieran ser muy graves. Y ya habíamos dicho que nuestros objetivos eran que nadie tuviese que entrar en prisión, además de dejar atrás este proceso, estas estrategias que nos quieren bloquear en el pasado, para poder avanzar hacia adelante", ha dicho Izko en declaraciones a los medios de comunicación a la salida del tribunal.

"Nuestra voluntad al aceptar este acuerdo ha sido que queden en el pasado fórmulas del pasado y contribuyamos a abrir puertas en el futuro, pero sobre todo nuestra intención es contribuir en la manera que nos es posible que se abran verdaderas vías de soluciones", ha añadido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Enrique Maya, tras la condena a Amaia Izko: "Su presencia en el pleno ha sido una ofensa para las víctimas de ETA"