PREMIUM  PAMPLONA

Inhumados en Pamplona los restos sin identificar de doce víctimas de la Guerra Civil

El acto, al que han acudido varios representantes políticos, ha tenido lugar en el cementerio de Pamplona, en un panteón propiedad del Ayuntamiento.

Inhumados los restos de doce víctimas de la Guerra Civil en el Cementerio de Pamplona.
Inhumados los restos de doce víctimas de la Guerra Civil en el Cementerio de Pamplona.  

La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, ha reivindicado este lunes el papel que la memoria debe jugar para “construir una sociedad más justa y ética”, mediante “un relato justo y veraz que repare a quienes sufrieron una violencia injusta y una vulneración de los derechos humanos”.

Así lo ha manifestado durante la inhumación de los restos sin identificar de 12 víctimas del golpe militar de 1936, exhumados hace ya unos años en Urzante y Añézcar. El acto ha tenido lugar en el cementerio de Pamplona, en un panteón propiedad del Ayuntamiento, y al mismo han asistido además, el alcalde Joseba Asirón, el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baráibar, y la presidenta de la Asociación de Familiares y Fusilados de Navarra (AFFNA 1936), Olga Alcega.

Tras depositar una ofrenda floral delante de los restos con las palabras “Verdad, reparación, justicia”, la consejera Ollo ha manifestado además, que “la memoria, la verdad y la justicia permiten que un país no quede atrapado en una espiral de confusión, cinismo y olvido”, y que es el tiempo de “avanzar en el derecho a la verdad, la justicia y la reparación debida a las víctimas”, “un tiempo de reparación a los familiares por medio de la memoria”.

El acto se enmarca dentro del compromiso de colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona, recogido en la Ley Foral de Memoria Histórica, para la inhumación de las personas desaparecidas y exhumadas pero no reclamadas por sus familiares, con el objeto de puedan tener un lugar en el que reposar con dignidad hasta que sean identificadas. Cuando, mediante el análisis de su ADN, pueda saberse a quién corresponden los restos encontrados, las familias serán notificadas y serán ellas las que decidan dónde deben ser trasladados los restos.

PANTEÓN EN PAMPLONA

Los restos no identificados fueron exhumados en Urzante (11) y Añézcar (1), gracias a la labor de AFFNA 36, y han sido inhumados en el panteón que el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra construyeron para este fin en la calle Santa Felicia del camposanto pamplonés y que ya acoge a otras diez personas. Estas últimas fueron inhumadas en diciembre de 2014, y corresponden a los restos de una persona localizados en el exterior del cementerio de Añézcar, dos en la parte externa del cementerio de Oteiza de Berrioplano, una en el de Ripa y seis en una fosa en terreno cultivable en Antxoritz.

El panteón tiene unas dimensiones de 3 x 3 metros, con capacidad para 60 restos, y está realizado en hormigón armado, con revestimiento de piedra maciza de granito negro pulido. A su derecha, hay un espacio diáfano con un banco continuo y frente a este espacio se encuentra un monolito de piedra de color silvestre gris. Todo el panteón está rodeado de zona ajardinada.

Es propiedad del Ayuntamiento de Pamplona, y los gastos relacionados con su mantenimiento, enterramientos y traslado de restos son asumidos por el Consistorio y el Gobierno de Navarra.

En noviembre de 2014, Ayuntamiento y Gobierno firmaron un convenio de colaboración para la inhumación de restos humanos no identificados de víctimas de la Guerra Civil y del franquismo en Navarra. En él se determinó que un panteón del Cementerio de San José de Pamplona estos restos, encontrados en una fosa navarra y que hayan sido exhumados conforme al Protocolo de Exhumaciones de la Comunidad Foral de Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Inhumados en Pamplona los restos sin identificar de doce víctimas de la Guerra Civil