PREMIUM  PAMPLONA

El cierre al tráfico del centro de Pamplona aumenta los viajeros que usan la villavesa para hacer compras

El Transporte Urbano Comarcal ha registrado en el primer cuatrimestre del año 2018 un aumento de más de 700.000 viajes tras la 'amabilización.

Varios viajeros se suben a la villavesa número 4 en el centro de Pamplona. PABLO LASAOSA
Varios viajeros se suben a la villavesa número 4 en el centro de Pamplona. PABLO LASAOSA  

Las villavesas de la cuenca de Pamplona han registrado entre enero y abril de este año casi 13 millones de viajes, concretamente 12.813.923 viajes. Supone un incremento del 5,98%, 723.105 viajes más respecto a hace un año.

Según la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, el incremento de viajeros se "ha acentuado a partir del Plan de Amabilización del Centro", ya que el cierre al tráfico rodado del centro de la capital ha obligado a los ciudadanos a hacer un mayor uso del transporte público.

De hecho, los datos quedan confirmados con la comparativa de los ocho primeros meses de 2017, con un incremento del 3,71%, mientras que entre septiembre y diciembre se registró una subida del 4,87%.

Aún así, en 2017 el Transporte Urbano Comarcal ya había experimentado una tendencia al alza del 4,11% respecto al año precedente al alcanzar la cifra de 36.989.480 viajes y sin la necesidad de aplicar ninguna restricción al tráfico como la que ha aplicado el Ayuntamiento dirigido por Joseba Asirón y el área de Movilidad Urbana que gestiona Armando Cuenca.

La Mancomunidad de Pamplona asegura que teniendo en cuenta que los datos del actual mes de mayo, aún pendientes de ser cerrados, consideran que es factible que durante el primer semestre de este año se logre el objetivo de crecimiento del Plan TUC para 2018: algo más de 910.000 viajes que permitirían alcanzar al final del año la referencia de 37.900.000 viajes establecida por el plan.

El nivel de satisfacción con el servicio del Transporte Urbano Comarcal por parte de las personas usuarias se ha situado en 2017 un puntuación de 7,8 puntos sobre 10, una décima más que el año precedente y su máximo valor desde 2000, primer año en el que se realizó este estudio.

Cabe señalar que el 77% de las personas usuarias del TUC son mujeres. En cuanto al género, el valor de satisfacción global no presenta diferencias significativas: 7,8 es la puntuación dada por las mujeres y 7,9 por los hombres.

Los atributos que obtienen los niveles más elevados fueron la facilidad de acceso al autobús (por ejemplo, a la hora de subir silletas), la seguridad de los autobuses (ausencia de altercados, vandalismo, etc), o accesibilidad a las paradas (bien ubicadas y en número suficiente).

EL PRECIO DE LA VILLAVESA, LA PRINCIPAL QUEJA

Los aspectos del transporte que presentaron un nivel más bajo fueron el precio del viaje, los refuerzos en horas punta para evitar saturaciones y el sistema de reclamaciones y quejas.

En los hábitos de uso, destaca el aumento del motivo de viaje por compras, ocio, esparcimiento, médicos, gestiones y visitas a amigos/familiares que del 46% de las últimas mediciones ha pasado al 50% de 2017. En cambio, ha perdido peso de forma progresiva el motivo de viaje para desplazarse al trabajo, que ha pasado del 41% (2014) al 35% (2017).

El estudio destaca la consolidación del Abono 30 días, ya que el 24% de las personas usuarias del transporte urbano han renovado o piensan renovar dichos abonos la mayoría de los meses. La compra de abonos ha tenido especial aceptación en el grupo de edad más joven: casi la mitad de los usuarios y usuarias de 16 a 24 años han renovado o piensan renovar el abono.

MÁS DE LA MITAD DE VIAJEROS, AFECTADOS POR LA 'AMABILIZACIÓN'

En cuanto a los cambios introducidos en las líneas por el denominado Plan de Amabilización del Centro, el estudio señala que el 55% de las personas usuarias del TUC se han visto afectadas por los cambios, el 43% en la línea que utilizan habitualmente y otro 12% en líneas que utilizan esporádicamente.

Cabe señalar que el 17% de los usuarios consideran que estos cambios les ha afectado a mejor, mientras que sólo un punto por debajo, el 16% de los afectados, reconocen que el cambio ha sido a peor.

Por su parte, un 21% de los encuestados consideran que el servicio les resulta igual y otro 45% de las personas usuarias no se han visto afectadas.

Finalmente, en referencia a la evolución del servicio en el año 2017, el estudio apunta que el TUC ha mejorado mucho o algo para el 64% de las personas usuarias, no ha cambiado para el 27% y ha empeorado algo o mucho para el 6%. El 3% restante no sabe o no contestó.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cierre al tráfico del centro de Pamplona aumenta los viajeros que usan la villavesa para hacer compras