• sábado, 24 de julio de 2021
  • Actualizado 10:58

CULTURA

Iñaki Arteta lamenta que en su documental no aparezcan etarras arrepentidos: "Esto quiere decir que hay pocos"

El director presentará 'Bajo el silencio' el próximo sábado 14 de noviembre a las 17.30 horas en el Planetario de Pamplona.

Interior de la Universidad del País Vasco filmada en el documental 'Bajo el silencio'. TWITTER
Interior de la Universidad del País Vasco filmada en el documental 'Bajo el silencio'. TWITTER

El director Iñaki Arteta presenta este sábado, dentro del 'XIX Ciclo de Cine para la Tolerancia y contra el terrorismo' que se celebra en Pamplona, 'Bajo el silencio', un documental que refleja “la aparente paz actual” que se vive en el País Vasco.

Arteta ha considerado en la presentación del documental, que se podrá ver este sábado en el Planetario de Pamplona a las 17:30 horas, que “bajo esa aparente paz que se vive en el País Vasco se esconden muchas cosas y discursos que no han cambiado”.

Ha reconocido que su trabajo, que tenía otro nombre inicial, acabó denominándose 'Bajo el silencio' porque en su grabación detectó que “era la estrategia perfecta para los que han hecho el mal”.

Arteta ha lamentado que en su documental no aparezcan etarras arrepentidos “y puede cojear por ello”, ya que su aparición hubiera otorgado “un mosaico más completo, pero no ha habido posibilidad”, cuestión que para él “quiere decir que hay pocos o aquellos que hay no tienen la suficiente valentía para exponer públicamente su arrepentimiento por sus acciones”.

Ha apuntado que el aumento de producción audiovisual sobre la temática del terrorismo en el País Vasco “es una coincidencia” y que más adelante “se verá si es una moda o no”.

A su vez ha señalado que su propósito con este documental “es ir cambiando el punto de vista hacia lugares más complicados y escarbar en esa capa aparente de normalidad” y “detectar gestos y actitudes que quedan en la sociedad que aún contienen mensajes perturbadores”.

OBJETIVO INICIAL

El objetivo inicial de Arteta, ha reconocido, era acceder a sectores de la sociedad vasca como exetarras, profesores de universidad o sacerdotes “para saber si continúan conservando el discurso proetarra, la actitud frente a ese pasado terrorista”.

En concreto, en el documental participan algunos antiguos miembros de ETA, con los que “se ha encontrado algo que no esperaba, ya que esperaba encontrar algo de humanidad en esas personas o un atisbo de cambio”, cuestión que, ha lamentado, no ha sido así.

Ha añadido que “varias de ellas han estado hasta 20 años en prisión, y podrían dar vueltas a las cosas que han hecho, pero la coraza de la ideología fanática es muy potente”.

Por último, ha analizado el desconocimiento de los jóvenes y de “los atentados que se obvian, ya que solo conocen el de Carrero Blanco pero olvidan los 850 en democracia”.

El director se acerca en el documental a jóvenes de Hernani, Getxo e Irun, a quienes define como “desinformados y despreocupados por el asunto, por una parte de sus padres, que no sabemos qué les habrán contado, y por otra en el colegio, donde les cuentan poco”.

También ha deslizado el papel que juegan los medios de comunicación “de confusión” y ha citado como último ejemplo el tratamiento de los pactos presupuestarios entre el PSOE y “el brazo político de ETA”, que “genera en los jóvenes una atmósfera permisiva y tolerante con esta gente y su pasado, por lo que confunden y relativizan las cosas”.

Por parte de la Asociación por la Tolerancia, Eduardo López ha señalado que este documental “se suma a una larga trayectoria sobre documentales del terrorismo” de Arteta y lo ha definido como “un poco diferente”.

Ha considerado por último que 'Bajo el silencio' es un documental “en el que se explica la realidad con toda la crudeza, en un cine para adultos”. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Iñaki Arteta lamenta que en su documental no aparezcan etarras arrepentidos: "Esto quiere decir que hay pocos"