• domingo, 04 de diciembre de 2022
  • Actualizado 14:01
 
 

PAMPLONA

La calle Estafeta de Pamplona se apaga: hosteleros con velas ante los precios de la electricidad

La acción de protesta ha tenido lugar este miércoles en Pamplona en una de las calles emblemáticas para la hostelería de la ciudad. 

Hosteleros y comerciantes de la calle Estafeta apagan sus luces para escenificar las dificultades a las que se enfrentan con el aumento de la factura energética. IÑIGO ALZUGARAY
Hosteleros y comerciantes de la calle Estafeta apagan sus luces para escenificar las dificultades a las que se enfrentan con el aumento de la factura energética. IÑIGO ALZUGARAY

Los hosteleros y comerciantes de la calle Estafeta de Pamplona han apagado las luces de sus establecimientos este miércoles a las 20.30 horas y han salido a la calle portando velas con el objetivo de "llamar la atención" sobre la situación que están sufriendo ambos sectores por el aumento de los costes energéticos, "que se suman al alza de los precios en las materias primas y a los dos años de pandemia".

Según han indicado en un comunicado, la subida de la electricidad y el gas "hacen mella en las cuentas de resultados teniendo en cuenta que, según los datos que se manejan en el sector hostelero, estos suponen entre el 6% y el 8% de los gastos fijos de los establecimientos".

"Según sea el tamaño de los locales, el coste medio ha ascendido hasta situarse en un arco que va de los 3.000 a los 6.000 euros, con hasta un 40% de incremento en el precio de la electricidad. Teniendo en cuenta que partimos de una situación precaria por la pandemia, el alza de los precios puede poner en peligro a muchos establecimientos tanto del comercio como de la hostelería, que han entrado en este periodo inflacionario con las fuerzas muy mermadas", han manifestado.

En este sentido, Hostelería de España ha solicitado reunirse con el Gobierno mediante el envío de una carta a Presidencia y al ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para trasmitirle las demandas del sector, unas demandas a las que se une ANAPEH.

Las principales demandas son disponer de un estatuto similar al del consumido electro intensivo; la aprobación de bonos eléctricos aplicando los remanentes de las ayudas COVID-19 al sector, no aplicadas, y valoradas en estos momentos en 3.000 millones de euros; la eliminación de peajes y búsqueda de fórmulas de contratación adaptadas a la realidad de sector; rebajar los impuestos eléctricos y los costes regulatorios; otorgar avales públicos para poder acceder a compras de suministros renovables a largo plazo por parte de grupos de usuarios, y promover los sistemas de compra agrupada y subastas de contratación en el sector.

El apagón ha tenido una duración de quince minutos para "llamar la atención" sobre estos hechos, "de manera especial" a la Administración, para que "se haga eco de la situación del sector y pueda poner soluciones que permitan solventar la crisis y minimizar las posibilidades de cierre de muchos establecimientos". También se ha querido concienciar a la sociedad sobre "la precariedad a la que se enfrentan estos negocios".

PUEDES VER AQUÍ TODAS LAS FOTOS DE LA PROTESTA.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La calle Estafeta de Pamplona se apaga: hosteleros con velas ante los precios de la electricidad