• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:01

 

 
 

PAMPLONA

El 'capricho' de la tarjeta para controlar la basura de los vecinos de Pamplona cuesta más de 8,4 millones

Solo en los equipos de control de acceso electrónico, implantados en cada contenedor, la Mancomunidad ha gastado más de 3.000.000€.

Nuevos contenedores orgánicos en Mendillorri. MCP
El presidente de la Mancomunidad, David Campión, abre con una tarjeta uno de los nuevos contenedores orgánicos en Mendillorri que servirá para controlar a los vecinos.

El nuevo sistema de contenedores con aperturas electrónica que ha comenzado a implantar  la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona gobernada por Bildu y el PSN supera, sólo en coste directo, los 8,4 millones de euros.

Este 'capricho' de los responsables de la Mancomunidad permite conocer con detalle qué vivienda utiliza o no los contenedores, a qué hora sacan la basura y con qué periodicidad levantan la tapa de la basura orgánica y resto. 

Sin embargo, desde la entidad aseguran que no se trata de una "intromisión en la intimidad" y no confirman la llegada de multas y el acoso de la propia Mancomunidad a los vecinos que no utilicen el sistema.

Durante años existió un sistema similar que permitía la apertura del contenedor de orgánico con una llave anónima, pero la Mancomunidad ha querido dar un paso más y acceder de esta manera a datos personales de cada vivienda. 

Desde que comenzaran las pruebas piloto en julio de 2018 en Azpilagaña y Nuevo Artica, el nuevo sistema de control de acceso a los contenedores de materia orgánica y resto alcanza esa cifra de desembolso entre los diferentes servicios del proyecto.

El desarrollo e instauración del sistema electrónico (Suministro, instalación, integración, puesta en marcha, explotación y mantenimiento) concentra la mayor parte del gasto de la MCP, con una partida más de 6,3 millones de euros. Concretamente, la adjudicación del servicio más IVA ha supuesto un importe total de 6.310.432,63€.

El encargo recayó el 24 de noviembre de 2020 en la empresa italiana ID&A S.R.L. al presentar la propuesta de "mejor relación calidad-precio". El contrato, que exige entre otras medidas el desarrollo de un app, la creación de una lista negra o la obligatoriedad de asegurar que los contenedores van a resistir más de 100.000 ciclos de apertura/cierre o actos vandálicos; tiene su fecha fin en junio de 2028, con posibilidad de una prórroga de 12 meses.

Nuevos contenedores de resto y materia orgánica instalados por la Mancomunidad de Pamplona. PABLO LASAOSA.
Nuevos contenedores de resto y materia orgánica instalados por la Mancomunidad de Pamplona. PABLO LASAOSA

Los equipos de control, con un coste estimado de 695€ por unidad y necesarios para 4.325 contenedores, suponen alrededor del 50% del total del presupuesto con un importe que ronda los 3 millones de euros.

DESGLOSE ANUAL

  • 2021: 27.092,39€
  • 2022: 270.598,48€
  • 2023: 591.059,34€
  • 2024: 786.261,58€
  • 2025: 957.549,58€
  • 2026: 1.018.428,58€
  • 2027: 1.018.428,58€
  • 2028: 509.214,29€
  • TOTAL:  5.178.632,82 + IVA

 

Este no es el único contrato que supera la barrera del millón de euros debido a que la MCP ya ha aprobado un pago de más de 1,3 millones de euros para la comunicación y acciones directas adheridas a la implantación de los nuevos contenedores con apertura electrónica. 

En este caso, la empresa adjudicataria ha sido Lavola 1981 SAU, quien tendrá que encargarse de elaborar campañas de concienciación o explicar el funcionamiento de los contenedores. Además, en el Pliego Regulador se exige que el 50% del personal sea conocedor del euskera y se informa de que tendrán acceso a la base de datos, a partir de las cuáles podrán conocer que establecimientos están sujetos al sistema o qué domicilios no usan las nuevas tarjetas.

De hecho, desde la experiencia piloto se han llevado a cabo campañas señalando las "calles de la mugre" de la ciudad, sin demasiado éxito por el momento, ganándose únicamente las quejas de los vecinos.

"Para intentar concienciar y mitigar este comportamiento entre el vecindario menos cumplidor, se realizó una potente campaña se sensibilización en octubre de 2018, con numerosos avisos y carteles in situ. No obstante, tras el seguimiento semanal de este fenómeno, no parece que tuviese el impacto deseado", recogía el dossier acerca del proyecto piloto.

Según han confirmado desde la MCP, está previsto que la campaña de comunicación hasta 2023 cueste hasta tres millones de euros, lo que aumentaría el presupuesto total del proyecto.

TARJETAS, MENSAJERÍA Y PRUEBA PILOTO

El tercer gasto más cuantioso es el correspondiente a las tarjetas de apertura del sistema electrónico. Al reemplazar las llaves anónimas por tarjetas personales, la Mancomunidad tendrá que hacer frente al suministro de 337.950 unidades que se expedirán a los vecinos y comercios. A en torno a 1,1€ por tarjeta, el precio total del contrato se ha valorado en unos 485.00€.

Nuevos contenedores de resto y materia orgánica instalados por la Mancomunidad de Pamplona. PABLO LASAOSA.
Nuevos contenedores de resto y materia orgánica instalados por la Mancomunidad de Pamplona. PABLO LASAOSA

Por su parte, el servicio de mensajería encargado de enviar las tarjetas a domicilios y establecimientos supone otros 112.00€ aproximados de gasto.

El coste directo de todos los servicios involucrados al nuevo sistema de apertura electrónica se cierra con la partida presupuestaria de las pruebas piloto de 2018, cifradas en la implantación del sistema de 84.700€ y su asistencia técnica de 96.800€.

COSTES DIRECTOS

  • Suministro, instalación, integración, puesta en marcha, explotación y mantenimiento:  6.310.432,63 €
  • Programa de acciones de acompañamiento y de comunicación directa:  1.312.245,00 €
  • Suministro nuevas tarjetas sin contacto para contenedores:  486.111,00 €
  • Servicio de mensajería y reparto tarjeta: 112.000 €
  • Asistencia técnica prueba piloto: 96.800 €
  • Sistema prueba piloto: 84.700 €
  • TOTAL:  8.403.295,77 €

GASTOS INDIRECTOS

Además del gasto directo, la implantación del sistema de apertura electrónica conlleva consigo operaciones añadidas como la renovación de los antiguos contenedores metálicos de resto o la necesidad de incorporar vehículos a la flota de la MCP adaptados a los nuevos tamaños de los cubos de basura.

El cambio de capacidad (de 3.000/3.400 litros a 1.800/2.200) y material (pasarán a fabricarse de polietileno de alta densidad) lleva a que en los próximos años se vayan a sustituir 4.325 contenedores, con el gasto que ello supone.

Por el momento, la MCP ya ha publicado tres contratos de licitación por valor de entorno a los 7.500.000€ (IVA incluido)  para el suministro de nuevos contenedores de los cuáles cerca de tres millones están destinados a 2.710 contenedores de materia orgánica y resto.

Con un precio estimado de 1.000€ por unidad, cambiar toda la flota tendrá costará a las arcas de la Mancomunidad alrededor de 4,3 millones de euros.

Además, la introducción de los nuevos formatos exige a su vez contar que los camiones de basura estén preparados para recoger y almacenar los residuos de los recién estrenados containers.

"Deberá venir configurado para recogida de contenedores de 2.200 litros, especifica el Pliego Regulador del Contrato para el que Volvo Group España, S.A.U y Oleohidráulica Ferruz, S.A. han resultado adjudicatarias por un coste de 1.430.220€ para la MCP.

 

COSTES INDIRECTOS

  • Contenedores de plástico de 2.200 litros para orgánico y resto: 2.916.000 €
  • Vehículos de recogida adaptados a nuevos tamaños: 1.430.220 €
  • TOTAL: 4.346.220 € (ampliables a ≈ 5.700.000 €)


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'capricho' de la tarjeta para controlar la basura de los vecinos de Pamplona cuesta más de 8,4 millones