• lunes, 26 de julio de 2021
  • Actualizado 21:08

 

 
 

PAMPLONA

¿Demoler o trasformar? Asirón da un plazo de seis meses para decidir el futuro del Monumento a los Caídos

El concurso de ideas tendrá una primera fase, abierta y anónima, en la que se elegirán hasta un máximo de cinco propuestas, que pasarán a una segunda fase.

Plaza Conde Rodezno en Pamplona
Plaza Conde Rodezno en Pamplona

Obtener diversas propuestas para la transformación, puesta en valor e incorporación de nuevos usos al entorno urbano de Monumento a los Caídos.

Ese es el principal objetivo de la propuesta de bases para el concurso de ideas de arquitectura, con intervención de jurado y participación ciudadana, que se tratará mañana miércoles en el Consejo de Gerencia de Urbanismo.

El concurso deja abierta la puerta tanto al mantenimiento y/o transformación del actual edificio como a su eliminación o sustitución por otro nuevo, en todos los casos dotándolo de nuevos significados cívicos compatibles con la memoria democrática.

Esta propuesta se presentó ayer a las asociaciones memorialistas y ahora pasará a debate político con los grupos municipales. De obtener los respaldos necesarios, este concurso culminaría en el mes de abril del próximo año con cinco proyectos que incorporarían no solo la idea original, sino también las aportaciones que pudiera hacer la ciudadanía así como las sugerencias que pueda plantear el jurado profesional que evaluará las ideas.

Quienes quisieran concurrir a este concurso, una vez que se apruebe, deberían asumir una doble faceta. Por un lado, la debida a su contenido simbólico y sus efectos sobre la memoria democrática, haciendo necesaria una resignificación del monumento mediante su transformación o su desaparición; por otro, supone una ocasión para intervenir y reconvertir el espacio urbano en un lugar de encuentro engarzado en el tránsito entre la ciudad consolidada y los nuevos desarrollos urbanísticos al sur.

El edificio de los Caídos se encuentra protegido, con diferente intensidad según sus partes, aunque esta situación no es inamovible ya que el grado de protección de sus diferentes elementos ha ido cambiando con el tiempo. Se trata de un edificio – mausoleo de gran impacto simbólico, dedicado a los muertos del bando franquista en la Guerra Civil.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, y el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda, Joxe Abaurrea, han explicado en rueda de prensa que el ámbito de la propuesta lo conforman el propio Monumento a los Caídos, la plaza de la Libertad, el parque de Serapio Esparza y las calles adyacentes. El proyecto considera imprescindible el mantenimiento del aparcamiento subterráneo bajo la plaza y sus accesos.

También se debería mantener la estructura viaria, especialmente las calles Iturralde y Suit y la calle Aoiz. De todos modos, se valorarán aspectos de movilidad sostenible a incorporar en su tratamiento en relación al nuevo contexto urbano que se proponga.

El proyecto de bases de este concurso establece un proceso articulado en dos fases. El Ayuntamiento de Pamplona seleccionará cinco propuestas entre las presentadas, que se someterán a participación pública, con una explicación de las ideas ante la ciudadanía y con la aportación de sugerencias por parte de ésta. Esa participación pública ya ha tenido una fase inicial, con la celebración el pasado mes de marzo de unas jornadas de reflexión pluridisciplinar sobre el espacio y el entorno urbano del edificio de los Caídos, cuyas ponencias se han hecho públicas en la web municipal.

Se prevé una compensación económica de 25.000 euros para cada una de las cinco propuestas elegidas con el fin de que sus autores puedan transformarlas en sendos anteproyectos.

DOS FASES Y CINCO PROPUESTAS SELECCIONADAS

El concurso de ideas tendrá una primera fase, abierta y anónima, en la que se elegirán hasta un máximo de cinco propuestas, que pasarán a una segunda fase. El contenido mínimo de esa primera fase será la propuesta razonada sobre el tratamiento adecuado al monumento actual; la propuesta del uso y la concreción del programa con una especial justificación desde el punto de vista de la memoria histórica; la propuesta de actuación sobre el entorno urbano; y la viabilidad técnica y económica de la propuesta. El plazo de esta fase sería de tres meses.

Las cinco propuestas elegidas serían entonces objeto de exposición pública. Los equipos redactores seleccionados explicarán sus propuestas ante la ciudadanía, en una o varias sesiones. La ciudadanía tendría en ese momento la oportunidad de realizar aportaciones y sugerencias a cada una de ellas dentro del proceso de participación. El jurado también podrá hacer recomendaciones y sugerencias sobre las propuestas elegidas, de cara la segunda fase que describe el procedimiento.

En esa segunda fase, las cinco propuestas seleccionadas, manteniendo sus características esenciales de la primera fase, incorporarán las sugerencias del proceso público de participación y las del jurado, justificando la forma en la que lo hacen o consideran adecuado no hacerlo. Las propuestas de esta fase se completarán con la definición de una serie de cuestiones como la concreción del uso propuesto y su programa; la actuación edificatoria y de reurbanización del área hasta un nivel de anteproyecto; y un análisis de la viabilidad técnica y económica de la propuesta, haciendo mención al ajuste de la inversión (con desglose del presupuesto por capítulos en ejecución material). Esta segunda fase se desarrollará en un plazo de dos meses.

REQUISITOS DE QUIENES QUIERAN PARTICIPAR EN EL CONCURSO

Según la propuesta presentada esta mañana, los participantes en el concurso deberán ser personas físicas o jurídicas, cuya finalidad o actividad tenga relación directa con el objeto del contrato, que teniendo plena capacidad de obrar no se hallen comprendidas en alguna circunstancia recogida en la ley que se lo impida. Así las cosas, podrán concurrir arquitectos, individualmente o en equipo, y se contempla también la participación de personas jurídicas cuyos fines sociales se correspondan con el objeto del concurso.

En el caso de que se presente un equipo multidisciplinar, bajo cualquier forma societaria de carácter mercantil o civil, la propuesta tendrá que ir encabezada por un arquitecto que será, además, el director del equipo o el encargado de dirigir los trabajos. En el caso de personas jurídicas con fines sociales de acuerdo con el objeto del concurso, el director del equipo o en encargado de dirigir los trabajos deben ser un profesional arquitecto con titulación suficiente, que figurará como autor responsable a todos los efectos del concurso.

Cada participante solo podrá formar parte de un único equipo, bien sea como director o como colaborador, y solo podrá presentar una única propuesta, siendo el incumplimiento de este punto, motivo de descalificación de todas las propuestas en las que participe.

Las propuestas se presentarán en un sobre/paquete cerrado, en el que se referencie el título ‘Concurso de ideas de arquitectura con intervención de jurado para la transformación del espacio urbano donde se ubica el Monumento a los Caídos’ e identificado en su exterior exclusivamente con el lema elegido por los concursantes para preservar el anonimato. En ningún caso deberá coincidir con el nombre real de los participantes ni con el de ningún miembro del equipo o denominación social de la persona jurídica participante.

JURADO, CRITERIOS DE VALORACIÓN Y PRESENTACIÓN DE PROPUESTAS

El jurado del concurso estaría presidido por el alcalde de Pamplona o el concejal en quien delegue. Contaría entre sus miembros con alguna de las personalidades invitadas al proceso de reflexión sobre el monumento puesto en marcha por el Ayuntamiento, un arquitecto representante de la Gerencia de Urbanismo, un arquitecto de reputación no vinculado a la administración pública, un arquitecto representante del COAVN y una representante del Gobierno de Navarra (área de memoria histórica). Como secretario, con voz pero sin voto, actuará un letrado de la Gerencia de Urbanismo. La composición definitiva del jurado está abierta a las aportaciones de los grupos municipales.

Según recoge la propuesta de bases de este concurso de ideas de arquitectura, la valoración de las propuestas se centrará en su calidad global, estudiada desde la complejidad específica de lo que se busca. Por ello, se tendrán en cuenta la propuesta razonada sobre el tratamiento adecuado al monumento actual; la propuesta del uso que el concursante considere conveniente incluir en el ámbito, y concreción del programa, con una especial justificación desde el punto de vista de la memoria histórica; la propuesta de actuación sobre el entorno urbano, teniendo en cuenta, al menos, lo expresado en los objetivos; y la viabilidad técnica y económica de la propuesta. 

Los licitadores tendrían que presentar sus propuestas preferentemente en el Registro General de la Gerencia de Urbanismo (avda. del Ejército 2 - 6ª), pudiéndolo hacer también en el Registro General del Ayuntamiento, en sus registros auxiliares o en cualquiera de los previstos en la Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, en el plazo de tres meses desde la fecha de envío del anuncio al Diario Oficial de la Unión Europea.

Para evitar confusiones, se publicaría en el Portal de Contratación de Navarra la fecha de finalización con día, mes y hora. Quienes presentaran propuestas en alguno de los registros oficiales que autoriza la Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas deberían comunicar este hecho dentro del plazo máximo de presentación de proposiciones mediante telefax al 948 420 901 o telegrama dirigido a la Gerencia de Urbanismo (avda. del Ejército 2 – 6ª. 31002 Pamplona). Igualmente se podría informar de la presentación en otros registros públicos en el correo electrónico.

PPN CRITICA QUE SE PLANTEE EL DERRIBO

Las críticas ante este concurso de ideas promovido por Asirón no se han hecho esperar. Desde el PPN han rechazado por completo la opción de “eliminar o sustituir por otro edificio” el Monumento a los Caídos.

La presidenta de la Junta Local del PPN en Pamplona, Elena Samaniego, ha afirmado que “este concurso es un intento más del Ayuntamiento de dividir a la sociedad de Pamplona y generar un problema donde no lo hay”.

“La eliminación del Monumento a los Caídos y su sustitución por otro edificio supondría un desembolso desmedido, innecesario y pretencioso de dinero público”, ha declarado Samaniego.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Demoler o trasformar? Asirón da un plazo de seis meses para decidir el futuro del Monumento a los Caídos