• viernes, 23 de julio de 2021
  • Actualizado 21:21

CULTURA

Pamplona acoge una muestra 'multisoporte' de uno de los poetas vanguardistas del siglo XX

‘Desde el silencio a la acción’ es un recorrido a través de audiovisuales, instalaciones o fotografías conformado por dos exposiciones

Parte de la muestra que puede verse en el Pabellón de Mixtos de la Ciudadela. CEDIDA
Parte de la muestra que puede verse en el Pabellón de Mixtos de la Ciudadela. CEDIDA

El Pabellón de Mixtos de la Ciudadela acoge la muestra ‘Desde el silencio a la acción’, un recorrido en dos escenarios diferenciados a través de la obra de Joan Brossa que, fallecido en 1998, es considerado como uno de los poetas vanguardistas más reconocidos del siglo pasado. La riqueza de la exposición no solo se halla en el mensaje, sino también en la gran variedad de soportes para expresarlo. Así, se pueden encontrar desde poemas escritos, carteles y objetos hasta audiovisuales o instalaciones siempre son el sello inconfundible de Brossa.

Esta exposición se pone en marcha gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento y la Fundació Joan Brossa, que ha cedido las obras que conforman ‘Escuchad este silencio’ y ‘A escena. Personajes brossianos’, las dos propuestas artísticas de las que se compone. Su llegada a Pamplona se refuerza además con la inclusión de dos poemas visuales, propiedad del consistorio procedentes de la donación del legado de Pi Fernandino. Los detalles de esta muestra, que se puede visitar en el Pabellón de Mixtos de la Ciudadela hasta el 27 de junio, han sido presentados en rueda de prensa por el director de Cultura e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Jorge Urdánoz y la comisaria de la exposición Glòria Bordons.

La obra de Joan Brossa convierte estos días las zonas de exposición del edificio del Pabellón de Mixtos en lugares de comunicación artística multidisciplinar. Los poemas que dejó escritos, por ejemplo, se presentan al espectador a través de cartones reciclados a ras de suelo, que comparten espacios con sus fotografías, libros, carteles, una instalación u objetos de diferentes tamaños y materiales. Pero el arte de Brossa va más allá de lo físico y presenta también fragmentos de audiovisuales que se proyectan constantemente en diferentes soportes. Por ejemplo, el espectador puede asistir a los pequeños shows que el artista y su entorno grababan para entretenerse o visualizar una pieza de cine escrita por él, pero que no fue rodada hasta después de su muerte.

DOS EXPOSICIONES QUE SE COMPLEMENTAN

La primera de las dos partes con las que se presenta esta exposición, denominada ‘Escuchad este silencio’, tiene su esencia en una frase que Brossa pronunció en una entrevista que le hicieron en 1968, en la que aseguró que “si no pudiera escribir, en los momentos de euforia sería guerrillero, en los de pasividad prestidigitador. Ser poeta incluye las dos cosas”. Esta afirmación creaba tres perfiles del catalán, los de artista, guerrillero y prestidigitador, en los que la muestra se divide. El guerrillero, con sus connotaciones de activista y luchador está presente en muchos de los poemas visuales y obras destinadas a exponerlas en plena calle elaboradas por Brossa. Los perfiles de prestidigitador, (pasivo, tranquilo, pero con un sorprendente poder transformador), y artista, con esa visión que consigue transmitir lo que otros no intuyen a primera vista, se expresan también en esta muestra a través de pequeños audiovisuales, objetos o carteles. La potencia de la figura de este artista y de su obra hacen que esos tres puntos de vista se vean reflejados en toda la muestra gracias a lo que desde la fundación que lleva su nombre denominan el ‘todo Brossa’.

En la segunda de las partes de esta muestra, ‘A escena. Personajes brossianos’ se quiere dar visibilidad a la parte teatral del artista. Contiene tres piezas audiovisuales concebidas para grabar con títeres, pero representadas por personas en un escenario tan excéntrico como lo es una fábrica de juguetes. Además, Brossa presenta en esta propuesta sus denominados ‘poemas objetos’, que consisten en jugar con objetos, formas y disposiciones para crear la ilusión de que lo que se muestra es una figura humana. De esta manera consigue transformar los objetos en personajes.

OTRAS PROPUESTAS EN LA CIUDADELA

La Ciudadela también acoge estos días otras exposiciones como la recientemente estrenada ‘Imágenes para una memoria del mundo’, de Javier Sáez Castán, que se puede visitar hasta el próximo 27 de junio en el edificio de El Polvorín. La propuesta se basa en una colección en la que se muestran diseños y objetos, pero que va más allá de los clásicos dibujos con trabazón secuencial. Además, hasta este domingo se puede visitar en el edificio de El Horno la muestra ‘Tribu’, una propuesta de la artista Irene Cabañas que, a través de esculturas de manos hiperrealistas, visibiliza diferentes historias en torno a las maternidades.

Los espacios expositivos de Ciudadela, que renuevan sus propuestas constantemente se pueden visitar de manera gratuita de martes a domingos. Su horario de apertura es, de martes a sábado de 11.30 a 13.30 horas por la mañana y de 18.00 a 20.30 horas por la tarde, y los domingos únicamente en horario de mañana.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona acoge una muestra 'multisoporte' de uno de los poetas vanguardistas del siglo XX