PREMIUM  SAN FERMÍN

Geroa Bai ordena retirar la cabeza del toro que corneó a un policía municipal en San Fermín

La concejal Itziar Gómez elimina la cabeza disecada que recordaba en la sede de la policía la cornada a un sargento en acto de servicio. 

Itziar Gómez, concejal de Geroa Bai, sobre la escena de la cogida del toro 'Vaporoso' a un sargento de Policía Municipal en 2005 (al fondo arremete contra el vallado en Mercaderes).
Itziar Gómez, concejal de Geroa Bai, sobre la escena de la cogida del toro 'Vaporoso' a un sargento de Policía Municipal en 2005 (al fondo arremete contra el vallado en Mercaderes).  

La concejal de Geroa Bai en el Ayuntamiento de Pamplona Itziar Gómez ha ordenado retirar la cabeza del toro que corneó a un sargento de la Policía Municipal en los Sanfermines de 2005.

La cabeza lucía en las dependencias de la Policía Municipal y el gesto de la edil nacionalista ha sido considerado por muchos policías como una falta de "tacto" hacia los agentes y su trabajo en San Fermín, que le acarreó incluso una cogida a un compañero. 

Gómez fue nombrada por el alcalde Joseba Asirón (Bildu) concejal de Seguridad Ciudadana el 30 de octubre pasado en sustitución del concejal abertzale Aritz Romeo

Nada más llegar a las dependencias de la Policía Municipal en la calle Monasterio de Irache, la nueva concejal que llegaba por fin a un cargo de importancia tras varios años como edil rasa, tomaba sus primeras medidas

No modificó en nada el organigrama del cuerpo policial, pero sí dio una orden muy concreta: retirar la cabeza del toro que corneó a un sargento de la Policía Municipal.

La cabeza disecada estaba colocada en la zona noble del área municipal, junto al despacho del director y de la concejal. En su placa podía leerse la inscripción sobre los hechos ocurridos en el encierro de Jandilla del 11 de julio de 2005. 

LA COGIDA DE 'VAPOROSO'

Vaporoso, un toro de 560 kilos de peso quedó rezagado en encierro y comenzó a arremeter contra el vallado de la calle Mercaderes. Varios corredores trataron en ese momento de refugiarse y uno de los sargentos de Policía Municipal, Ángel Mari Azanza Burusco, trató de auxiliarles en esos momentos de peligro. 

"He visto que un toro se ha vuelto, varios jóvenes venían delante y han saltado la valla. He ido a coger a uno que iba a caer hacia notros de cabeza. Lo he ayudado y, en ese momento, ha venido toro, que ha metido la cornamenta por el vallado y me ha cogido", relataba pocas horas después de la cornada el sargento desde el hospital. 

El policía sufrió una cornada de 15 centímetros en el muslo izquierdo que lo dejó varios días convaleciente. Otros tres corredores resultaron heridos por asta de toro en un peligroso encierro, que se prolongó hasta casi los 6 minutos de duración. 

Era la primera vez en años que un policía municipal resultaba corneado por un toro y sus compañeros consideraron que era buena idea conservar como recuerdo la cabeza del toro disecado. 

Así se lo plantearon al entonces concejal de Policía Municipal, Eradio Ezpeleta (UPN), que accedió a la compra a las taxidermistas Ochoa de Baracaldo. El precio rondó los 800 euros pagados por el Ayuntamiento de Pamplona. 

Un año después, en 2006, la cabeza de Vaporoso regresó a Pamplona y fue colocada en el área de Seguridad Ciudadana, en recuerdo al sargento de la Policía Municipal corneado en acto de servicio y, de manera extensiva, a todos los agentes que trabajan por el buen desarrollo del encierro. 

La cabeza ha permanecido colocada durante 11 años sin que nadie la moviera de la estancia y sin que se recibiera queja alguna, sino todo lo contrario. Siempre despertaba la curiosidad de las personas que visitaban el lugar y que leían la inscripción sobre lo ocurrido en el encierro de 2005.

Ninguno de sus predecesores en el cargo como concejales de Seguridad, incluido Aritz Romeo (Bildu) tomaron una medida así. Fuentes consultadas han indicado que Itziar Gómez dio orden de "eliminar" la cabeza del toro y de que el consistorio se desprendiera de ella, a pesar de ser un bien municipal pagado por el Ayuntamiento. Las mismas fuentes indican que el sargento corneado ha impedido la destrucción de aquel recuerdo y, por el momento, la conserva guardada, pero fuera de las dependencias del Ayuntamiento de Pamplona para evitar que la tiren. 

Itziar Gómez, concejal de Geroa Bai, ha dejado patente así su nulo respeto hacia los policías y su arriesgado trabajo en San Fermín así como su desprecio hacia las tradiciones de Pamplona y el encierro en concreto, con la retirada de la cabeza del toro

GEROA BAI, CONTRA SAN FERMÍN

No es la primera vez que Geroa Bai (PNV), el partido de la presidenta Uxue Barkos, arremete con desdén contra el encierro y los Sanfermines, unas fiestas que critican y contra las que actúan de manera sistemática. 

La Federación Taurina de Navarra exigió recientemente una rectificación al vicepresidente del Gobierno de Navarrael guipuzcoano Manu Ayerdi, tras sus polémicas declaraciones en las que calificó la fiesta taurina de San Fermín como "maltrato animal". Las disculpas del vicepresidente de Barkos nunca llegaron. 

La federación argumentó que un miembro del Gobierno de Navarra "no puede ejercer el activismo antitaurino usando argumentos absurdos y despreciar a la parte de la sociedad que es aficionada a los toros" y pide que se respete a los aficionados a los toros "con el mismo respeto que se otorga a otros colectivos mucho más minoritarios".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Geroa Bai ordena retirar la cabeza del toro que corneó a un policía municipal en San Fermín