PAMPLONA

Bildu se olvida de las imposiciones que hizo en las escuelas infantiles y vota ahora por cambios escalonados

La formación abertzale aboga también por que las modificaciones obedezcan a "estudios previos rigurosos y objetivos", justo lo que no hizo la legislatura pasada.

Los concejales de EH Bildu Endika Alonso (izquierda), Joseba Asirón (centro) y Marian Aldaia, durante una rueda de prensa, en una imagen de archivo. PABLO LASAOSA
Los concejales de EH Bildu Endika Alonso (izquierda), Joseba Asirón (centro) y Marian Aldaia, durante una rueda de prensa, en una imagen de archivo. PABLO LASAOSA  

EH Bildu ha vuelto a dar este martes una nueva muestra más de la incoherencia que rige su quehacer político, que difiere enormemente de si se está en el gobierno o en la oposición, ya que la formación defiende postulados antagónicos según dónde se encuentren sus miembros.

Así, olvidando por completo las imposiciones que realizó la pasada legislatura en las escuelas infantiles de Pamplona, que provocaron la angustia de multitud de progenitores y el rechazo de los tribunales a sus empeños sectarios, Bildu ha secundado este martes en el consistorio de la capital navarra una declaración para reclamar precisamente lo que Joseba Asirón no hizo cuando se encontraba en la alcaldía.

La comisión de Asuntos Ciudadanos del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado una declaración que pretende impulsar un pacto político en torno al modelo lingüístico que debe regir en las escuelas infantiles municipales.

La iniciativa, propuesta por el grupo municipal del PSN, incluía en origen cuatro puntos, que han pasado a ser cinco tras una enmienda de adición propuesta por Bildu. La enmienda y la declaración han salido adelante con los votos a favor de PSN, EH Bildu y Geroa Bai, y el voto en contra de Navarra Suma.

En su primer punto, la declaración incluye un acuerdo de la comisión para "manifestar su compromiso para adecuar la oferta lingüística en las escuelas infantiles municipales a la demanda sociolingüística de manera objetiva".

En un segundo apartado, recalca su "compromiso a no llevar adelante ningún cambio futuro en el modelo lingüístico de las escuelas infantiles municipales que no venga avalado por un estudio previo sociolingüístico riguroso y objetivo".

DE MANERA ESCALONADA

En tercer lugar, a través de esta declaración se ha acordado "no llevar a cabo ningún cambio en el modelo lingüístico de las escuelas infantiles municipales que no se haga de forma proporcional, escalonada, sin interrupción del ciclo educativo de los niños, con la participación de la comunidad educativa y con la más completa información a las familias implicadas". Precisamente lo que Bildu no hizo durante su mandato al frente del Ayuntamiento de Pamplona.

El cuarto y último punto de la declaración original insta a "poner en marcha, de manera inmediata, una mesa de trabajo para alcanzar un pacto político entre los distintos grupos municipales sobre el modelo lingüístico en las escuelas infantiles municipales con vocación de permanencia, al margen de quién gobierne el ayuntamiento en cada momento".

A esta declaración, Bildu ha presentado una enmienda de adición, por la que se ha añadido un quinto punto, en el que se acuerda que "la mesa de trabajo se compondrá de los diferentes grupos municipales y, en coordinación con el departamento de Educación del Gobierno de Navarra, establecerá los parámetros que fijen la demanda sociológica real de forma objetiva, transparente, consensuada y con un reparto en la ciudad equilibrado a partir del curso 2021/2022".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu se olvida de las imposiciones que hizo en las escuelas infantiles y vota ahora por cambios escalonados