PREMIUM  PAMPLONA

Los vecinos de Recoletas estallan contra Asirón por su permisividad con las txoznas de San Fermín

Se ha iniciado una recogida de firmas ante el aumento de las molestias causadas al vecindario, después de que Bildu negase que hubiera problemas.

Txoznas instaladas durante los Sanfermines de 2018. PABLO LASAOSA
Txoznas instaladas durante los Sanfermines de 2018. PABLO LASAOSA  

"Aberrante", "de vergüenza", "inadmisible". Así califican los vecinos de la Plaza de Recoletas de Pamplona la situación vivida durante los últimos Sanfermines con la colocación de txoznas en este céntrico enclave, también conocido como la 'plaza de los ajos'.

Decenas de vecinos han decidido organizarse e iniciar una recogida de firmas para denunciar públicamente y ante el Ayuntamiento de Pamplona las graves molestias causadas por los escenarios y barras instaladas por colectivos próximos a la izquierda abertzale, con el beneplácito del Consistorio.

Vecinos de la propia plaza Recoletas, de la plaza Virgen de la O y las calles Mayor y San Lorenzo están iniciando la recogida de firmas para protestar por esta situación que se ha agravado en los últimos Sanfermines.

Los damnificados por estas txoznas, que cuentan con permiso del Ayuntamiento dirigido por EH Bildu para su instalación, relatan su imposibilidad de dormir y de hablar incluso en sus domicilios ante el alto volumen de la música que suena de forma ininterrumpida desde las 12 del mediodía hasta las 5 de la madrugada.

Asimismo, denuncian la imposibilidad de acceder a sus respectivos portales por la colocación de objetos, además de la suciedad que genera en la zona y las pancartas que colocan en sus fachadas.

Después de que los problemas comenzasen en 2017, en los últimos Sanfermines las molestias han ido a más, por lo que los vecinos afectados han iniciado esta campaña de firmas que acabarán haciendo llegar al alcalde de Pamplona, Joseba Asirón.

VISTA GORDA ANTE LOS PROBLEMAS

Los damnificados exigen una solución al Consistorio y lamentan la permisividad que mantiene con los colectivos de izquierda abertzale que regentan estas barras y escenarios musicales durante los 9 días de fiesta.

El pasado mes de junio, a escasas dos semanas para el inicio de los Sanfermines, el Ayuntamiento de Pamplona debatió estos problemas surgidos ya en las fiestas de 2017, destacando entonces las molestias causadas al convento de clausura de las hermanas Agustinas al colocar unos urinarios junto a sus puertas de acceso.

Desde la oposición, el grupo municipal de UPN instó al gobierno municipal a buscar una solución para estos conflictos festivos, ante lo que EH Bildu aseguró a través de la concejala de Cultura, Maider Beloki, que se estaba "trabajando con todas las instituciones, asociaciones y colectivos".

Según la edil abertzale, "nadie nos ha manifestado ningún problema" y acusaba a la oposición de "meter ruido" con este asunto. Ahora son los propios vecinos afectados los que han decidido tomar la palabra para que sus quejas no vuelvan a caer en saco roto y el Ayuntamiento de Pamplona busque una solución.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los vecinos de Recoletas estallan contra Asirón por su permisividad con las txoznas de San Fermín