PREMIUM  PAMPLONA

La concejala de Acción Social de Pamplona no dimitirá a pesar del escándalo del clan criminal chabolista

El cuatripartito ha respaldado a Edurne Eguino, de Izquierda-Ezkerra, después de que la oposición pidiese su dimisión y unas disculpas públicas.

Asentamiento chabolista rumano en un solar de Santa María la Real en la trasera del Club Tenis. IÑIGO ALZUGARAY
Asentamiento chabolista rumano en un solar de Santa María la Real en la trasera del Club Tenis. IÑIGO ALZUGARAY  

El cuatripartito en el Ayuntamiento de Pamplona ha rechazado este lunes una declaración presentada por UPN con el propósito de de conseguir la dimisión de la concejal Edurne Eguino (Izquierda-Ezkerra) por la "falta de seguimiento y control" del asentamiento chabolista que se instaló en el barrio de Santa María La Real y parte de cuyos integrantes han sido después arrestados después por cometer robos en una treintena de empresas de toda Navarra mientras cobrabana ayudas sociales y vivían en pisos de acogida.

UPN ha sostenido sin éxito en su iniciativa que se trataba de "una banda organizada de robo de maquinarias y explotación de menores bajo la tutela de servicios municipales", por lo que ha pedido la dimisión de Eguino por su "nefasta gestión" como responsable de Acción Social.

La moción regionalista exigía además, en este caso con el apoyo del PSN, "una disculpa pública" de los ediles de Ecología Urbana, Armando Cuenca; Acción Social, Edurne Eguino; Seguridad Ciudadana, Aritz Romeo; y al concejal del barrio, Javier Leoz, para con los afectados.

Y es que para UPN tanto los vecinos de Santa María La Real como el Club de Tenis han sido los "perjudicados directos" de las decisiones de los citados ediles ya que, según ellos mismos han denunciado, se les ha tratado "de xenófobos y subjetivos en lugar de atender a sus demandas". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La concejala de Acción Social de Pamplona no dimitirá a pesar del escándalo del clan criminal chabolista