PAMPLONA

Una visita al interior de la cripta de los Caídos: así son las tumbas que ha ordenado exhumar Asirón

La hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz se encarga de mantener la cripta, en la que celebra un Via Crucis mensual.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha anunciado este miércoles que se van a exhumar los cuerpos enterrados en la cripta del Monumento a los Caídos el próximo 16 de noviembre y procederá a su cierre.

José Fermín Garralda, hermano de los Caballeros Voluntarios de la Cruz (hermandad encargada de cuidar de la cripta), Doctor en Historia y secretario regional de Navarra de la Comunión Tradicionalista Carlista, abre la puerta de la cripta a un equipo de Navarra.com.

La cripta se encuentra bajo el monumento y se puede acceder a ella por la parte trasera del edificio. Muchos pamploneses y visitantes han estado más cerca de lo que creen: está al lado de la sala donde se realizan las exposiciones de Belenes.

La puerta siempre está cerrada con llave “por seguridad” y solos los hermanos caballeros tienen llave. Garralda teme que “algún gamberro” trate de colarse en la cripta. 

Nada más entrar, el visitante se topa con un banco de alimentos. Al fondo de varias salas está la cripta, una habitación circular con columnas. El centro está presidido por la tumba del general Emilio Mola. La del general José Sanjurjo también está en otro lugar estratégico, tras el altar.

Además hay otras cinco tumbas que circunvalan la estancia y que representan a todos los muertos en la Guerra Civil del bando golpista de cada Merindad de Navarra: el primero en morir en batalla, que procedía de Tudela; el primer sacerdote que falleció, de Estella; el hombre más mayor que cayó en batalla, tenía 62 años y era de Puente la Reina, de la Merindad de Pamplona; dos hermanos que murieron en la guerra, procedían de Javier; el más joven, que falleció con 20 años y era oriundo de Tafalla.

PROPIEDAD Y USO DE LA CRIPTA

El edificio es propiedad del Ayuntamiento, pero ¿y la cripta? Al ceder el edificio a disposición municipal, el Arzobispado de Pamplona pidió que se mantuviera la cripta como está, ha explicado Garralda.

En 1957 se encargó a la hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz los ritos católicos que se llevaban a cabo en el santuario que había en el monumento. Según Garralda, cuando el Arzobispado cedió el monumento al Consistorio, las celebraciones pasaron a oficiarse en la cripta.

La hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz se reúne cada día 19 para rezar por los muertos en la cruzada, como reza el nombre oficial del edificio: "Navarra a sus muertos en la cruzada”. En la actualidad tiene 30 miembros. El historiador es la persona que acude en más ocasiones a la cripta, ya que es el que se encarga cada primer viernes de mes de realizar un ‘vía crucis’. Cada estación está representada por una cruz que pertenecía a los tercios navarros en la guerra.

Son conocidas, de forma polémica, las misas celebradas en la cripta. José Fermín Garralda lo desmiente, afirma que “eran misas normales, sin un mayor calificativo y se celebraban allí porque la parte de arriba del monumento se cerró al culto cuando el Arzobispado lo cedió al Ayuntamiento”. 

Ya no hay misas. Según Garralda, el arzobispo Francisco recomendó no celebrarlas pues el “ambiente desde el Ayuntamiento ya estaba bastante caldeado con ese tema”. Para Garralda no supone ningún problema que solo se celebre el ‘vía crucis’: “La cripta es un lugar de dolor, donde se recuerda a los muertos y se reza por ellos”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una visita al interior de la cripta de los Caídos: así son las tumbas que ha ordenado exhumar Asirón