PAMPLONA

Un barrio de Pamplona se prepara para sufrir cambios que afectarán a sus vecinos y cambiarán sus calles

El corredor sostenible de la calle Doctor Juaristi de San Jorge será una realidad a mediados de 2020.

Calle Doctor Juaristi del barrio pamplonés de San Jorge. ARCHIVO
Calle Doctor Juaristi del barrio pamplonés de San Jorge. ARCHIVO  

El corredor sostenible de la calle Doctor Juaristi del barrio pamplonés de San Jorge será una realidad a mediados del próximo año, según las previsiones que maneja el Ayuntamiento de Pamplona, que prevé licitar las obras este mismo mes de diciembre por un importe máximo de 431.991 euros.

El concejal delegado de Proyectos Estratégico, Movilidad y Sostenibilidad del Consistorio, Fermín Alonso, ha comparecido este lunes en rueda de prensa para ofrecer los detalles de la reurbanización de esta vía, una de las más relevantes del barrio, al concentrar algunos de los servicios fundamentales como el colegio y el centro de salud.

El proyecto prevé actuar sobre los 930 metros que tiene la calle Doctor Juaristi y su continuación, la calle José Alfonso, convirtiendo la primera en calle residencial y limitando la velocidad a 20 kilómetros por hora.

Se trata de una vía paralela a la avenida de San Jorge, diseccionada por la avenida de Navarra, obstáculo que se salva con un paso peatonal subterráneo.

En respuesta a las demandas vecinales, trasladadas el pasado mes de septiembre en una reunión con colectivos del barrio en la que participó el alcalde, Enrique Maya, el proyecto de reurbanización se ha extendido, además, hasta las inmediaciones del colegio público Sanduzelai en la avenida de San Jorge.

De esta forma, se pretende facilitar el tránsito de estudiantes mediante la incorporación de un carril bici segregado y la adaptación del paso de cebra de la avenida de San Jorge, al que se incluye un paso de bicicletas.

El proyecto divide el corredor sostenible en cuatro zonas de intervención denominadas sistemas. El 'sistema educativo' se refiere al tramo comprendido entre la calle Doctor José María Repáraz y la avenida de Navarra, añadiendo la conexión hasta el colegio Sanduzelai; el 'sistema enlace' se centra en el paso subterráneo de la avenida de Navarra; el 'sistema comunitario' incluye el tramo de la calle Doctor Juaristi y Doctor Labayen, y, por último, el 'sistema verde' hace referencia a la calle Doctor José Alfonso junto a la zona del parque.

LA PRIMERA FASE, 7.788 M2

La actuación sobre toda esta área se realizará por fases. La primera afectará al 'sistema educativo' y al 'comunitario', lo que supone un total de 7.788 metros cuadrados, a lo largo de los cuales se reorganizarán las plazas de aparcamiento y las aceras y se añadirá vegetación.

En el denominado 'sistema educativo', donde se concentran los dos colegios, la escuela infantil y el campo de fútbol, se ocupará parte de la calzada para crear un carril bici segregado de doble dirección, cuyo pavimento será rojo, al igual que el usado en el corredor sostenible de María Auxiliadora de la Chantrea.

Éste se ubicará en la acera sur, al lado de los centros educativos, y tendrá una anchura de tres metros. Se instalará un aparca-bicis próximo a los accesos a los centros escolares, y se liberará el entorno de coches.

Por su parte, en el 'sistema comunitario', la zona que incluye las calles Doctor Juaristi y Doctor Labayen, las actuaciones previstas servirán para dar continuidad a ese mismo carril bici segregado y crear amplias extensiones peatonales de las aceras.

De hecho, ambas vías se caracterizan a día de hoy por sus estrechas aceras, inferiores a dos metros y carentes de arbolado y mobiliario urbano, y la gran superficie destinada a aparcamiento de vehículos.

Con este proyecto de reurbanización, se ampliará el espacio peatonal, dándole entre 3,5 y 4,5 metros más en la acera norte de la calle Doctor Juaristi y en la oeste de Doctor Labayen.

Se hará, eso sí, mediante reurbanización blanda, a través de pintura, señalización y mobiliario. Todo ello con el objetivo de ampliar el espacio público destinado al peatón, que pasará del 35% actual al 50% tras las actuaciones previstas.

También se incrementará notablemente el espacio para la bicicleta, que pasará de no tener ni un solo metro de carril segregado a contar con 600 metros una vez finalizadas las obras.

A este carril bici segregado se unirá, además, un carril de coexistencia entre coches y bicis en la calle Doctor Labayen, con señalización y ancho de cuatro metros para una circulación.

NATURALEZA EN LAS ACERAS

El proyecto prevé conseguir casi 140 metros cuadrados de zonas verdes en las aceras en una calle en la que apenas hay vegetación, y añadir veinte árboles más a los 57 actualmente existentes.

Todo ello se hará a través de unas 'eco-células': unos espacios multifuncionales donde ubicar zonas verdes, zonas de juego y zonas de estancia de forma salteada en el espacio de vía que se prevé ganar al automóvil.

Estos espacios, que tendrán entidad propia y forma pentagonal y hexagonal, se extenderán a lo largo de toda la calle, de forma heterogénea. En estos espacios, se instalarán 48 bancos (16 bancos y 27 sillas, todos ellos de madera) y se crearán quince espacios de encuentro y otros cinco entornos lúdicos.

Al tratarse de una reurbanización blanda, no se llevarán a cabo grandes obras, sino que los nuevos lugares para el peatón serán delimitados por marcas de pintura sobre la calzada y por el mobiliario urbano, mediante unos patrones preestablecidos, que establecerán un nuevo lenguaje visual.

Así, por ejemplo, el color azul identificará zonas que dan servicio al carril bici, y el color naranja identificará zonas lúdicas.

En lo que se refiere al resto de elementos de cada eco-célula, se instalarán un total de 63 hidro-jardineras de acero galvanizado de 96 centímetros de altura para plantar árboles de pequeño porte y plantas arbustivas.

También habrá 18 hidro-parterres, también de acero galvanizado, pero en esta ocasión de 48 centímetros de alto, aunque de mayor superficie de plantación, pensadas para acoger arbustos más pequeños y plantas tapizantes.

Otro elemento decorativo para estos espacios peatonales serán unas traviesas de madera de pino. En total, se ha previsto instalar 60 a lo largo de toda la zona de actuación de esta primera fase.

Se trata de listones de 16 centímetros de alto y 26 de ancho y una longitud variable, que servirán para crear áreas de descanso informal, pequeñas gradas y zonas de juego. Estas eco-traviesas estarán ancladas entre sí y también al pavimento.

El espacio se completará con 27 sillas de madera de 60 centímetros de ancho y 16 bancos de entre 175 y 300 centímetros, además de tres mesas de juegos realizadas en hormigón, con tablero de ajedrez o parchís incrustado, y seis bolas de hormigón como elemento de paisaje, dos grandes y cuatro pequeñas, a lo que se sumarán cinco papeleras y una bomba para hinchar bicis de acero inoxidable.

El carril bici se delimitará mediante 59 separadores de goma horizontales y 57 balizas de plástico verticales. Además, se instalarán 67 barras aparca-bicis, en los espacios acordados.

PLAZAS DE APARCAMIENTO

La reurbanización de este corredor sostenible supondrá reducir a 150 las actuales 320 plazas de aparcamiento en la zona.

No obstante, el Consistorio llevará a cabo distintas labores de reordenación del tráfico en las calles adyacentes para aumentar el número de espacios de aparcamiento disponibles.

En concreto, se intervendrá en las calles Santa Vicenta María, adyacente a Doctor Juaristi, y en la calle Doctor José Alfonso. En ambos casos, la circulación pasará a ser de un único sentido, se eliminarán las plazas de aparcamiento en línea y se habilitarán nuevas en semibatería. En total, se conseguirán 110 plazas más.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un barrio de Pamplona se prepara para sufrir cambios que afectarán a sus vecinos y cambiarán sus calles