• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:23

 

 
 

PAMPLONA

El 'control' de los nuevos contenedores inunda de basura las calles del centro de Pamplona

Muchos vecinos del Ensanche se muestran reacios al nuevo sistema de recogida de residuos y dejan sus bolsas a los pies de los contenedores.

Bolsas de basura acumuladas en las inmediaciones de los nuevos contenedores implantados en el Ensanche de Pamplona que funcionan con tarjeta electrónica. MANCOMUNIDAD COMARCA DE PAMPLONA
Bolsas de basura acumuladas en las inmediaciones de los nuevos contenedores implantados en el Ensanche de Pamplona que funcionan con tarjeta electrónica. MANCOMUNIDAD COMARCA DE PAMPLONA

Las escenas de montones de basura agolpados en las inmediaciones de los contenedores empiezan a ser recurrentes en el Ensanche, desde que se implantara el nuevo sistema electrónico de recogida de residuos el pasado 2 de noviembre. 

Almacenadas sobre una caja de cartón, colgadas en uno de los laterales, en forma de montaña, dentro del contenedor de papel y cartón... cualquier opción parece ser válida para muchos vecinos que no se adhieren, por el momento, a la iniciativa de contenedores con apertura electrónica impulsada en la capital navarra y su cuenca.

"En Mendillorri o Sarriguren no hubo tanto problema, pero aquí ya ves la de mierda de hay", se sincera un informador medioambiental junto varias bolsas apiñadas a los pies de unos contenedores en la calle San Fermín.

Este trabajador recorre en bicicleta las calles del céntrico barrio para dar parte a la Mancomunidad de los problemas derivados del nuevo sistema de recogida de residuos y la aceptación de los usuarios.

"No es algo nuevo, siempre ha habido basura acumulada en la calle. Lo que pasa es que ahora entre los que no les ha llegado la tarjeta, los que directamente lo tiran al de papel hasta que se llene o aquellos que se niegan a usar este nuevo sistema, está todo desbordado", comenta el agente subcontratado por la MCP.

Tras la experiencia piloto llevada a cabo en Azpilagaña y Nuevo Artica desde 2018, la Mancomunidad decidió iniciar en octubre el despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores a toda la Comarca, que una vez finalizado, a mediados de 2023, dará servicio a 356.000 habitantes (94% de la población).

Ya sea por desgana, desconfianza o la edad avanzada de sus vecinos, la iniciativa no parece cuajar en el Ensanche. En apenas dos manzanas, la escena de basura fuera de su debido lugar de recogida se repite en varios puntos. A las puertas de un Eroski en la calle Tafalla las bolsas de resto y orgánico acampan a sus anchas por la carretera y junto a Carlos III, los residuos se distribuyen en hilera fuera de los contenedores.

Sin embargo, otros prefieren señalar a la sustitución de la llave universal y anónima por una tarjeta electrónica o app móvil asociadas a cada dirección que permite registrar los datos como la principal razón del desuso de los nuevos contenedores de orgánico y resto por parte de algunos pamploneses.

"Por lo general la gente la está utilizando -refiriéndose a la tarjeta electrónica para abrir los nuevos contenedores de orgánico y resto- pero hay bastante que piensa que existen conspiraciones detrás de todo esto y no quieren hacerlo", narra una informante del proyecto junto a la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Pamplona.

MULTAS DE HASTA 750€

Aunque las multas por dejar basura fuera de los contenedores ascienda hasta 750€, el paisaje junto al IES Plaza de la Cruz vuelve a reafirmar que a muchos vecinos no les debe preocupar la posible sanción.

Cartones y más bolsas de plástico aparecen en la calle, dificultando el objetivo de la Mancomunidad de incrementar en origen la separación  de la materia orgánica de los residuos.

En diferentes momentos del día, las diferentes calle del barrio almacenarán decenas de kilos de basura hasta que algún trabajador proceda a su retirada, devolviendo al lugar su aspecto habitual.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'control' de los nuevos contenedores inunda de basura las calles del centro de Pamplona