SOCIEDAD

Más de la mitad: la gran caída de la contaminación en el aire de Pamplona durante el estado de alarma

La contaminación urbana cae un 54% en Pamplona con el estado de alarma

 

Un ciclista en una de las vías verdes de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Un ciclista en una de las vías verdes de Pamplona. MIGUEL OSÉS

Un informe de Ecologistas en Acción indica que la contaminación del aire urbano ha descendido un 54% en Pamplona con el estado de alarma.

Para el colectivo ecologista, "la reducción drástica del tráfico se sigue traduciendo en una mejora sin precedentes de la calidad del aire en las ciudades españolas, muy por debajo de los límites legales y las recomendaciones de la OMS".

Por eso propone mantener "buenas prácticas como la compra de proximidad, el teletrabajo voluntario y la administración electrónica, rebajar el límite de velocidad en vías urbanas a 30 kilómetros por hora, potenciar la movilidad activa peatonal y ciclista, y garantizar el transporte público con una ley de financiación".

El informe analiza los datos oficiales de dióxido de nitrógeno (NO2) emitidos por los tubos de escape recogidos en 129 estaciones de medición repartidas entre las ciudades españolas con más de 150.000 habitantes y más de una estación del 14 de marzo al 30 de abril y en los diez meses anteriores.

De esta manera ofrece una foto fija de la calidad del aire urbano antes y después de la declaración del estado de alarma y las medidas de confinamiento.

Las conclusiones indican que en el caso de Pamplona el descenso de los niveles de contaminación es de un 54% de media entre sus 3 estaciones de medición, siendo la reducción del NO2 del 53% en la estación de tráfico de la Plaza de la Cruz, que es la que habitualmente alcanza niveles más elevados de este contaminante.

Sobre el conjunto del país indica que desde la declaración del estado de alarma se ha producido una reducción drástica de los niveles de contaminación atmosférica por NO2 en las principales ciudades, reducción que se ha cuantificado en un 58% de los niveles de contaminación habituales en estas fechas durante la última década.

Además la mejora de la calidad del aire es general, tanto en los centros urbanos como en las periferias, igual que son generales las medidas de limitación de la circulación adoptadas.

Tampoco se aprecian diferencias significativas entre las diversas prórrogas del estado de alarma, en las que se han aplicado restricciones de diversa intensidad, si bien la caída de la contaminación ha sido superior en el promedio del mes de abril (60%) que en la segunda quincena de marzo (55%).

Otras conclusiones apuntan que los niveles de NO2 registrados son los más bajos para los meses de marzo y abril de la última década en todas las ciudades y se mantienen muy por debajo del valor límite legal y la guía anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando en las estaciones de tráfico se superan frecuentemente.

Territorialmente se aprecia una menor reducción de la contaminación en las ciudades de la cornisa cantábrica, debido quizás a factores meteorológicos, mientras que las ciudades del litoral mediterráneo son las que más han rebajado los niveles de NO2, hasta concentraciones en ocasiones propias de estaciones rurales.

El informe de Ecologistas en Acción señala asimismo que las precipitaciones y la inestabilidad atmosférica predominantes durante la primavera también han contribuido de manera importante a mejorar la calidad general del aire, y al respecto agrega que éste ha sido el abril más lluvioso desde que se tienen registros y marzo fue también muy húmedo.

Aunque no son objeto del estudio, las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5) y el ozono también han disminuido de forma notable en la primera mitad de la primavera, a lo que ha podido contribuir la drástica reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOX), principal contaminante precursor del ozono, junto al tiempo inestable y lluvioso. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más de la mitad: la gran caída de la contaminación en el aire de Pamplona durante el estado de alarma