• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 15:37

 

 
 

RESTAURACIÓN

Lavado de cara al Puente de la Magdalena

Los trabajos de limpieza y mantenimiento del puente románico de Magdalena comienzan el jueves y se alargarán semana y media afectando al tránsito.

Puente de la Magdalena
Puente de la Magdalena

El próximo jueves 24 de septiembre comenzarán los trabajos de limpieza y mantenimiento del puente medieval de Magdalena, unas tareas que conllevarán su cierre al paso de peatones. El objetivo de esta intervención es eliminar la vegetación que crece en las juntas, reajustando  las uniones de las piedras y reponer los sillares que estén deteriorados o se hayan desprendido en los tajamares de esta infraestructura medieval.

El cierre para los peatones será de ocho de la mañana a seis de la tarde hasta principios de octubre, salvando el fin de semana, días en los que, por no realizarse trabajos, el puente estará abierto al tránsito. Las personas que quieran acceder al centro de la ciudad desde la Chantrea o el Camino de Santiago los días laborables podrán utilizar el puente contiguo.

Para realizar las labores previstas será necesario instalar andamios y colocar un camión desde el que puedan descolgarse operarios hasta los puntos pendientes de arreglo. Los trabajos en el puente de Magdalena son parte del contrato de mantenimiento de murallas del Ayuntamiento de Pamplona adjudicado a Construcciones Zubillaga S.A. que incluyen, no sólo el conjunto fortificado de Pamplona (murallas y Ciudadela), sino también los puentes medievales de la ciudad: Magdalena, San Pedro –recientemente intervenido-, Santa Engracia y Miluce.

Tras la restauración de gran parte del perímetro fortificado, a excepción del Baluarte de Parma, el Consistorio trabaja en su conservación y mantenimiento con labores de limpieza, reparación de

elementos de cantería o ladrillo; arreglo y limpieza de la señalización, además de realizar trabajos auxiliares vinculados como albañilería, jardinería o instalaciones en el entorno de las murallas.

UN PUENTE ROMÁNICO MONUMENTO HISTÓRICO ARTÍSTICO

El Puente de Magdalena es posterior en el tiempo al recientemente intervenido Puente de San Pedro, ya que seguramente en su momento se construyó como refuerzo para casos de crecida, ya que el segundo tiene la margen derecha bastante baja. El puente de Magdalena, o al menos parte de él, según recoge en su estudio monográfico “Los puentes de Pamplona” Leoncio Urabayen, podría datar del siglo XI, ya que los pilares sobre los que se asientan los arcos serían de una época contemporánea al puente de Puente la Reina (Románico); no así los seis arcos que sustentan la calzada, que habrían sido reconstruidos en un momento posterior.

El puente, que en su parte central se eleva unos siete metros sobre el nivel del Arga y tiene unos cinco metros de anchura, presenta cinco arcos abiertos y uno cegado. Entre los abiertos el central tiene unos 15 metros de abertura; a sus lados se disponen otros dos de 10 y 12 metros, respectívamente, ligeramente apuntados. La diferencia entre la altura del arco central y los dos laterales es lo que dan al puente su característico aspecto de “joroba”.

Cerrando el puente hay dos arcos más, estos de medio punto, y de unos dos metros de anchura. Se puede apreciar, además, un arco cegado de forma ligeramente apuntada en el acceso de la margen izquierda que, según Urabayen, habría servido para dar paso a los troncos que se transportaban por el cauce. Sobre los pilares y entre los arcos se abren otras tres ventanas para aliviar la presión del agua sobre esta infraestructura en las crecidas. El puente presenta en su arranque un crucero.

El Puente de Magdalena fue declarado Monumento Histórico Artístico nacional en noviembre de 1939 junto con la parte subsistente de las murallas de Pamplona, el Fuerte del Príncipe y los puentes de San Pedro y de Miluce.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Lavado de cara al Puente de la Magdalena