PREMIUM  SAN FERMÍN

Pamplona elimina el Chupinazo de San Fermín: una votación popular decidirá cómo se inician las fiestas

Estas son las seis propuestas de los grupos municipales de Pamplona para sustituir el tradicional disparo del cohete desde el consistorio el 6 de julio.

Una foto que no se volverá a repetir, el ambiente previo al Chupinazo en la plaza del Ayuntamiento durante el inicio de los Sanfermines del 2018. DANIEL FERNÁNDEZ
Una foto que no se volverá a repetir, el ambiente previo al Chupinazo en la plaza del Ayuntamiento durante el inicio de los Sanfermines del 2018. DANIEL FERNÁNDEZ  

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (Bildu), ha comunicado ya a los portavoces de todos los grupos municipales que los próximos Sanfermines no se iniciarán con el tradicional disparo del Chupinazo desde el balcón del consistorio.

La decisión ha sido tomada a propuesta del grupo municipal de Aranzadi-Podemos y de su concejal Armando Cuenca, al entender que la aglomeración de personas en la plaza del Ayuntamiento el 6 de julio va en contra de la amabilización diseñada para el centro de la ciudad. "Tanta gente ahí metida para esa cosa absurda es como una ratonera, y eso sólo lo hemos pensado para los coches, no para las personas", ha asegurado el concejal extremeño, preocupado por sus dificultades para caminar entre el ayuntamiento y Katakrak, el único recorrido que efectúa cada día en Pamplona.

A partir de ahora, el consistorio pamplonés va a proponer a los vecinos que participen en una votación popular sobre cómo es mejor iniciar las fiestas sin que se pierda la esencia "del estallido de júbilo y pasión" que desataba el Chupinazo de San Fermín, que desde hace más de 50 años se lanzaba desde el balcón del Ayuntamiento y era seguido por miles de personas en todo el mundo.

Cada grupo municipal de Pamplona ha entregado ya sus propuestas y estas son las posibilidades para poder elegir el nuevo inicio de los Sanfermines.

  • Bildu: bertsos, zanpantzar y txalaparta. La propuesta del grupo del alcalde pasa por el paseo por las calles del centro de Pamplona de los Joaldunak de Ituren y Zubieta en una kalejira que terminaría en las txoznas de la plaza de los Ajos. "Nos parece que esa es la verdadera esencia de San Fermín, unas cuantas fotos de presos y el pañuelo de cuadros en lugar del rojo", han asegurado los abertzales en su propuesta a los vecinos.
     
  • UPN: chistorrada en la plaza del Castillo. Para Enrique Maya, una vez admitido que no hay vuelta atrás en el lanzamiento del Chupinazo, lo más apropiado sería celebrar una gran chistorrada en la plaza principal de la ciudad. "Vamos a proponer también un concurso de jotas y una suelta de vaquillas en la plaza. No hay nada más navarro", ha asegurado el portavoz regionalista, que espera obtener el beneplácito de los pamploneses.
     
  • Geroa Bai: una charla de Innenarity. El partido de la presidenta Uxue Barkos ha propuesto que el filósofo bilbaíno Daniel Innenarity abra las fiestas con una charla titulada La humanidad amenazada: gobernar los riesgos globales. Según la portavoz del grupo, Itziar Gómez, ya es hora de que los pamploneses cambien el estilo de su fiesta llena de juerga y desenfreno, y tomen nota del estilo de Bilbao: "Queremos que los Sanfermines sean una gran Aste Nagusia; toda la parafernalia de San Fermín, con esas pintas y esa manera de vestir, sobran. Ese es nuestro objetivo", ha mantenido Gómez.
     
  • Aranzadi-Podemos: recorridos en bici y sesiones sobre el patriarcado. Los concejales de la formación populista han avanzado que su meta es que todo el mundo acuda en bicicleta para dar comienzo a las fiestas. "Creemos que es el camino y que incluso se podrán hacer pequeñas carreras por la calle Estafeta para sustituir los encierros", han asegurado desde el grupo municipal, que avanza también sesiones sobre el patriarcado. "Pamplona, sus tradiciones y los Sanfermines son algo a desterrar, lo eliminaremos todo. No va a quedar nada, ni Pío XII ni Sanfermines", dice la propuesta de Armando Cuenca.
     
  • PSN: sesiones de Yoga a cargo de Maite Esporrín. Los socialistas han criticado duramente la eliminación del Chupinazo y han propuesto una gran clase de yoga en toda la avenida de Carlos III. La propia concejal socialista llevaría la batuta y animaría a los pamploneses a tomarse con más calma el 6 de julio. "No descarto meter también algo de zumba para contrarrestar la paz interior, ya que es el primer día de San Fermín", ha explicado Esporrín.
     
  • Izquierda-Ezkerra: lo que diga Bildu. La única concejala en Pamplona de IE ha explicado que, tras consultar en el partido alguna posible fórmula para iniciar los Sanfermines, mantendrán su política del resto de la legislatura: votar exactamente lo mismo que Bildu y el nacionalismo vasco. "No queremos que se enfaden, y nuestro parlamentario quiere seguir tomando txikitos por el Casco Viejo sin dificultades. Tampoco es cuestión de enfadarlos", han aseverado.
     

Las propuestas de los grupos políticos ya se pueden votar en la siguiente página web por todos los pamploneses.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona elimina el Chupinazo de San Fermín: una votación popular decidirá cómo se inician las fiestas