PREMIUM  PAMPLONA

Unos 16.000 vecinos de un barrio de Pamplona estrenarán un moderno y eficiente centro de salud

La edificación, de nueva construcción, acogerá también el servicio de Salud Mental para este sector sanitario de Pamplona.

El nuevo centro de salud de Lezkairu que se construirá en los próximos años en Pamplona. GOBIERNO DE NAVARRA
El nuevo centro de salud de Lezkairu que se construirá en los próximos años en Pamplona. GOBIERNO DE NAVARRA  

El Gobierno de Navarra ha aprobado la autorización para licitar las obras de construcción del edificio que albergará el nuevo Centro de Salud de Lezkairu y el Servicio de Salud Mental para este sector sanitario de Pamplona, con un presupuesto global cercano a los 7 millones de euros, y con un plazo de ejecución de dos años.

Las obras se adjudicarán previsiblemente en el primer semestre de este 2019 y comenzarán a ejecutarse antes de finalizar el año. Tendrán una duración aproximada de 24 meses.

El Servicio Navarro de Salud (SNS) adjudicó en marzo de 2018 la redacción del proyecto y la dirección de obra a la empresa Alonso, Hernández y Asociados Arquitectura S.L. La obra asciende a un importe total de 6.913.625 euros.

EDIFICIO CON DISEÑO MODERNO Y PERSONALIDAD PROPIA

Según el proyecto redactado, el futuro edificio estará situado en el cruce entre la avenida Juan Pablo II y la calle Cataluña, junto al parque Alfredo Landa de Lezkairu. Contará con tres plantas y sótano, con una superficie total de 3.541 metros cuadrados.

Será un edificio de consumo casi nulo, con calificación energética A, que garantizará el máximo confort a la persona usuaria, y compatible con el máximo ahorro energético y la protección del medio ambiente.

A la hora de adoptar el sistema de envolvente térmica, se han tenido en cuenta, además de las exigencias básicas del Código Técnico de la Edificación (CTE), principalmente, la facilidad constructiva, la estandarización, la sostenibilidad, la economía, y la minimización de la energía embebida, esto es, la energía total consumida en la construcción del proyecto –lo que incluye la energía empleada en la fabricación de los materiales, el transporte de estos y la utilizada por la maquinaria durante la ejecución de la obra-. Así, los requerimientos mínimos de los cerramientos, de las particiones interiores, y de los cristales que conforman la envolvente del edificio son iguales o superiores a los determinados en la exigencia de la limitación de la demanda energética del CTE, y correspondientes a la zona climática de Pamplona.

Será un edificio fácilmente reconocible y perfectamente integrado en el entorno. De cara al exterior, se trata de un edificio de pequeño tamaño rodeado de edificaciones mucho más altas. En volumen, la propuesta se asemeja a un poliedro rectangular apoyado sobre una base de hormigón, y en fachada, estará revestido de una chapa de aluminio que aportará una imagen neutra, propia de un uso sanitario.

Con dos accesos bien diferenciados, el Centro de Salud de Atención Primaria abarcará la planta baja y la primera planta, y el Centro de Salud Mental se situará en la segunda planta.

Tal y como se recoge en el proyecto, la edificación dispondrá de un patio interior en la planta baja, lo que permitirá al edificio comunicar todos los niveles tanto en vertical como en horizontal, y dotarse de una entidad única. Los principales usuarios de este patio serán las y los pacientes infantiles que acudan al Área de Pediatría inmediatamente adyacente a este.

ATENCIÓN PRIMARIA PARA 16.000 PACIENTES

El futuro Centro de Salud de Atención Primaria, con una superficie útil de 2.284,78 metros cuadrados, atenderá a 16.000 potenciales pacientes, esto es, la población estimada del nuevo barrio de Lezkairu, 11.600 personas adultas y 4.4000 menores.

El centro contará con la misma cartera de servicios que el resto de centros de saludde Atención Primaria de la Comunidad Foral, servicios que son dinámicos para adaptarse a las necesidades y demandas de la población y en consonancia con los avances científico-técnicos.

La atención a las y los pacientes se desarrollará tanto de manera presencial como no presencial, así como a domicilio. Y dispondrá de consultas de atención para pacientes adultos y para pediatría, tanto de medicina como de enfermería y trabajo social además de consultas de urgencias, extracciones, botiquín y pruebas complementarias; espirometría, Monitorización Ambulatoria de Presión Arterial (MAPA), cirugía menor y ecografía; además de las actividades relacionadas con la prevención y promoción de la salud.

Asimismo, desde el servicio de admisión podrán atender las necesidades de citación, información y gestión de trámites burocráticos relacionados, que actualmente se prestan en el resto de centros de Atención Primaria.

En cuanto a la plantilla prevista, se adaptará a las necesidades de la población según los criterios establecidos por la Gerencia de Atención Primaria hasta llegar a un máximo según la previsión poblacional: 7 médicos/as de familia, 5 pediatras, 12 enfermeros/as, 1 trabajador/a social y 6 administrativos/as.

MIL METROS CUADRADOS PARA SALUD MENTAL

El futuro centro de Salud Mental tendrá una superficie útil de 1.028,93 metros cuadrados, en la que atenderá a las y los 68.688 pacientes que actualmente se adscriben al Sector de Salud Mental IIA Milagrosa y a los 16.000 vecinos que conforman la población prevista en el barrio.

Este nuevo servicio dispondrá de consultas, salas de grupos, área de admisión, y botiquín. Y contará con profesionales de: Psiquiatría, Psicología, Enfermería, Trabajo Social y personal administrativo, así como de profesionales en formación: Médico Interno Residente (MIR), Psicólogo Interno Residente (PIR) y Enfermero Interno Residente (EIR).

Ambas zonas, tanto la destinada a Atención Primaria como la de Salud Mental, contarán, también, con sendas áreas de trabajo interno y sus propios locales de apoyo (vestuarios, almacenes, salas técnicas, etc.)


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Unos 16.000 vecinos de un barrio de Pamplona estrenarán un moderno y eficiente centro de salud