PREMIUM  PAMPLONA

Al centro, sin coche: Pamplona retringe sus aparcamientos en el Casco Viejo y en el Ensanche, que serán exclusivos para residentes

Asimismo, se colocarán 12 cámaras de vigilancia para controlar el tráfico del Casco Antiguo. 

Avenida San Ignacio de Pamplona.
Avenida San Ignacio de Pamplona.  

El Ayuntamiento de Pamplona va a restringir el aparcamiento de los vehículos en algunas de las calles del centro de la ciudad. Así se ha comunicado esta mañana desde el propio consistorio y durante una rueda de prensa, entre otras medidas de un proyecto que busca "amabilizar" el Casco Antiguo y el Ensanche de la capital foral. 

Como tal, a partir de mediados de 2017 y de cara a las próximas fiestas de San Fermín, los aparcamientos del Casco Antiguo y Ensanche delimitarán su ocupación sólo a aquellas personas que sean residentes en estas zonas. 

Afectarán al aparcamiento en la zona del I y II Ensanche. El área delimitada por el paseo de Sarasate, San Ignacio y las avenidas de Yanguas y Miranda y Conde Oliveto, así como todo el I Ensanche, estarán reservadas para el aparcamiento de personas con tarjeta de residente de los sectores 1 y 2.

Pasarán, por tanto, de zona azul a zona verde, exclusiva para residentes durante todo el día, todos los días del año.

Esas obras menores consisten en cambios en la señalización horizontal y vertical, nuevo pintado de las plazas de aparcamiento para modificar su color de azul a verde, tapar parquímetros, eliminar aparcamientos de motos y coches en las zonas afectadas, la colocación de mobiliario como cierre de calles que se van a peatonalizar para evitar la circulación o la eliminación de isletas.

El presupuesto estimado de estas obras asciende a unos 500.000 euros.

Además, se peatonalizarán otras dos calles de zona, la calle Bosquecillo y la calle General Chinchilla, que se ganarán como espacios para peatones y bicicletas. Su tráfico actual se derivará por Navas de Tolosa en el caso de calle Bosquecillo y, en el caso de General Chinchilla, se restringirá al tráfico al igual que las calles adyacentes de Padre Moret o el tramo de Navas de Tolosa frente al Parlamento.

12 CÁMARAS DE VIGILANCIA

Asimismo, este mes de diciembre se licitará y colocará de forma experimental el sistema de cámaras en el Casco Antiguo para controlar los accesos de vehículos autorizados.

Habrá doce puntos de control en calle Mayor, Nueva, San Antón, paseo de Sarasate a Navas de Tolosa y desde San Ignacio, Espoz y Mina, Estafeta, frontón Labrit, San Agustín, Portal de Francia, Santo Domingo y lateral del departamento de Educación. El presupuesto es de 176.331,33 € y se cargará a la partida de “nuevas instalaciones” dentro del contrato de instalaciones semafóricas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Al centro, sin coche: Pamplona retringe sus aparcamientos en el Casco Viejo y en el Ensanche, que serán exclusivos para residentes