• lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

PAMPLONA

El cementerio de Pamplona estrenará un nuevo horno crematorio en 2023 para evitar retrasos

Con el nuevo horno se podrá llegar a duplicar el número de cremaciones diarias. 

El horno crematorio estará operativo en 2023. CEDIDA
El horno crematorio estará operativo en 2023. CEDIDA

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha acordado, en su sesión de este lunes, adjudicar la adquisición y las obras de instalación de un nuevo horno crematorio para el cementerio municipal de San José por un importe total de 297.600,13 euros.

El objetivo es que este segundo horno esté listo en el primer trimestre del próximo año, de forma que se pueda duplicar el número de cremaciones diarias.

La adjudicación se ha realizado con una rebaja de 540 euros con respecto al precio máximo de licitación, fijado en 298.140,66 euros. La empresa adjudicataria, Erki Construcción Sostenible, ha sido la única que presentó una oferta para esta obra, que pretende mejorar la eficiencia del servicio de cremación del cementerio, ya que el horno que ahora se va a sustituir tiene ya casi 20 años.

El horno actual fue adquirido en 2003, y venía a complementar al primero que se instaló en la ciudad, en el año 2000. Ambas instalaciones tenían una capacidad individual de cuatro cremaciones diarias. El desgaste provocado por el uso, y la búsqueda de una mayor eficiencia energética y capacidad, ya motivó la sustitución del primer horno a finales de 2021, ha indicado el Ayuntamiento.

Ahora se iniciarán las obras para el segundo, de forma que, cuando esté operativo, además de aumentar la capacidad de cremación si las circunstancias así lo requieren, también mejorará la tecnología y se reducirá la emisión de gases al exterior.

Las tareas de sustitución del actual horno durarán cuatro meses, de forma que podrá estar listo para el primer trimestre del próximo año. La empresa adjudicataria se encargará, por un lado, del suministro del horno y, por otro, de la obra necesaria para su instalación.

Las obras que hay que acometer en el recinto incluyen, además de las actuaciones para la recepción del horno, la reforma de la sala del antehorno, por la que se introducen los féretros. Igualmente, se actuará en las instalaciones de gas y electricidad en ambas salas, para ajustarlo a la normativa vigente. Se calcula que la vida útil del nuevo horno rondará los 20 años.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cementerio de Pamplona estrenará un nuevo horno crematorio en 2023 para evitar retrasos