PAMPLONA

Abren en Pamplona las primeras discotecas tras el coronavirus: la pista de baile se sustituye por mesas y sofás

Canalla abre las puertas este mismo jueves después de más de tres meses de cierre obligado por la crisis sanitaria del coronavirus. 

Nueva disposición de la Discoteca Canalla para su reapertura, con mesas y sofás en la pista de baila guardando la distancia entre ellas. FOTO CEDIDA CANALLA
Nueva disposición de la Discoteca Canalla para su reapertura, con mesas y sofás en la pista de baila guardando la distancia entre ellas. FOTO CEDIDA CANALLA  

Las discotecas Canalla e Indara de Pamplona vuelven a abrir sus puertas este mismo jueves 25 tras más de tres meses cerradas por la crisis sanitaria del coronavirus.

Se trata de de las primeras discotecas de Navarra que retoman la actividad en el escenario de la nueva normalidad. Para cumplir con los requisitos sanitarios exigidos ambas han reestructurado la disposición de sus locales. 

En el caso de Canalla, en la avenida de Bayona, se mantiene la zona de barra, a la que se puede acceder con la entrada habitual, y se sustituye la pista de baile por mesas y sofás para reservados.

Un total de 16 espacios diferenciados, con capacidad para diez personas cada uno, que pueden ser reservados en dos turnos en función de su horario: de 00:00 a 03:00 y de 03:00 a 06:30 de la madrugada.

“Apostamos por esta fórmula para asegurar el distanciamiento social entre grupos”, explica Carlos Tabar Gómara, de 39 años de edad y socio de la discoteca Canalla.

Otras medidas de seguridad tomadas por la empresa son el uso de mascarillas en las zonas de tránsito y espacios comunes o la diferenciación de puertas de entrada y de salida para evitar el cruce de personas.

La disminución por ley del aforo al 75% supone una menor facturación. Sin embargo, Canalla ha decidido mantener el mismo número de trabajadores.

Según explica Tabar, que es también presidente de la Asociación de Salas de Fiestas, Baile y Discotecas de Navarra, alrededor de 400 personas trabajan en discotecas en nuestra comunidad.

Por ello, y porque “la gente tiene ganas de fiesta”, también se mantiene la programación habitual: abrirá jueves, viernes y sábado esta semana.

El responsable de la sala apela al sentido común de los usuarios: “Nosotros podemos tomar las medidas de seguridad necesarias pero está en las manos de cada cliente actuar de forma responsable”

En el caso de la sala Indara junto a la estación de autobuses Pamplona. Lo hará también con aforo limitado y su propuesta es la reserva de mesas altas sin sillas, para poder bailar junto al mismo grupo de amigos. 

Indara también exige la mascarilla para acceder al local, aunque puede dejar de usarse una vez en la mesa reservada. Además, señalan, se llevarán a cabo distintos procesos de desinfección durante toda la noche. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Abren en Pamplona las primeras discotecas tras el coronavirus: la pista de baile se sustituye por mesas y sofás