PAMPLONA

Asirón cambia unilateralmente el nombre de la avenida del Ejército y da "un paso más en su estrategia anti española"

El nombre de avenida del Ejército fue aprobado en el pleno del 26 de septiembre de 1963 para honrar al Ejército Español.

La avenida del Ejército de Pamplona en una imagen de tráfico nocturno en la ciudad. PABLO LASAOSA
La avenida del Ejército de Pamplona en una imagen de tráfico nocturno en la ciudad. PABLO LASAOSA  

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, cambiará el nombre de la popular avenida del Ejército, según ha confirmado el primer edil en la Junta de Portavoces celebrada en el Consistorio pamplonés durante este lunes.

En su lugar, el alcalde Asirón ha elegido el nombre de Catalina de Foix.

Catalina I de Navarra Foix Grailly Béarn (1470-1517), reina de Navarra en 1483, sucedió en el trono de Navarra a su hermano Francisco Febo.

En julio de 1512 fue desalojada del trono navarro cuando Fernando el Católico propició el cambio dinástico a su favor. Catalina de Foix murió el 12 de febrero de 1517 en Mont-de-Marsan.

De hecho, se dice que la reina Catalina murió de tristeza ante la negativa de Carlos I de Castilla de devolverle el trono de Navarra. Sin embargo, en sus últimas palabras, Catalina pidió que llevaran su cuerpo y el de su esposo a Pamplona. No obstante sus restos descansan en la catedral francesa de Lescar.

El nombre de avenida del Ejército fue aprobado en el pleno del 26 de septiembre de 1963 para honrar al Ejército Español. Tres años después, las autoridades de la época realizaron la inauguración simbólica de este tramo del callejero pamplonés que comprende desde la calle de Yanguas y Miranda a la plaza Juan XXIII, en paralelo al frontal de la Ciudadela.

El 23 de julio  de 1966 se cortó la cinta y se descubrió la placa con el título de la nueva vía, instalada provisionalmente en la tapia del Cuartel de Ingenieros.

En septiembre de 1971 se rellenaron los fosos próximos al antiguo portal de la Taconera, y en los meses sucesivos se trabajó hasta que un año después se abrió al tráfico esta importante avenida que atraviesa parte de la ciudad.

UPN: "EL ALCALDE IMPRIME SU OBSESIÓN BATASUNA"

Una decisión que el portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha tachado de “irresponsable, malintencionada, absolutamente sectaria y divisora”.

Además, ha criticado que “el alcalde imprima sus obsesiones batasunas en el callejero municipal, creando problemas donde no los hay y poniendo su ideología nacionalista radical por encima de la historia de nuestra ciudad y de la voluntad de la inmensa mayoría de los pamploneses”.

El regionalista ha recordado que “con apenas un 15% de los votos Asirón ha pasado toda la legislatura comportándose como un rey absolutista que sólo responde ante los suyos, que son para quienes gobierna, olvidándose del otro 85% de los pamploneses”.

Maya ha recordado que la Avenida se abrió paso en el inicio de los años 70 en los terrenos anteriormente propiedad del ejército, en una operación consecutiva a la cesión que éste hizo de la Ciudadela. Así, ha afirmado que “en casi 50 años esta denominación lógica desde el punto de vista histórico y de la evolución de la ciudad no ha causado problema alguno que justifique un cambio únicamente motivado por los prejuicios anti españoles y anti navarros del alcalde y de su formación”.

En este sentido, ha recordado que “los ataques al ejército de nuestro país han sido una constante de ETA-Batasuna desde sus inicios, intentando su expulsión de nuestra tierra y llegando incluso al asesinato de sus miembros”.

“Hoy, Asirón da un paso más en la estrategia anti española y anti foral de Bildu”, ha subrayado.

Maya, que ya ha mostrado su tajante oposición en la Junta de Portavoces en la que el alcalde ha anunciado la decisión ya tomada de forma unilateral, ha criticado también que “para llevar a cabo este cambio, Asirón utilice un personaje histórico de nuestro viejo reino”.

“Manosear de esta manera nuestra historia con el único fin de justificar su sectarismo demuestra una vez más el bajísimo nivel democrático de Asirón, incapaz de trabajar por el futuro de nuestra ciudad y dedicado a generar divisiones entre los pamploneses”, ha destacado. “¿No hay problemas más importantes en la ciudad? ¿No hay proyectos ilusionantes que puedan unir a todos los pamploneses en lugar de dedicar el tiempo a obsesiones como esta?”, se ha preguntado.

Por último, Enrique Maya ha afirmado que “Pamplona y su alcaldía le vienen muy grande a Asirón y a Bildu” y ha explicado que “el hartazgo de la inmensa mayoría de la ciudad y las malas perspectivas electorales de su formación le están obligando a una huida hacia delante en la que demuestra que no le importa el futuro de Pamplona, sino únicamente el de Bildu y el de su proyecto separatista”.

PSN LAMENTA LA FALTA DE CONSENSO

También el grupo municipal del PSN ha rechazado la decisión de Asirón de cambiar el nombre a la avenida. Una decisión que "se toma al margen de cualquier consenso y dialogo previo", han señalado los socialistas en un comunicado.

"El único fin es el de menospreciar y hacer desaparecer del callejero pamplonés a una Institución que representa al Estado", han afirmado.

Además, han indicado que la reina Catalina de Foix ha sido utilizada "como arma arrojadiza contra el ejército" e insta a reconocerla de otra manera "ajena a cualquier polémica".

"Con esta nueva decisión, queda claro que Asirón está dispuesto a acabar su mandato haciendo prevalecer su interés partidista y nacionalista a cualquier otra consideración", han terminado los socialistas de Pamplona.

PP: "ASIRÓN FASTIDIA LA VIDA DE LA MAYORÍA"

Por parte del Partido Popular de Navarra, Ana Beltrán ha criticado la decisión del alcalde de Pamplona y le ha exigido que dé marcha atrás en su propuesta, que solo busca crear confrontación y buscar conflictos donde no los hay.

“El nombre de la Avenida del Ejército es histórico en Pamplona, no supone ningún problema para nadie, y es un reconocimiento al hecho de que se hizo en terrenos del Ejército en su momento”, recuerda la presidenta del Partido Popular de Navarra, Ana Beltrán.

“La actitud y la decisión unilateral de Asirón demuestra una vez más que lleva toda la legislatura pensando solo en los suyos, gobernando para unos pocos, y fastidiando la vida de la mayoría de los pamploneses”, asegura.

“Más le valdría al alcalde preocuparse por el caos que sus obras y su “amabilización” están creando en Pamplona y olvidarse de cambiar el nombre de una calle que a nadie molesta”, afirma Beltrán, que defiende la posición del PPN hacia el trabajo realizado por el Ejército en pro de los navarros.

Cs CRITICA LA "OBSESIÓN ANTIESPAÑOLA" DE ASIRÓN

Por su parte, Fernando Sesma, coordinador de Ciudadanos (Cs) Pamplona, ha afirmado que “la obsesión antiespañola e identitaria de Asirón forma parte de su ocaso como alcalde de Pamplona”.

Según Sesma, “la falta de políticas en favor de la ciudadanía ha dado paso a una amalgama de ocurrencias plagadas de sectarismo de un Ayuntamiento que está más preocupado por cambiar los nombres de las calles que no le gustan que por las necesidades de los pamploneses”.

En este sentido, el coordinador de Cs Pamplona ha explicado que “esta nueva decisión arbitraria no es ninguna reivindicación de la ciudadanía y que surge sin ningún tipo de consenso y por la vía de la imposición tan propia de este Ayuntamiento y de Bildu en particular”.

En palabras de Sesma, “para Asirón todo lo que huele a España debe ser eliminado de la manera más absurda y sectaria antes de que la ciudadanía con su voto dé la espalda definitivamente a un alcalde que, con tan solo el 15% de los sufragios, pretende imponer en Pamplona el nacionalismo más radical”

OTRO CAMBIO DE NOMBRE EN PAMPLONA

En la misma Junta de Portavoces se ha dado a conocer el cambio de nombre de ‘Ronda Catalina de Foix’ por ‘Ronda de la Real Cancillería’. Para ello se ha tenido en cuenta que el vial está junto al Palacio Real, Archivo General.

La construcción de dicho palacio la inició Sancho VI el Sabio, primer rey que se intitula como "Rex Navarre" -hasta ese momento los reyes se denominaban "de Pamplona"- y dota al reino de un moderno sistema administrativo.

Entre las funciones importantes de la administración real se encuentra la de la expedición y control de los documentos, desarrollada por la Cancillería Real, sita en la sede real. Hoy ese lugar es la sede del Archivo Real de Navarra, custodio de los documentos producidos por la institución real, tal y como recoge el informe del Archivo Municipal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón cambia unilateralmente el nombre de la avenida del Ejército y da "un paso más en su estrategia anti española"