• miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:08

 

 
 

PAMPLONA

Así se transformará la calle Bosquecillo de Pamplona: sin aceras y nexo del Casco Antiguo

Con las obras de reurbanización se eliminarán las jardineras de obra, se ubicarán tres nuevas zonas de estancia y diverso mobiliario urbano, y se modificará el carril-bici.

Calle Bosquecillo de Pamplona, que será reurbanizado proximamente. PABLO LASAOSA
Calle Bosquecillo de Pamplona, que será reurbanizado proximamente. PABLO LASAOSA

La calle Bosquecillo será una plataforma única, sin aceras y permeable en vistas y comunicaciones a los parques que divide. Con las obras de reurbanización se eliminarán las jardineras de obra, se ubicarán tres nuevas zonas de estancia y diverso mobiliario urbano, y se modificará el carril-bici existente, creándose un espacio de coexistencia señalizado. Con el proyecto de intervención, firmado por técnicos municipales, el Consistorio pretende reforzar el carácter peatonal de la calle en su sentido longitudinal y permeabilizar la comunicación, tanto física, como visual transversal, entre el parque de la Taconera y la zona del Bosquecillo.

Estas son las líneas generales de la reurbanización de la calle Bosquecillo que esta mañana ha presentado el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, después de que esta mañana la Junta de Gobierno Local aprobara la licitación de las obras por un importe inicial de 1.377.973 euros. La intervención va a ser posible gracias al acuerdo presupuestario alcanzado por los grupos municipales de Navarra Suma y Socialistas del Ayuntamiento de Pamplona para 2021.

Lo previsto es que las obras comiencen en 2022. Con carácter previo al inicio de las obras se han realizado tres catas arqueológicas con la autorización y seguimiento de la Institución Príncipe de Viana; y en el transcurso de las obras se realizará el correspondiente seguimiento arqueológico. Esta reurbanización y peatonalización forman parte de la estrategia ‘Go Green Pamplona’ de lucha contra el cambio climático en la ciudad.

La intervención busca reforzar la comunicación longitudinal de los peatones, de los peregrinos del Camino de Santiago y de las bicicletas, para unir la entrada al Casco Antiguo de Pamplona por la zona de calle Mayor y el paseo enfrente de la iglesia San Lorenzo, con la calle Navas de Tolosa y el arranque del parque de Antoniutti. Esta calle debe su nombre a un acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Pamplona de 1972, aunque el espacio, muy concurrido, ya tenía ese topónimo en la costumbre popular desde muy antiguo.

Una calle amable para el paseo y la estancia

La calle Bosquecillo será una plataforma pavimentada única de una anchura de 10 metros (la zona de la calzada actual), eliminando las aceras existentes y las jardineras longitudinales que albergan setos, para así romper barreras transversales, abrir vistas y comunicaciones con los dos parques. Además, se repondrán los ejemplares de arbolado que estén enfermos o sean de especies poco adecuadas y la alineación de arbolado en su lado norte se integrará en nuevos parterres similares a los del Parque de la Taconera, para así unificar el diseño y acercar y relacionar la nueva zona pavimentada con el parque.

También se crearán tres pequeñas zonas de estancia en los lugares estratégicos más utilizados por los peatones. El primero frente al Portal de San Nicolás, creando espacio que comunica un eje pavimentado del Bosquecillo con el paseo que discurre, en el parque de la Taconera, desde el arco a la estatua de Gayarre. Los otros dos estarán próximos a los extremos de la calle; uno junto al paso de peatones próximo a la calle Navas de Tolosa y el otro en la zona cercana a la acera de la avenida de Guipúzcoa (al lado de “el Paraguas”), enfrente a otro de los ejes y visuales que se abren hacia el parque de la Taconera.

Homogeneizar zonas verdes y mejorar servicios

La calle Bosquecillo, de 170 metros de longitud y 15 de anchura une en su extremo noreste la salida del Casco Antiguo (calle Mayor y plaza Recoletas), en el inicio de la avenida de Guipúzcoa enfrente de la Iglesia de San Lorenzo, con su extremo sur oeste en el final de la calle Navas de Tolosa. Actualmente esta vía separa dos ámbitos y tipologías de parques muy diferenciados: el Parque de la Taconera con sus jardines geométricos y ejes peatonales con localización de estatuas y elementos ornamentales de diseño inicial del siglo XIX y la zona del Bosquecillo (trasera del actual hotel Tres Reyes) que constituye una amplia y sombría zona con numeroso arbolado. La intervención de supresión de jardineras longitudinales en ambas zonas, muy próximas a los arranques de los árboles, y el diseño de un nuevo conjunto de parterres, atenuará esa dicotomía.

En conjunto las obras regularizarán y ordenarán los elementos de la urbanización: franjas del pavimento, sumideros de recogida de agua y ordenación de las farolas, zonas de paso y estancia. La pavimentación se hará en piedra calcarenita con acabado abujardado en diversos tamaños, trasladando una imagen similar a la que mantiene el resto del Casco Antiguo. Además, las obras pretenden la mejora de las instalaciones de recogida de aguas pluviales con un nuevo colector a lo largo de la calle y una alineación de sumideros en el eje longitudinal de la calle.

La red de alumbrado se reorganizará y regularizará con una nueva canalización. Se recolocarán las mismas farolas existentes (11 tipo “báculo de San Fermín”) para mantener la unidad de elementos ornamentales que hay en los dos parques. Además, en toda la zona se instalará diverso mobiliario urbano compuesto de bancos y sillas en las zonas de estancia en el lado sur, una fuente y se distribuirán papeleras a lo largo de la calle, siempre coincidiendo en las zonas de las franjas transversales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así se transformará la calle Bosquecillo de Pamplona: sin aceras y nexo del Casco Antiguo