PAMPLONA

Pamplona contará con 300 cajas-nido y refugios para 'acoger' a la elegida como nueva "ave del año"

Se reactiva la instalación de refugios en colaboración con colegios: la pandemia suspendió los talleres, pero favoreció la reproducción de aves.

La caja nido que han colocado para el cernícalo vulgar en el minizoo de la Taconera AYUNTAMIENTOI
Una caja nido colocada en la Taconera para acoger al cernícalo vulgar. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El vencejo ha sido elegido como 'Ave del año' por la Fundación SEO-Birdlife. De la familia de las golondrinas, este pájaro migrante pasa la mayor parte de su vida en el aire. Únicamente se posan para poner los huevos, incubarlos y criar a sus polluelos. A Pamplona llegan alrededor del mes de abril y el Ayuntamiento ha decidido ayudarles a encontrar acomodo gracias a su programa de instalación de cajas-nido-refugios conveniado con la Fundación Ilundain-Haritz Berri.

Según el Ayuntamiento, el vencejo es un ave importante en el entorno urbano ya que se alimenta de pequeños insectos voladores, "lo que permite reducir el uso de insecticidas en los parques y jardines y fomentando doblemente la biodiversidad".

Hasta la primavera y en colaboración con los centros escolares, el Consistorio instalará en espacios verdes de la ciudad una veintena de cajas-nido destinados a vencejos (Apus apus) de dimensiones aproximadas de 35 cm x 13,5 cm x15 cm. Es el tercer año que se desarrolla esta iniciativa de sensibilización ambiental y fomento de la biodiversidad que para el mes de abril sumará los 289 refugios para aves y para insectos "beneficiosos" colocados.

Las cajas se destinan fundamentalmente a carboneros (Parus major), herrerillos (Cyanistes caeruleus) y autillo europeo (Otus scops). En menor medida hay también algunos refugios destinados a petirrojo europeo (Erithacus rubecula), lavandera común (Motacilla alba) y agateador común (Certhia brachydactyla). El Consistorio también ha instalado posaderos para cernícalos vulgares (Falco tinnunculus).

Se reanuda ahora una actividad ya consolidada que se tuvo que suspender el primer semestre del pasado año por las normas de seguridad sanitaria dictadas para frenar la pandemia de Covid-19. Ikastola Hegoalde y el centro Muñoz Garde, que quedaron a la espera, serán los primeros en retomar los talleres en el aula. En ellos se explica la iniciativa ambiental y se montan las cajas-nido preparadas por los jóvenes con perfiles de dificultad de inserción de los programas de Fundación Ilundáin.

El alumnado participante en cada caso es el que, bajo supervisión, se encarga de la instalación posterior de las cajas-nido en los parques cercanos o incluso en el mismo recinto escolar, ha precisado el Ayuntamiento. Pasado un tiempo se realiza una nueva convocatoria a los escolares para revisar las cajas y que los implicado puedan comprobar el éxito de su trabajo.

En las próximas semanas personal técnico de la Fundación iniciará la revisión anual de las cajas ya instaladas en la ciudad para poder censar las especies que albergan haciendo un seguimiento de la evolución de las aves en Pamplona y limpiar y preparar las que se encuentren vacías de cara a su posible ocupación en la nueva temporada.

EL CONFINAMIENTO Y LAS AVES EN PAMPLONA: UN 15% MÁS

En 2020, en este programa han participado más de 1.000 escolares de 8 centros de Pamplona: el Colegio Público de Doña Mayor de Navarra, el Colegio concertado de Liceo Monjardín, el CPEIP San Jorge, el CPEIP Cardenal Ilundáin, el Colegio concertado Esclavas Sagrado Corazón, el colegio concertado de Claret Larraona, el IES Navarro Villoslada BHI y IES Iturrama BHI.

En total en estos años el Ayuntamiento ha colocado 167 cajas nido para aves insectívoras, de las cuales 160 nidales son para familia de los páridos (carbonero y herrerillo común), 5 nidales para aves como el petirrojo europeo y la lavandera blanca y 2 nidales para el agateador común. A diferencia del año 2019, en el que se obtuvo una ocupación del 54% en la revisión de 89 cajas nido y una reproducción del 10%, en 2020, la ocupación fue del 64,9%. Además, al menos en 17 hubo reproducción. Esto, respecto al 2019, significa un aumento de un 5% llegando a un 15% en 2020. El aumento se ha visto favorecido por la falta de perturbaciones o molestias por parte de ser humano en el periodo de confinamiento y una climatología favorable en la primavera, ha añadido.

Además, se han puesto 30 cajas nido para autillo europeo en las que se localizaron dos cajas ocupadas por esta ave. Por otra parte, al menos 17 de estas cajas nido han sido ocupados por aves de la familia de los páridos como carboneros comunes y herrerillos comunes. También se colocaron 8 cajas nido para cernícalo vulgar en las que no se ha apreciado reproducción. Sin embargo, sí que la hubo una pareja de grajilla occidental en la caja-nido colocada en Taconera. Existe otro medio centenar de cajas-nido en la ciudad colocadas por otras iniciativas a lo largo del tiempo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona contará con 300 cajas-nido y refugios para 'acoger' a la elegida como nueva "ave del año"