SOCIEDAD

CaixaBank entrega al Ayuntamiento de Pamplona los cuatro desfibriladores que se había comprometido

Se instalaran en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento, en el Cuerpo de Guardia de la Ciudadela y en el ascensor de Descalzos.

CaixaBank hace entrega de los desfibriladores prometidos al Ayuntamiento de Pamplona. EUROPA PRESS
CaixaBank hace entrega de los desfibriladores prometidos al Ayuntamiento de Pamplona. EUROPA PRESS  

El director comercial de Banca Retail de la DT Ebro de CaixaBank, Pablo Andoño, ha hecho entrega este miércoles al Ayuntamiento de Pamplona del último de los cuatro desfibriladores que la entidad se había comprometido a donar a la ciudad, a través de la Obra Social La Caixa, si se conseguía cumplir el objetivo de duplicar el pago digital en los establecimientos adheridos a la iniciativa Pamplona Cashless.

Durante once semanas, del 1 de noviembre hasta el pasado día 7 de enero, los 104 bares y restaurantes que han participado en la campaña han experimentado un incremento del 177% en el número de operaciones realizadas mediante pago digital y su facturación media ha crecido un 117%, ha informado CaixaBank en una nota.

Ana Elizalde, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Pamplona, ha recibido los desfibriladores que serán instalados en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento situada en el calle San Saturnino y por la que pasan al año más de 170.000 turistas y visitantes; en los andenes de la antigua estación de autobuses, un espacio que concentra diariamente a numerosas familias; en el Cuerpo de Guardia de la Ciudadela; y en el recibidor del ascensor de Descalzos, ubicado en la calle del mismo nombre, y un lugar de numeroso tránsito.

El proyecto Pamplona Cashless, creado en colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona y la Asociación Hostelería y Turismo de Navarra, tenía como objetivo potenciar en la ciudad el uso de medios de pago físicos (tarjeta) o digitales (móvil, tarjeta, wearable, etc.) para reducir la utilización de efectivo en transacciones de pequeño importe.

De hecho, durante las semanas que ha estado activa la campaña, el tiqué medio de los establecimientos hosteleros participantes se ha reducido una media de 15 euros, "lo que significa que se ha incrementado el número de operaciones de pequeño importe que hasta ahora no se realizaban con tarjeta u otros sistemas de pago digital", ha indicado la entidad.

El pago digital, ha añadido, ofrece numerosas ventajas respecto al efectivo, tanto para clientes como para comercios: "el proceso de pago es más ágil y se evitan colas en los comercios y errores en los cambios".

Asimismo, si utiliza la aplicación CaixaBank Pay, el usuario puede tener todas sus tarjetas reunidas en su móvil para gestionarlas y acceder a servicios como pago aplazado, activación, bloqueo, etc. Desde el punto de vista de seguridad, los clientes cuentan con la garantía CaixaBankProtect, que les protege ante usos no autorizados de sus tarjetas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
CaixaBank entrega al Ayuntamiento de Pamplona los cuatro desfibriladores que se había comprometido