SOCIEDAD

La desfachatez de Bildu: ataca la llegada de la zona azul a la Rochapea que impulsó Asirón desde el gobierno

La formación abertzale lanzó el proyecto en octubre y ahora arremete contra el equipo de gobierno de Navarra Suma por ponerlo en marcha.

Parquímetro colocado ya en la Rochapea para dar servicio a la próxima zona azul de Pamplona. NAVARRA.COM
Parquímetro colocado ya en la Rochapea para dar servicio a la próxima zona azul de Pamplona. NAVARRA.COM  

EH Bildu ha dado en Pamplona un paso más en su desfachatez y en su cinismo, al criticar la puesta en marcha de un proyecto que fue aprobado durante el gobierno municipal de Joseba Asirón y que la actual alcaldía, en manos de Navarra Suma, solo está cumpliendo en los plazos que la formación abertzale dispuso.

El 10 de octubre del 2018, la junta del Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona, en manos de EH Bildu, aprobó el expediente de contratación del servicio de estacionamiento regulado en la vía pública en la capital navarra para el período 2019-2022. Este contrato incluía al nuevo barrio que iba a sumarse a esta zona de estacionamiento de pago, la parte sur de la Rochapea.

En ese pliego aprobado, Bildu indicaba que la zona azul llegaría a este barrio pamplonés, en la zona comprendida entre la avenida de Marcelo Celayeta y el río Arga. Se constituiría como el sector 8 y se preveían 3.777 plazas de estacionamiento regulado, principalmente de color naranja (3.482 plazas), con áreas de zona azul (295 plazas en total) en las calles más comerciales: Bernardino Tirapu, Artica y parte de Joaquín Beunza. Además, la previsión de regulación incluía como zonas de estacionamiento regulado de color naranja los aparcamientos disuasorios de los Corralillos del Gas y del paseo Anelier.

El siguiente paso del proceso ideado por Bildu sucedió el pasado 5 de julio, con Enrique Maya ya en la alcaldía. Ese día, la junta de Gobierno Local aprobó la adjudicación del servicio. El contrato de la zona azul se adjudicó a Dornier S.A. por un importe de 32.845.553 euros para el período entre el 1 de septiembre de este 2019 y el 31 de agosto del 2023. En este caso, Navarra Suma solo cumplía con la adjudicación del proceso abierto por Asirón el año anterior.

Ahora, y siguiendo los plazos determinados por Bildu para la implantación del estacionamiento regulado, el equipo de gobierno del consistorio está ultimando la preparación para que la zona azul comience en la Rochapea en el inicio del 2020, una labor que no ha decidido, sino que simplemente está ejecutando lo diseñado y planificado por la anterior alcaldía de Pamplona, de EH Bildu.

La formación abertzale, sin embargo, ha cargado este lunes contra Maya por no haber abierto "un proceso informativo y participativo" en la Rochapea "antes de la implantación de la zona azul". Ha llegado a decir, en un comunicado, que ante la "falta de información, las quejas vecinales y la incertidumbre que genera en el comercio de las obras", se ha visto obligado a presentar una moción para su debate en la comisión de Presidencia.

UN APOYO DEL 87% DEL VECINDARIO

Como se recuerda, cuando Bildu aprobó implantar el estacionamiento regulado en la Rochapea, indicó que la medida había sido reclamada por un 87% de los vecinos. Según alegó en octubre, un 90,4% de las personas residentes en el barrio afirmó contar con problemas para aparcar su vehículo en la calle; un 94,35% percibía la dificultad de aparcar como una problemática del barrio; y un 87,15% consideró necesaria o muy necesaria la regulación del aparcamiento.

No obstante, la formación abertzale critica ahora que el equipo de gobierno de Navarra Suma no esté contando con la opinión del vecindario al implantar un proyecto que estableció el propio Bildu durante la legislatura pasada.

El partido liderado por Asirón en la capital navarra ha reclamado que, "antes de fin de año, el Ayuntamiento organice una sesión informativa abierta a la que convoque a vecinos, comerciantes y otras asociaciones y colectivos de la Rochapea, para informar y recibir sugerencias sobre cuestiones relativas a la implantación del estacionamiento regulado en el barrio”.

Bildu ha llegado a asegurar en su nota que esta reclamación cuenta por el momento con el respaldo de 16 colectivos y asociaciones del barrio, entre ellos la asociación de vecinos y la de comerciantes.

"SIN INFORMACIÓN"

La declaración ha reivindicado que "la extensión de la zona azul a la Rochapea es un proyecto impulsado la pasada legislatura para hacer frente al efecto frontera que la regulación del aparcamiento en barrios colindantes ha provocado en sus lindes, en perjuicio del vecindario, los comerciantes y la propia movilidad dentro del barrio, pero cuestiona que la implantación se realice sin información ni participación ciudadana".

“En la pasada legislatura, la persona responsable del área de Seguridad Ciudadana acudió en más de una ocasión a informar directamente al barrio; por el contrario, el gobierno actual aún no lo ha hecho. Esta falta de información genera desasosiego e incertidumbre, máxime cuando ya se están realizando las obras para las máquinas de pago", ha criticado Bildu.

Por último, según el partido abertzale, “no es de recibo que ni se informe ni se tenga en cuenta la opinión del barrio en un proyecto como este, y, lo más preocupante es que es una muestra más del carácter impositivo y de la concepción de la participación del tripartito de derechas”.

Cuesta trabajo entender estas declaraciones cuando la alcaldía de Pamplona solo está siguiendo los plazos de la hoja de ruta del proyecto aprobado por Bildu el pasado año 2018.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La desfachatez de Bildu: ataca la llegada de la zona azul a la Rochapea que impulsó Asirón desde el gobierno