• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 05:52

 

 
 

POLÍTICA

Bildu se niega a condenar el disparo contra un controlador de la zona azul en Pamplona

La terrible agresión ocurrió este miércoles después de la oposición de los grupos nacionalistas y vecinos a la zona azul en el barrio. 

El Exalcalde de Pamplona y miembro de Eh Bildu, Joseba Asirón, durante el pleno del Ayuntamiento de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Joseba Asirón (EH Bildu), durante el pleno del Ayuntamiento de Pamplona. MIGUEL OSÉS

El grupo radical de EH Bildu en Pamplona se ha negado este jueves a condenar la brutal agresión sufrida por un trabajador de la zona azul en Pamplona, que recibió un disparo mientras efectuaba su trabajo en el barrio de la Chantrea. 

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona ha debatido esta tarde una moción de Geroa Bai en la que se solicitaba al equipo de Gobierno que se llevara a cabo una consulta ciudadana en la Chantrea sobre la aplicación de la zona azul, el estacionamiento restringido que se aplica en el resto de la ciudad desde hace años con gran éxito para vecinos y comerciantes. 

Sin embargo, el debate del punto ha girado en torno a la violencia salvaje que durante las últimas semanas se ha vivido en el barrio, con ataques a los parquímetros, pintadas con el anagrama de ETA y el disparo contra un vigilante de la zona azul. 

"El que ha jodido la declaración es el que pegó el perdigonazo ayer", ha dicho Javier Leuza, el concejal de la ultraderecha vasca (Geroa Bai-PNV) que ha mostrado durante todo el pleno una actitud violenta y agresiva con el resto de concejales, en especial con los del PSN y Navarra Suma por discrepar en algunos temas sobre su manera de pensar. 

Hay que recordar que los daños y desperfectos en la Chantrea ya superan los 100.000 euros, dinero que, en parte, tendrán que abonar algunos de los detenidos por los sabotajes a los parquímetros, que inutilizaban con espuma de aislamiento. Dos hombres de 54 y 58 años fueron arrestados por este motivo. 

Además, otro grupo de personas fue identificado cuando tapaba las líneas azules con pintura blanca para dificultar la señalización de la zona de aparcamiento. Al mismo tiempo, efectuaron en la carretera varias pintadas con el anagrama de la banda terrorista ETA

Ha sido el propio grupo de Geroa Bai el que ha aceptado introducir una moción en la que se rechazaba y condenaba la agresión al controlador, herido por un perdigonazo. 

El texto, en el que se trasladaba todo el apoyo a él y a sus compañeros ha contado con el voto favorable de la mayoría del pleno de Navarra Suma (UP-PP-Cs), del PSN y de Geroa Bai. 

Los radicales de EH Bildu, con Joseba Asirón a la cabeza, se han negado a condenar esa acción violenta y han decidido abstenerse, en un punto en el que además se decía que esas acciones individuales "de ninguna manera son compartidas por los vecinos de la Chantrea que han rechazado la implantación de la zona azul de manera pacífica". 

La enmienda que los abertzales, socios de María Chivite en el Ejecutivo, se han negado a apoyar señalaba que "este tipo de agresiones son intolerables en una sociedad democrática". 

Una vez terminado este punto, los abertzales han tratado de colar de urgencia un texto propio sobre los hechos en los que no se incluía la palabra condena sobre la brutal agresión al trabajador de la zona azul. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu se niega a condenar el disparo contra un controlador de la zona azul en Pamplona