• domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 17:00
 
 

PAMPLONA

Bildu asume que gobernará Pamplona y lleva a los tribunales las barras de la Plaza del Castillo

Las denuncia ante el Tribunal Administrativo de Navarra "para que no nos dejen una herencia envenenada".

Barras de San Fermín en la Plaza del Castillo de Pamplona el día del Chupinazo de los Sanfermines de 2022. ALEJANDRO VELASCO
Barras de San Fermín en la Plaza del Castillo de Pamplona el día del Chupinazo de los Sanfermines de 2022. ALEJANDRO VELASCO

Bildu asume que ganará las próximas elecciones municipales, o que conseguirá la alcaldía de Pamplona gracias a los apoyos de los socialistas, los nacionalistas de Geroa Bai y de algún partido más que pudiera colarse en el espectro político municipal.

Sólo de esa manera se entiende que en la nota de prensa remitida a los medios asegure que "ante la sospecha de que UPN quiera imponer de nuevo las barras en la Plaza del Castillo en los próximos Sanfermines, el grupo municipal de EH Bildu ha decidido acudir al Tribunal Administrativo de Navarra (TAN)". 

En este sentido hay que recordar que desde antes incluso de que se instalaran las barras, El PSN, la propia Bildu y Geroa Bai las habían convertido en un arma arrojadiza de confrontación política contra el equipo de Gobierno de Enrique Maya, quien propuso las barras para solucionar los problemas que ocasionaban las denominadas terrazas de Labrit

En concreto, el grupo abertzale ha recurrido el condicionado diseñado que justificaba las 10 concesiones administrativas para las barras porque a su juicio vulnera "hasta cuatro normativas diferentes: la Ordenanza de Higiene Alimentaria del Ayuntamiento, la Ley de Residuos y su Fiscalidad, la Ley de Residuos y Suelos Contaminados y la legislación que regula la libre concurrencia en la contratación pública.

Lo tienen claro, y reiteran: “Aunque la derecha no gestionará el Ayuntamiento en los próximos Sanfermines, tenemos que evitar que nos deje la herencia envenenada de este despropósito”.

Así, Bildu sostiene que “la autorización de la utilización de vasos de plástico de un solo uso incumple los mandatos de la Ley Foral de Residuos”. En segundo lugar, se advierte al TAN de que el condicionado de las barras no exigió “la obligación legal de disponer y ofrecer agua no envasada de manera gratuita para su consumo”. A juicio de EH Bildu, que los servicios jurídicos del Ayuntamiento se escuden en que “existen multitud de exigencias que afectan a los establecimientos de hostelería sin que sean recogidas de forma expresa en un condicionado, demuestra que quienes permitieron esas barras sin agua gratuita para consumo humano, eran conscientes de la “irregularidad”.

En tercer lugar, sostienen que “el condicionado es contrario a la Ordenanza de Higiene Alimentaria al exonerar a estas instalaciones de hostelería de agua corriente y desagüe”. Y finalmente, el recurso incide en que “la delimitación del universo al que se dirige la posibilidad de acceso a la instalación de uno de estos establecimientos, es arbitraria y no justificada”; y apuntan que lo que hace el condicionado es restringir, sin la más mínima justificación, la libre concurrencia a quienes ya regentan un establecimiento de hostelería en la Plaza del Castillo y a los de la parte alta de la Bajada del Labrit”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu asume que gobernará Pamplona y lleva a los tribunales las barras de la Plaza del Castillo