PREMIUM  PAMPLONA

Bildu, satisfecho con las cuentas de Pamplona tras confirmar que han 'crujido' a impuestos a los ciudadanos

La subida de varios impuestos en la capital navarra ha permitido recaudar un 10% más, pasando de 50,82 millones en 2014 a 55,73 millones el año pasado.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, junto a dos de sus concejales de EH Bildu, Aritz Romero y Patricia Perales. NAVARRA.COM
El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, junto a dos de sus concejales de EH Bildu, Aritz Romero y Patricia Perales. NAVARRA.COM  

El Ayuntamiento de Pamplona prevé cerrar el ejercicio económico de 2018 con un nivel de ejecución de las cuentas del 95% y un superávit cercano a los 9,5 millones de euros, 3,81 millones del diferencial entre ingresos y gastos y 5,7 millones de ajustes. En concreto, se ha realizado un gasto de 202,34 millones tras ingresar 206,15 millones.

Además, el sector público municipal, que engloba al propio Ayuntamiento, a los organismos autónomos de Gerencia de Urbanismo y Escuelas Infantiles Municipales y a otras entidades y fundaciones de titularidad municipal, termina 2018 con una deuda consolidada de 63,5 millones de euros, un 38% menos que en 2014, ha destacado la concejala delegada de Economía Local Sostenible, Patricia Perales.

La edil ha ofrecido este jueves una rueda de prensa, junto al director de Hacienda, Comercio y Turismo, Gerardo Hurtado, para presentar la situación económica y financiera del Ayuntamiento a cierre del ejercicio presupuestario de 2018.

Según ha indicado, la deuda consolidada en 2014 ascendía a 102,1 millones de euros, de los que 85,5 estaban vinculados al Ayuntamiento de Pamplona y 16,7 a entidades de titularidad municipal. Esa deuda se ha ido reduciendo hasta los 53,7 millones en el caso del Ayuntamiento (un 37,1% menos) y hasta los 9,8 millones en el resto de entidades, empresas y fundaciones municipales (un 42,4%) a finales de 2018. En total, el Ayuntamiento y su sector público deben 63,5 millones de euros.

Por otra parte, Perales también ha valorado positivamente el estado líquido de tesorería, que durante la presente legislatura se ha incrementado en un 61,8%, pasando de los 29,1 millones de euros que había en 2014 a los 47,1 millones a finales de 2017.

La concejala delegada de Economía Local Sostenible ha asegurado que el Ayuntamiento de Pamplona va a finalizar la legislatura con una estructura "mucho más reforzada, donde se han creado 80 puestos de trabajo y se han aprobado distintas ofertas públicas de empleo que van a reducir la eventualidad en el Consistorio". Y también ha puesto en valor que "se han creado servicios tan importantes como turismo, participación, euskera o igualdad; y se han recuperado servicios que estaban privatizados".

Para Perales, "en contra de lo que se ha dicho estos años, las arcas municipales se encuentran en este momento más saneadas que nunca y se ha reducido la deuda", una reducción que, según ha dicho, "no ha sido en detrimento del contribuyente, sino todo lo contrario". "En esta legislatura más de 300 personas tienen garantizado su hogar y ha habido un aumento considerable de ayudas sociales, aún así hemos seguido aumentando los ingresos", ha resaltado.

SUBE LA RECAUDACIÓN

Según los datos aportados por el Consistorio, en el análisis de los ingresos al cierre del ejercicio 2018, y en comparación con el cierre de 2014, estos se han incrementado en un 9%, pasando de los 188,93 millones de euros de hace cuatro años a los 206,15 millones del pasado. Aproximadamente una cuarta parte de los ingresos los generan los impuestos directos, que incluyen la contribución territorial, plusvalía, impuesto de circulación o IAE. Su recaudación ha aumentado un 10%, de 50,82 millones en 2014 a 55,73 millones el año pasado.

Los impuestos indirectos, por su parte, básicamente ICIO, también han aumentado, un 81%, pasando de 5,31 a 9,6 millones. Los ingresos por tasas y precios públicos han crecido un 10% debido a su actualización con el IPC y a la recuperación económica que ha favorecido el uso de instalaciones deportivas, por ejemplo, y otros servicios.

Casi la mitad de los ingresos del Ayuntamiento se deben a las transferencias corrientes, que recogen el dinero que se recibe del Gobierno de Navarra en conceptos como el Fondo de Haciendas Locales. En 2014 se ingresaron 96,03 millones de euros por los 101,8 de 2018, un 6% más. La enajenación de bienes, que permite una mayor capacidad de financiación, por ejemplo, con la venta de terrenos y bienes propio, se ha incrementado en un 70%, con 5,38 millones en 2018 por los 3,17 de 2014.

Respecto a las transferencias de capital derivadas de la financiación de administraciones de fuera de Navarra (Estado y Unión Europea, principalmente) se ha producido un descenso de un 84% en la recaudación, pasando de 2,62 millones en 2014 a 0,41 en 2018. El final de las inversiones estatales derivadas del Plan E y la restricción en el capítulo de ayudas europeas explican este descenso, según el Consistorio.

CRECE EL GASTO EN PERSONAL Y LAS INVERSIONES

En cuanto a los gastos, la mayor partida se destina a personal. Los 86 millones de euros gastados en ella en 2018 suponen un 15% más que lo destinado en 2014, cuando ese presupuesto ascendía a 74,52 millones de euros. El incremento se debe, principalmente, a las subidas salariales que se acumulan en los últimos años, al pago de las pagas extras que se adeudaba al personal municipal y a la remunicipalización de servicios antes externalizados como el Servicio de Atención Domiciliaria o las cocinas, limpieza y centros Hello en escuelas infantiles.

El principal incremento en los gastos tienen que ver con el capítulo de inversiones. Estas han crecido en un 183%. El año 2014 se cerró con inversiones en la ciudad por valor de 4,7 millones de euros; en 2018 ese mismo concepto contó con 13,3 millones de euros.

El gasto corriente también ha aumentado un 14%, de los 62,98 euros de 2014 a los 71,7 millones de 2018, debido a "la mejora de los servicios municipales, sobre todo en las ayudas vinculadas a los servicios sociales". Los gastos financieros y las transferencias corrientes han descendido en un 67% y un 7%, respectivamente, por cuestiones como la reducción de la deuda y los intereses que se pagan por ella.

Por último, el capítulo de amortización de préstamos se ha incrementado en un 9%, pasando de los 6,54 millones invertidos en 2014 a los 7,1 millones del año pasado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu, satisfecho con las cuentas de Pamplona tras confirmar que han 'crujido' a impuestos a los ciudadanos