PREMIUM  PAMPLONA

Bildu cambia la gestión de los Civivox de Pamplona para que una de cada cuatro actividades se realicen en euskera

Maider Beloki ha explicado esta mañana que también se ampliarán los horarios de apertura de los centros de la red pública.  

Cambios en la red de Civivox de Pamplona y en su gestión. Esto es lo que ha anunciado esta mañana de jueves el Ayuntamiento de Pamplona en una rueda de prensa ofrecida por su concejala de Cultura, Maider Beloki, y la directora del mismo área, Maitena Muruzábal, que han explicado cómo el nuevo contrato contará con un claro "criterio general": el euskera. 

De esta forma, Bildu ha decidido cambiar la gestión de estos centros, que hasta ahora controla la empresa Sedena, y hacer "una gestión más eficaz con un mayor control del gasto y la programación". En este sentido de control de las actividades que se realicen en la ciudad, tal y como se ha referido Beloki, el consistorio de Pamplona apuesta porque una de cada 4 actividades que se desarrollen dentro de estos espacio públicos se realice en euskera. "La presencia del euskera es criterio general y, como mínimo, un 25% de las actividades deberán desarrollarse en euskera", ha explicado la edil. 

Ha añadido que "la repercusión que introducen estos cambios en la ciudadanía" explica por qué se cambia el contrato de la gestión de estos servicios socio-culturales.

A través de un pliego de prescripciones técnicas que el Ayuntamiento pone a disposición de la ciudadanía (se podrá consultar desde este viernes) los días 31 de julio 1 y 2 de agosto se abrirá un periodo de consultas previas para que los agentes implicados (empresas, trabajadores..) puedan aclarar cuestiones.  

Se pretende también que el horario de apertura de los Civivox se modifique. Así, los centros estarían abiertos hasta las 22 horas, en lugar de hasta las 21. Lo mismo ocurrirá con la programación, que en lugar de dividirse en cuatro trimestres se realizará en tres cuatrimestres. 

Para todo esto, el Ayuntamiento contará con un presupuesto mayor y previsiblemente se incrementará en un 20%. Se licitará hacia el 1 de septiembre con un precio anual de 2.276.163,59 euros, que se corresponde con la parte vinculada a personal y medios materiales necesarios para su ejecución. No se incluye la contratación de la programación de actividades y cursos, que se realizará mediante un acuerdo marco con la empresa adjudicataria del contrato de gestión. 

Se convertirá en un contrato de asistencia para dos años, con posibilidad de dos prórrogas anuales más y su objeto será únicamente la gestión sociocultural de los centros. Limpieza y mantenimiento se licitarán más adelante. 

ACUERDO MARCO

El borrador del pliego establece tres programaciones cuatrimestrales al año (en lugar de cuatro trimestrales como hasta ahora), que deberán presentarse con dos meses de antelación al área de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte para su aceptación. Los cuatrimestres serán de febrero a mayo, de junio a septiembre y de octubre a enero. Se presentará la propuesta de cursos y actividades y el coste detallado. "El Ayuntamiento procederá a su aprobación introduciendo los cambios que considere oportunos y que deberá ejecutar la empresa adjudicataria", ha explicado el consistorio. 

Una vez concluida la programación, la empresa presentará la memoria, la justificación del gasto, las facturas, los comprobantes de pago. Y entonces, cuando se compruebe que el importe es correcto, el Ayuntamiento procederá al pago del coste de esa programación, incrementándolo en el porcentaje correspondiente de beneficio industrial (que deberá reflejar en su propuesta) y una vez restados los ingresos obtenidos. "Con esta fórmula el Ayuntamiento busca tener más control sobre la programación y sobre el gasto, desvinculando la programación de criterios económicos y primando los intereses de las personas usuarias de cada centro y las líneas programáticas del Ayuntamiento", han asumido.

El nuevo contrato no establece cantidades mínimas de cursos y actividades que se deben programar, sino líneas de programación. Únicamente se apunta al diseño de una oferta de cursos para cada cuatrimestre que comprenderá alrededor de 500 al año y de alrededor de 400 actividades al año relacionadas con conferencias, espectáculos, visitas guiadas, concursos, proyecciones, exposiciones...

PROGRAMACIÓN, HORARIOS Y PERSONAL

El nuevo contrato de gestión socio-cultural de los Civivox recoge las líneas programáticas que se basan, según el Ayuntamiento de Asirón, "en un equilibrio entre la iniciativa social e institucional y en un equilibro entre las actividades diseñadas para el barrio y las dirigidas a toda la ciudad". 

"La programación de los Civivox tiene que ser intergeneracional, con diversidad de ámbitos y formatos, equilibrada entre actividades artísticas amateur y profesionales, o que capten nuevos públicos a través de la innovación. Asimismo, deben promover espacios y actividades para la creación individual o colectiva, favorecer el encuentro de las diferentes formas culturales que convivan en los barrios, favorecer la integración y la tolerancia, la inclusión, la igualdad de género y la presencia del euskera", han remarcado. 

El horario de los centros es otro de los cambios que recoge el borrador del pliego del contrato. Se apuesta por ampliar la atención al público hasta las 22 horas en todos los centros, una hora más que en la actualidad. Los siete civivox estarán abiertos al público de 9 a 14 y de 17 a 22 horas, de lunes a sábado, del 1 de septiembre al 30 de junio. El centro San Juan Bosco abrirá de 16.30 a 22 horas y el balneario de Iturrama, de 9 a 21 horas. En verano Condestable mantiene la atención de 9 a 14 horas y de 17 a 22 horas, mientras el resto de centro solo tendrán horario de mañana de 9 a 14 horas (Ensanche y Milagrosa cerrarán en julio)

El contrato recoge también la obligación de que haya una persona que trabaje como coordinadora general en relación directa con el área de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte, además de una persona coordinadora de programación y otra coordinadora de participación y proyectos. Se obliga, asimismo, a subrogar al personal y se otorgarán puntos a la empresa que mantenga la plantilla y sus condiciones laborales durante toda la vigencia del contrato.

Asimismo, se obligará a la empresa a ser "transparente tanto en la contratación de personal para la gestión como para la impartición de cursos", han detallado desde el consistorio. A esto, han añadido que se prevé puntuar a la empresa que ofrezca alguna herramienta concreta para lograr esta transparencia, sobre todo, a la hora de contratar personal para los cursos.

LOS PROYECTOS

Otra de las novedades de la nueva gestión tiene que ver con la realización, además de cursos y actividades, de proyectos con la finalidad concreta de mejora de alguna necesidad detectada en la realidad social del barrio o de potenciar una virtud de la comunidad de la zona de influencia de cada centro.

Al menos un 10% de la actividad de cada Civivox se debe destinar a la realización de este tipo de proyectos, que se iniciarán en coordinación con las áreas de Cultura y Participación.

El proyecto debe ser una herramienta metodológica que integre unos objetivos y sus acciones, a partir de un análisis y diagnóstico para dar respuesta a una necesidad de una realidad social determinada. Por una necesidad o por una oportunidad, por una potencialidad que quiera desarrollarse en el barrio y que tenga un carácter innovador. Esos proyectos tendrán que involucrar a agentes y entidades sociales del barrio. El contrato incluye también la gestión de servicios y dependencias como la Sala Museo Pablo Sarasate, el Balneario Urbano de Iturrama, el acceso a internet abierto a toda la población o la cesión de espacios de carácter permanente o puntual a asociaciones y entidades sin ánimo de lucro.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu cambia la gestión de los Civivox de Pamplona para que una de cada cuatro actividades se realicen en euskera