• jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:25

 

 
 

PAMPLONA

Sencillo y minimalista: así es el belén que decorará el despacho del alcalde de Pamplona durante la Navidad

Esta obra ya fue expuesta de manera pública en la muestra que cada Navidad organiza la Asociación en Baluarte, ha informado el Ayuntamiento.

Imagen del belén en el despacho de Alcaldía. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
El presidente de la Asociación de Belenistas de Pamplona, Javier Martínez, junto al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, tras hacerle entrega del belén que decorará el despacho de alcaldía durante la Navidad de 2020. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

Esta miércoles ha quedado instalado en el despacho de alcaldía el belén que presidirá la Navidad en la Planta Noble de la Casa Consistorial de Pamplona.

El alcalde, Enrique Maya, ha recibido al presidente de la Asociación de Belenistas de Pamplona, Pedro Javier Martínez, que ha hecho entrega oficial del Nacimiento de este año.

Se trata de una creación minimalista de 50x50 centímetros de base, realizada en corcho con seis bloques de figuras de resina. Con este belén los miembros de la Asociación de Belenistas de Pamplona pretenden que se transmita una idea de "sencillez".

Una vez recibido el encargo, pensaron en él, no sólo porque se adecuara perfectamente a las medidas que permite el despacho de alcaldía, sino también por "la sensación acogedora y cálida que transmite".

Esta obra ya fue expuesta de manera pública en la muestra que cada Navidad organiza la Asociación en Baluarte, ha informado el Ayuntamiento.

Este belén se levanta sobre varias capas de corcho natural laminado, que construyen su base. No se trata del tipo de corcho con el que habitualmente se realizan estos trabajos, sino que se ha buscado uno de textura más fina que otorgue a la obra final una sensación más cercana.

Consta de seis piezas-figura realizadas por la artista catalana Montserrat Ribes, cuyos trabajos en resina destacan por su depurada técnica de modelado. En la figura principal se aprecia a San José, la Virgen y el Niño, dejando para el resto otras escenas como la de un ángel -que curiosamente no tiene alas-, una niña con el buey, un niño con el burro, un pastor o un ciego con su lazarillo.

LA IDEA SURGE EN EL MES DE ENERO

La historia de este belén surge en uno de los viajes que cada año en el mes de enero miembros de la Asociación de Belenistas de Pamplona hacen a otras comunidades para visitar los nacimientos que se han elaborado en otros lugares.

En su ruta por Cataluña, estuvieron con la artista Montserrat Ribes, una de las creadoras de figuritas con la que habitualmente trabajan desde Pamplona. En ese momento estaba trabajando en una figura con San José, la Virgen y el Niño, que les gustó y le encargaron. Es la pieza central del belén que estas navidades se ubica en el despacho del alcalde.

La idea de esta elaboración era buscar un belén sencillo, que se quedara en lo esencial para que todo el foco estuviese en la escena del Nacimiento. Y para ello, a su creador, el actual presidente de la Asociación Pedro Javier Martínez, se le ocurrió montar su estructura a través de capas de corcho. Los trabajos se realizaron en dos fases, una primera de montaje, y una posterior en la que se le añadió el tejadillo de madera y la iluminación.

La Asociación de Belenistas de Pamplona cuenta a día de hoy con unas 650 personas que trabajan durante todo el año en la elaboración de belenes de distintos tamaños y materiales. Además del que se coloca en el despacho del alcalde, cada año se encargan desde hace décadas del belén principal de la Casa Consistorial, que se ubica en el zaguán. El de este año, que ya se encuentra visitable con medidas para evitar la propagación del virus, ubica la escena del Nacimiento en la plaza de la Navarrería de la capital.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sencillo y minimalista: así es el belén que decorará el despacho del alcalde de Pamplona durante la Navidad