• sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 19:57
 
 

REPORTAJE

La variada oferta para bailar en Pamplona: un estilo para cada día de la semana

La capital navarra ofrece numerosas opciones para los amantes del baile. Te invitamos a conocer algunas de las disciplinas que puedes practicar

Varias bailarinas ensayan los pasos de baile con música en directo. IRANZU LARRASOAÑA
Varias bailarinas ensayan los pasos de baile con música en directo. IRANZU LARRASOAÑA

Numerosos estudios avalan ya que el baile ayuda a mejorar la salud, tanto física como mental. Por ejemplo, una encuesta realizada el año pasado por OnePoll reveló que el 93 % de los consultados aseguraba que esta actividad había tenido un impacto positivo en su estado de ánimo. Pero, más allá de eso, la danza también es un método muy utilizado para socializar. De hecho, muchas escuelas de danza organizan eventos fuera de las clases para juntar a aquellas personas que practican una determinada disciplina.

En Pamplona, se pueden practicar numerosas disciplinas y la mayoría de ellas están abiertas a todos los públicos. Flamenco, danza clásica, danza africana, bailes latinos, lindy hop, bailes urbanos o danza oriental son solo algunas de ellas. Por eso, te proponemos un tipo de baile para cada día de la semana. 

FLAMENCO 

En el norte también se baila flamenco. Tanto es así que en la Escuela de Danza Ravel, localizada en el número 6 de la calle San Fermín, llevan tres décadas formando a bailarines en este ámbito. María de Miguel Fernandez Villa, hija de la fundadora de la escuela, explica que tienen clases de diferentes niveles y para todas las edades. 

En las clases se pueden aprender diferentes palos flamencos, como sevillanas, tango flamenco, rumbas, alegrías, bulerías, soleá, etc. También cuentan con una actividad que fusiona los pasos flamencos con el fitness: el fit flamenco. "La clase se parece mucho a la de zumba. Hay muchas canciones y el objetivo es sudar", describe Fernández. 

Comenzaron a ofrecerla hace cuatro años y, desde entonces, ha cautivado muchas personas. "Por ejemplo, a los que les gusta el flamenco, pero no quieren meterse en serio a hacer la planta tacón", puntualiza. Aunque está solo disponible para los adultos, los niños tienen la posibilidad de practicar kid dance, que mezcla varios estilos. Entre ellos, este último. 

Fernández asegura que en Pamplona cada vez hay más personas que se animan a practicar esta disciplina. "Hoy en día en las redes sociales se pueden ver más cosas y se está poniendo de moda", indica. 

Captura de pantalla 2022-03-11 a las 17.45.30
Marta Espuelas abrió su escuela hace cuatro años, aunque enseña danza clásica desde hace 40. CEDIDA

DANZA CLÁSICA

Marta Espuelas lleva más de cuarenta años impartiendo clases de danza clásica, aunque fundó su escuela hace solo cuatro años. En su estudio, ubicado en el número cinco de la Travesía Vuelta del Castillo, los interesados podrán practicar esta disciplina. 

Además, se imparten clases de danza contemporánea y ballet fit. Esta última modalidad fusiona las técnicas del ballet con el fitness y se incorporó este curso a la oferta formativa. 

Espuelas destaca que en la capital navarra hay mucha afición a la danza clásica. "Hay muy buenas escuelas y un nivel alto", confirma. De hecho, ella da clase a público de todas las edades, tanto niños como adultos. 

DANZA AFRICANA

Los amantes de los ritmos africanos también tienen un lugar en el que bailar dentro de la capital navarra. Se llama Baobab y está en el número 12 de la calle Río Urederra. Especializada en bailes de raíz africana, en ella se puede practicar diferentes estilos de danza: tradicionales, contemporáneas y modernas. 

En concreto, las clases de danza tradicional se realizan con música en directo. "Dentro de las 1.500 danzas que puede haber en todo el continente, nos centramos en las de origen mandinga", comenta Ainhoa Carrera. Provienen de África del Oeste, del antiguo imperio de Mali o imperio mandinga, compuesto por países como Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea Conakry, Senegal y Mali.

 Abrieron hace cuatro años y Carrera destaca que muchas de las personas que prueban se quedan. "No nos conocen, pero se acercan cuando hacemos jornadas de puertas abiertas y conectan muy bien con la energía", detalla. Precisamente, para ella en eso consiste este tipo de baile. "Hay muchas ganas de sentirse. Más allá de aprender pasos, te permite conectar con la vibración dentro del cuerpo", subraya. 

Los bailes latinos se han popularizado en los últimos años y varias discotecas de Pamplona ya han incorporado a su programación eventos para bailar. IRANZU LARRASOAÑA
Los bailes latinos se han popularizado en los últimos años. IRANZU LARRASOAÑA

BAILES LATINOS

Eneko Colmenero Vicente y su mujer, Cristina Martínez, fundaron la escuela Baila con Eneko, en el número 15 de la calle Canal, hace casi una década. No obstante, llevan veinte años enseñando bailes latinos y kizomba en Pamplona. "Damos clases de lunes a domingo para adultos", especifica Colmenero. En estas dos décadas ha visto como este tipo de bailes han ido ganando popularidad en la capital navarra: "El hecho de que artistas de reguetón y pop estén haciendo canciones con ritmos de bachata o salsa está ayudando a dar a conocer esta disciplina", destaca. 

De hecho, ha sido testigo de cómo ha ido aumentando el número de profesores que enseñan bailes latinos en la ciudad. "Y todos tienen lleno", pone en valor. Pero además, ha notado cómo muchos espacios se les quedan pequeños.

Esta actividad no se queda entre las paredes de la clase y es habitual que los alumnos queden para bailar fuera de ella. "Antes se salía a bailar en bares y en espacios más pequeños. Sin embargo, ahora todas las discotecas de Pamplona hacen ambiente latino de baile en un momento u otro". Y pone un ejemplo: "La discoteca Enter ya organiza este tipo de eventos todas las semanas". 

LINDY HOP

Otra de las opciones que ofrece Pamplona es bailar al ritmo del swing. Helios Sacristán es uno de los dos socios de Big Kick Pamplona, emplazada en el número 36 de la calle Amaya. Dirigidas a un público adulto, la mayoría de sus alumnos que acuden a sus clases se sitúan entre los 20 y los 70 años.

La escuela empezó a funcionar en el año 2015 y, desde entonces, forma a bailarines en el lindy hop y el solo jazz. La primera disciplina se realiza en pareja mientras que la segunda se baila en solitario.

Además, la escuela organiza todas las semanas un baile social. "Una vez al mes también hacemos algún evento con música en directo. Para eso, colaboramos bastante con la gente de Pamplona Jazz", informa. Además, esta escuela organiza todos los años un festival en Baluarte. "Traemos a los mejores profesores que hay en el mundo y bandas de fuera de España". 

190330_SpringLindySweekend_1584
La escuela Big Kick Pamplona organiza todos los años un evento en Baluarte en torno al swing. CEDIDA / SARA PISTA

BAILES URBANOS

Los bailes urbanos están de moda entre los más jóvenes. Arakaitz Cia Azparren, director de Breathless Dance Center lo confirma: "Estas disciplinas gustan mucho porque son algo diferente". Esta escuela, en el número uno de la calle del Dr. Joaquín Canalejo, está especializada en danza urbana. "Damos clases de hip hop, popping, locking, breakin’, dancehall o house. Y fuera de las danzas urbanas, el new style y el contemporáneo", enumera. 

Además de las clases de formación, los alumnos también tienen la posibilidad de competir, tanto en grupos como en batallas de improvisación. Y entre sus alumnos se encuentran bailarines de todas las edades, desde los cuatro años hasta profesional. "Incluso tenemos un grupo de padres", pone de ejemplo Cia. 

Las puertas de Breathless Dance Center se abrieron en 2014, aunque la mujer de Cia, Silvia Palacios, lleva 17 años impartiendo este tipo de clases. "Decidimos poner en marcha la escuela porque no había en Pamplona", remarca su marido. 

Él afirma que practicar este tipo de bailes genera beneficios en los bailarines: "A los chavales les va muy bien porque pueden relacionarse y hacen deporte". Y se muestra orgulloso porque lo que aprenden en la escuela les sirve también fuera. "Es todo un aprendizaje". 

DANZA ORIENTAL 

La danza oriental también encuentra su hueco entre las calles de la capital navarra. En concreto, en el número 10 de Marcelo Celayeta. Allí Miren Ripa Alberdi comparte sus 25 años de experiencia con sus alumnas. En la escuela Baila con Miren, la inmensa mayoría del alumnado es adulto y femenino. Para facilitar el acceso a este tipo de baile, ofrece la posibilidad de realizar cursos vía online. 

En sus clases, Ripa utiliza un método enseñanza que fusiona dos modalidades: "El sistema de rectas y curvas, con seis movimientos que son la base de esta danza y  el estilo de Mahmoud Reda". No obstante, hace hincapié en que la técnica no lo es todo. "En el baile también hay mucha emotividad e interpretación", insiste. Por eso, le gusta que sus alumnas saquen su propia personalidad. 

A su juicio, la danza oriental ayuda mucho a mejorar la autoestima: "Cualquier mujer puede bailar esta danza. Así como hay otras disciplinas más sacrificadas, esta es apta para cualquier mujer y cualquier forma física", pone en valor. La escuela cuenta con un grupo de baile vinculado a la Asociación Cultural Árabe Nabda que realiza diferentes espectáculos a lo largo del año. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La variada oferta para bailar en Pamplona: un estilo para cada día de la semana