PAMPLONA

Pamplona adquiere dos vehículos eléctricos en su camino hacia la transformación energética

Las nuevas adquisiciones son un automóvil y una furgoneta con capacidad de carga.

Una coche eléctrico cargando su batería. ARCHIVO
Una coche eléctrico cargando su batería. ARCHIVO

La Junta de Gobierno Local ha aprobado este lunes la adquisición de dos vehículos eléctricos, que se sumarán a la flota del Ayuntamiento de Pamplona para el traslado de personal y cargas en el funcionamiento diario del Consistorio.

En concreto, se ha acordado comprar un automóvil y una furgoneta con capacidad de carga. En total, el Ayuntamiento destinará 68.970 euros (IVA incluido), a razón de 32.670 euros para el primer vehículo y 36.300 euros para la furgoneta.

El presupuesto por el que se ha adjudicado el contrato de suministro ha supuesto un ahorro de 16.000 euros con respecto al presupuesto inicial de licitación, han informado en una nota.

Esta adquisición viene justificada por la necesidad de cambio de varios de los vehículos actualmente en activo en el Ayuntamiento. Para su renovación, el Consistorio ha optado por energías limpias, en su compromiso por ir avanzando hacia una reducción de emisiones.

De hecho, la compra de dos vehículos eléctricos compatibles con la tecnología V2G era uno de los compromisos municipales adquiridos en el marco del proyecto europeo STARDUST, en el que Pamplona participa como socio.

Esta iniciativa STARDUST, en la que participan 29 socios de nueve países, busca avanzar hacia las smart-cities eficientes, verdes, innovadoras y orientadas a la ciudadanía.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 21 millones de euros, financiados por del programa europeo Horizonte 2020. Al Ayuntamiento de Pamplona se le han concedido 858.719 euros, financiados al 100% por la Comisión Europea, para inversiones, gastos de personal, asistencia técnica y personal.

Pero, como contrapartida, el Consistorio se ha comprometido a una serie de inversiones asociadas que no reciben subvención, como la instalación de 40 puntos de recarga en la vía pública de coches eléctricos o la instalación de un sistema público de alquiler de bicicletas eléctricas.

Es ahí donde se inscribe esta compra de vehículos eléctricos, que servirán, a su vez, para testar otras inversiones asociadas que sí están financiadas, como los cargadores V2G del edificio de Monasterio de Irache.

UN PARQUE MÓVIL DE CASI 260 VEHÍCULOS

El Ayuntamiento de Pamplona dispone en estos momentos de un parque móvil con 259 vehículos de distintas categorías. El grueso son turismos (84) y furgonetas (85), pero también hay 37 motocicletas, 16 camiones y 30 vehículos de maquinaria auxiliar, entre otros.

De todos ellos, a día de hoy, sólo nueve son eléctricos. Se trata de tres automóviles (dos Opel Corsa y un Citroen Saxo), tres scooters (una Lemev Stream y dos Vectrix Scooter Electric), una furgoneta Citroen Berlingo y dos carretillas elevadoras.

Además, el Consistorio cuenta con dos vehículos híbridos, un Toyota Auris y un Suzuki Swift, y otros 21 vehículos que emplean Gas Licuado de Petroleo (GLP).

A este parque móvil eléctrico se le sumarán ahora las dos nuevas adquisiciones. El contrato de suministro de ambos vehículos se licitó por procedimiento simplificado y ha sido adjudicado finalmente a Comercial Arre Motor.

Se trata de un Nissan Leaf de cinco plazas, de motor eléctrico y batería de litio con una autonomía de 350 kilómetros; y una furgoneta Nissan E-NV200, de dos plazas, también eléctrica con batería de litio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona adquiere dos vehículos eléctricos en su camino hacia la transformación energética