• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 17:11

 

 
 

SOCIEDAD

El Ayuntamiento de Pamplona invertirá 900.000 euros en adecuar pasos de peatones

En las zonas liberadas para mejorar la visión, se colocarán aparcamientos de motos, bicis y parquímetros.

Cambios de tráfico tras la peatonalización de la Calle Amaya de Pamplona. PABLO LASAOSA
Cambios de tráfico tras la peatonalización de la Calle Amaya de Pamplona. PABLO LASAOSA

El Ayuntamiento de Pamplona concluirá este año la adecuación de los pasos de peatones a la Ordenanza de Movilidad actuando en los 526 que no cumplen la normativa con una inversión presupuestada en 900.000 euros. Esta iniciativa, tal y como han explicado en la rueda de prensa el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, y el director del área, Patxi Fernández, forma parte del acuerdo presupuestario alcanzado por los grupos municipales de Navarra Suma y PSN del Ayuntamiento de Pamplona. Cuenta con una línea en el presupuesto municipal de 975.000 euros.

De los 2.627 pasos peatonales existentes en el inventario de Pamplona, se ha actuado ya en 322. Otros están semaforizados o avanzados sobre la calzada, por lo que queda pendiente la intervención en 526 pasos en los que se ha detectado el incumplimiento de la Ordenanza. El objetivo principal es mejorar la visibilidad de los pasos de peatones que no cuentan con 5 metros previos libres tal y como marca la norma.

El Consistorio pamplonés comenzó a actuar en los pasos de peatones considerados más peligrosos ya que se dio prioridad a los que tenían mayores problemas de visibilidad. Así, en Rochapea y San Jorge se ha actuado en 176 prepasos, en el Ensanche en 86 y en Iturrama-Azpilagaña en 60.

APARCAR BICIS Y MOTOS

Las obras tienen en cuenta el cumplimiento de la normativa de seguridad vial, sin lugar a equívocos en su interpretación ni por parte de la persona usuaria ni de quienes se encargan de su vigilancia. Los trabajos consisten principalmente en labores de fresado y pulido de la calzada para pintar posteriormente los espacios de acuerdo a la normativa.

Así, unifica los colores en torno al blanco, siguiendo las directrices de la Dirección General de Tráfico. El paso de peatones se mantiene de principio a fin; el pavimento podotáctil desemboca directamente en el paso y las personas con visión reducida los detectan con mayor facilidad.

En la zona liberada se deja sin ocupar la parte indicada en la ordenanza y el resto se ocupa, en la mayoría de los casos, por aparcamientos para 2 motocicletas y en otros para 6 bicicletas. De esta manera se impulsa el uso de medios de transporte más sostenibles. También se colocan señales verticales, parquímetros y otros elementos de mobiliario urbano que habitualmente están sobre la acera reduciendo el espacio útil para el peatón.

Además, se instalan separadores y vallas para marcar el perímetro y evitar que los vehículos ocupen espacios prohibidos para ellos. Las vallas también sirven para ganar seguridad ya que permiten avanzar al peatón protegido hasta el punto en el que debe atravesar la calzada.

6 MODELOS

Todo ello se realiza siguiendo el diseño de 6 modelos tipo en los que se han dividido las actuaciones que hay que realizar en los prepasos, la zona anterior al paso. De este modo se simplifica y unifica los elementos que los componen, han indicado. El diseño es aplicable a todo tipo de pasos con independencia de su ubicación, las características de las aceras o al tipo de aparcamiento existente (batería, semibatería o en línea).

Los 6 modelos se basan en crear aparcamientos en semibatería para motos, en batería para motos, en línea para motos, en semibatería con aparcabicicletas, en batería con aparcabicicletas o en línea con aparcabicicletas. En todos los casos se ha optado por diseños de fácil ejecución y coste reducido, con posibilidad de ser ejecutados por la contrata municipal si se considera oportuno. El mayor coste se debe a la instalación, opcional, de aparcabicis u otros elementos similares.

Para evitar caídas de peatones, se evitan zonas de escalones y cambios de nivel. Como norma general se ha buscado que las actuaciones tengan un fácil mantenimiento, han expuesto.

Para decidir cada una de las actuaciones se ha elaborado una ficha por paso en la que se recogen las coordenadas de ubicación, indicando si es necesario desplazar la parada del autobús, mover plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida o contenedores de basura o eliminar plazas de aparcamientos para coches, motos o bicicletas.

COSTE DE CADA PASO

El coste de cada actuación varía según el modelo de prepaso resultante. El aparcamiento en semibatería con motos cuesta de media 1.103 euros, el de en batería con motos 1.033 euros, el de en línea con motos 739 euros, semibatería con aparcabicicletas 1.249 euros, batería con aparcabicicletas 1.179 euros y de línea con aparcabicicletas 942 euros.

El barrio en el que más pasos de peatones quedan por adecuar son Txantrea con 116. Le siguen San Juan con 68, Ermitagaña-Mendebaldea con 59, Etxabakoitz con 53 y Mendillorri con 51, y Milagrosa con 39. La lista se completa con San Jorge con 34. Rochapea y Ensanche con 31, Iturrama con 18 y Buztintxuri con 17 y Azpilagaña con 9.

El presupuesto de 900.000 euros se divide entre la ejecución propiamente de los pasos que tiene un costo algo superior a los 500.000 euros y otros aspectos como el avance de las aceras, la colocación de vallas y cojines berlineses o el precio de la pintura.

Para facilitar la ejecución de los trabajos se han dividido los pasos en tres lotes con un presupuesto aproximado entre ellos. En el primero se han incluido los ubicados en Azpilagaña, Ensanche, Iturrama, Milagrosa y Mendillorri. En el segundo lote los de Buztintxuri, Rochapea, San Jorge y Txantrea. Por último, los de Ermitagaña-Mendebaldea, Etxabakoitz y San Juan.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ayuntamiento de Pamplona invertirá 900.000 euros en adecuar pasos de peatones