PREMIUM  PAMPLONA

Pamplona mantendrá el servicio 'Harrotu' para apoyar y promocionar la participación de colectivos LGTBI

El Ayuntamiento de la capital ha aprobado la prórroga del contrato para garantizar el servicio.

Desfile del orgullo gay. ARCHIVO
Desfile del orgullo gay. ARCHIVO  

El Ayuntamiento de Pamplona mantendrá el servicio Harrotu para apoyar y promocionar la participación de los colectivos LGTBI, una vez que el Gobierno de Navarra asuma la prestación de los servicios de atención, asesoría e información desde comienzos del año 2020.

La Junta de Gobierno Local aprobó la prórroga íntegra del contrato para el próximo año de manera que se garantizase la prestación del servicio completo hasta que fuese asumido en su totalidad por parte del Instituto Navarro para la Igualdad.

A partir de ese momento, el Ayuntamiento se ha comprometido a mantener el servicio Harrotu como espacio asociativo y referencial para la población LGTBI en el desarrollo de actividades de apoyo, promoción, participación y empoderamiento de las personas y colectivos, con un nuevo contrato que permita mantener e incluso mejorar las prestaciones actuales en este ámbito.

El cambio de modelo viene motivado por la comunicación, por parte del Gobierno de Navarra, de la asunción de las competencias en esta materia en Pamplona a inicios de 2020.

El Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) cuenta en la calle Abejeras con el centro Kattalingune, desde el que atiende a la población navarra de fuera de Pamplona.

La nueva subdirección de Igualdad y LGTBI+ que ha creado el Gobierno foral esta legislatura ha informado al Ayuntamiento de que a partir de 2020 Kattalingune asumirá en su totalidad la prestación de servicios de información, orientación y asesoramiento sexológico y jurídico a toda la población navarra, incluida Pamplona.

NUEVO SERVICIO PARA EVITAR DUPLICIDADES

La prestación de estos servicios por parte del Gobierno de Navarra se recoge en la Ley Foral 8/2017 para la Igualdad social de las personas LGTBI+.

Dicha norma establece la competencia del Ejecutivo con respecto a los servicios de información y orientación en materia de diversidad sexual y de género, asesoría sexológica especializada en diversidad sexual y de género y asesoría jurídica especializada en materia LGTBI.

A su vez, dicha ley establece como competencia del Ayuntamiento el apoyo y promoción a estos colectivos en el ámbito municipal.

El Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha en 2017 el centro Harrotu para ofrecer el conjunto de los servicios, mientras no eran asumidos por el Gobierno foral.

Licitado el servicio municipal, éste ha venido siendo prestado por Kattalingorri. El último contrato fue adjudicado para 2019, con posibilidad de prórroga anual hasta 2022. En noviembre de 2019, el Área de Cultura e Igualdad emitió informe favorable a la prórroga.

Planteada esta nueva situación por el INAI, para evitar duplicidad de servicios entre el Gobierno y Ayuntamiento, el Consistorio va a establecer un periodo transitorio de “transferencia” de actividades al Gobierno desde que comience la ejecución del servicio por parte del Gobierno, y estudiará la situación de las actividades en las que existe simultaneidad, de tal manera que mientras se constate el traspaso, quede garantizada la prestación de los servicios.

Es decir, el Ayuntamiento tiene la voluntad de continuar prestando el servicio en la parte que, en su caso, no sea prestada por el Gobierno, que es, a su vez, lo único que la Ley foral le permitiría hacer.

En este sentido, cabe recordar que la Disposición Adicional Primera de la Ley Foral 23/2014, que prohíbe la “ejecución simultánea del mismo servicio” por dos Administraciones. Hasta ahora, el Ayuntamiento lo ha venido prestando a pesar de que no tenía obligación de hacerlo (como “competencia impropia”).

RECLAMAN AL AYUNTAMIENTO QUE "RECTIFIQUE"

Kattalingorri, entidad encargada de gestionar el centro Harrotu en Pamplona de atención a la diversidad sexual y de género, alerta de que el cierre del centro dejará sin servicio de acompañamiento a la población LGTBIQ+ de la ciudad.

Y añade en un comunicado leído a las puertas del Ayuntamiento de Pamplona, que Harrotu y Kattalingune, el servicio que depende del Gobierno foral, han trabajando “coordinados siempre desde el principio”.

Kattalingorri remarca la importancia de este servicio de acompañamiento porque las personas LGBTIQ+ “no han podido socializar por las estructuras sociales heteropatriarcales” que “no permiten vidas que se salgan de estas estructuras”.

Tras recordar que el Ayuntamiento ha esgrimido una duplicidad de servicios para la supresión de Harrotu, algo que niegan desde Kattalingorri, esta entidad sostiene que el centro presta un servicio “integral, que atiende a la biografía de la persona” y que se “adapta a las necesidades de cada una de las usuarias”, un servicio "pionero por delante de otras ciudades”.

Por su parte, los colectivos LGTBIQ+ de Pamplona, que conformaron los inicios de Kattalingorri, han exigido al Ayuntamiento que evite “el recorte de los servicios de asesoría jurídica y sexológica y el despido de tres trabajadoras" que desarrollan esta labor.

Además han alertado de que las personas usuarias de Harrotu quedan desatendidas, “la calidad de la atención mermada y a su vez la población rural de Navarra se verá desamparada”.

Por todo ello han reclamado al Consistorio que rectifique para “no recortar en materia LGTBIQ+ y no dejar a Harrotu sin las técnicas asesoras “puesto que el servicio no se está duplicando sino complementando”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona mantendrá el servicio 'Harrotu' para apoyar y promocionar la participación de colectivos LGTBI