PAMPLONA

El centro de Pamplona bajo vigilancia: se instalan siete nuevos medidores para controlar el tráfico

El sistema estará activo las 24 horas del día durante varias semanas, anuncia el Ayuntamiento de Pamplona.

Un aforador de tráfico situado en la calle Labrit. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Un aforador de tráfico situado en la calle Labrit. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA  

El Ayuntamiento de Pamplona ha instalado 7 aforadores de tráfico con lectores de matrícula para analizar el comportamiento de los vehículos que circulan por las calles Labrit, Amaya y Cortes de Navarra.

El sistema que se ha instalado permite conocer las características de la circulación de vehículos con detalle, determinando no solo el número de coches y su velocidad media en cada momento del día y durante todos los días de la semana, sino ofreciendo, además, un análisis avanzado sobre el comportamiento de los coches, especialmente en cuanto al origen y el destino de sus trayectos, ha detallado el Consistorio.

El análisis de datos permitirá conocer si el destino de los coches que circulan por esta zona es algún punto del Ensanche o si, por el contrario, este no se encuentra en esta zona y utilizan las calles como itinerario de paso.

El sistema estará activo las 24 horas del día durante varias semanas, por lo que se podrá determinar también los días y las horas con mayor volumen de tráfico, caracterizando el flujo según se trate de días laborables o de fines de semana.

Para realizar el análisis, se han colocado 7 medidores de los que 5 realizan el control en un único carril y 2 monitorizan dos carriles.

Están instalados de manera que uno de ellos controla los vehículos de entrada que suben por la cuesta del Labrit y otro, los coches de salida. Los demás, monitorizan las calles Amaya, Aralar y Olite.

Conociendo las características de la circulación, se podrá actuar sobre el flujo de tráfico a la vez que se ejecuta el denominado Corredor Sostenible de Labrit, en el que está previsto implantar un carril bici y realizar mejoras para las personas que caminan, perfeccionando el servicio del transporte público.

AFECCIONES DEL FUTURO CORREDOR SOSTENIBLE

En estos momentos, el Ayuntamiento de Pamplona está elaborando el anteproyecto de la futura intervención denominada Corredor Sostenible de Labrit que incluye las calles Magdalena, Vergel, Juan de Labrit, Cortes de Navarra y Estella, y prevé actuaciones asociadas en gran parte del Ensanche, entre el Casco Antiguo y la avenida Baja Navarra.

Tanto en el futuro Corredor como en calles adyacentes, ha informado el Ayuntamiento, es necesario garantizar la seguridad y comodidad de las personas que se desplazan a pie y en bicicleta, así como el buen funcionamiento del transporte público, a la vez que se mejora la calidad urbana.

El objetivo final del proyecto es "proporcionar, tal y como indica su nombre, el espacio suficiente y las mejores condiciones a los modos de desplazamiento más sostenibles".

Se entiende como un recorrido principal por la ciudad en el que estos modos pueden desarrollarse a la vez que se actúa sobre el tráfico para conseguir su reducción y calmado.

Con la información obtenida a través de los medidores, el Ayuntamiento de Pamplona podrá tener acceso a datos de tráfico que serán analizados para conocer sus características y poder actuar según los resultados.

En la actual fase de anteproyecto, se considera necesario conocer no solo el volumen total de vehículos (información que obtiene policía municipal con su sistema habitual de aforos), sino también el destino que tienen los coches para poder determinar las afecciones a la circulación que pueden resultar de las intervenciones previstas.

ADQUIRIDOS LOS MEDIDORES

Los medidores han sido adquiridos por el Ayuntamiento de Pamplona que además ha contratado el tratamiento de datos durante tres meses. El presupuesto total asciende a 15.367 euros.

Tras ese periodo de tiempo, los analizadores podrán ser colocados en otras zonas de la ciudad para monitorizar igualmente tráficos de paso.

Así se podrán valorar, ha continuado el Consistorio, las actuaciones necesarias para intervenir en distintas zonas en las que se requiera una mejora de la calidad urbana y un reparto más adecuado del espacio destinado a los peatones, a las bicicletas, al transporte público y al tráfico de vehículos privados.

El sistema de medición de aforos y análisis de flujos de tráfico se basa en la tecnología radar, que permite detectar la presencia de vehículos y recoger su velocidad, a la que se ha unido la aplicación de cámaras de detección de matrículas y su tratamiento anónimo para determinar los flujos de tráfico.

El trabajo lo está realizando la empresa Anteral impulsada por un grupo de jóvenes navarros que ya puso en marcha un proyecto piloto similar en la avenida de Pío XII dentro del programa Smart Iruña Labs, que permite probar tecnología novedosa en un entorno urbano real.

MEDICIONES CONTINÚAS Y MEDIANTE ACCESO A UNA PLATAFORMA ONLINE

En el caso de Pío XII, los aforadores contabilizaron los vehículos sin determinar los flujos de tráfico a través del software de identificación que se ha incorporado ahora, diferenciando entre vehículos a motor y bicicletas y determinando su velocidad y sentido de la marcha.

Fue un estudio de "gran utilidad" para monitorizar el funcionamiento del Corredor y caracterizar la movilidad ciclista.

Estas iniciativas desarrollan la Estrategia Smart City Pamplona, ya que se realizan mediciones de forma continua y se dispone de indicadores a través del acceso a una plataforma online, lo que permite monitorizar distintos parámetros, y en este caso orientar las políticas de movilidad sostenible de una manera inteligente a través de la tecnología, ha indicado el Ayuntamiento.

RED DE VÍAS CICLISTAS SEGURAS Y EFICACES

El Área de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, siguiendo las líneas marcadas por el Pacto de Movilidad Sostenible y el Plan de Ciclabilidad, trabaja en estos momentos en la creación de una red de vías ciclistas eficaz y segura que conecte todos los barrios y el itinerario del Corredor Sostenible de Labrit es uno de los ejes troncales.

Actualmente se están planificando otras actuaciones y en muchos casos va a ser necesario ganar espacio para carriles bici, sin afectar a la movilidad peatonal y favoreciendo el transporte público.

Por esta razón el estudio de los flujos de tráfico resulta necesario, puesto que alcanzar el reparto equilibrado del espacio para los distintos modos implica la necesaria aplicación de estrategias de reducción y calmado del tráfico motorizado, ha concluido el Consistorio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El centro de Pamplona bajo vigilancia: se instalan siete nuevos medidores para controlar el tráfico