PAMPLONA

Asirón desmontará la pasarela de Labrit: un informe asegura que el puente tiene problemas irresolubles

El concejal de Bildu Joxe Abaurrea ha reconocido que la decisión adoptada es "muy drástica" y "una de las más difíciles" que ha tomado.

Imagen de la pasarela de Labrit en Pamplona. ARCHIVO
Imagen de la pasarela de Labrit en Pamplona. ARCHIVO

El informe que una consultora externa ha realizado sobre la pasarela del Labrit de Pamplona concluye que "hay que desmontarla, retirarla y en un periodo breve de tiempo porque tiene problemas irresolubles".

Los trabajos se realizarán en marzo y se convocará un concurso público de ideas previsiblemente en abril y, en función de su resultado y viabilidad, se decidirá si se levanta o no una nueva estructura, al tiempo que el Ayuntamiento trabaja el expediente para determinar responsabilidades “a todos los niveles”.

Así lo ha comunicado en rueda de prensa el concejal delegado de Ciudad Habitable, Vivienda y de Ecología Urbana y Movilidad, Joxe Abaurrea (EH Bildu), quien ha añadido que "los daños que tiene hacen prácticamente imposible una reparación de la propia pasarela" por lo que habrá que volver a contratar un equipo para construir una nueva pasarela.

Abaurrea, que ha estado acompañado la directora del área de Proyectos y Conservación Urbana Cristina Arregi, ha remarcado que en todo este proceso que comenzó hace tres años cuando empezaron a detectarse defectos en la pasarela ha primado la seguridad, ha reconocido que la decisión adoptada es "muy drástica" y "una de las más difíciles" que han tomado.

El informe elaborado por IDEAM S.A (Consultoría de Estructuras de Ingeniería Civil y Edificación), señala que la cimentación existente no se puede reaprovechar y que las numerosas actuaciones de refuerzo que habría que llevar a cabo en todos los elementos principales obligarían al desmontaje total de la estructura y a la transformación de su geometría y diseño.

Estas conclusiones, así como el contenido del informe, han sido explicadas a los integrantes de la Comisión de Urbanismo tanto por los responsables del área como por los ingenieros que han liderado el equipo evaluador de IDEAM, Francisco Millanes y Miguel Ortega.

Han determinado, tras dos años y medio de estudio, alegaciones y reestudio, que la pasarela, "por sus condiciones de diseño, dimensionamiento y ejecución, no permite garantizar los niveles de seguridad y funcionalidad exigibles de acuerdo con el marco reglamentario y normativo vigente, por lo que no resulta apta para su puesta en servicio”.

"NO ES VIABLE TÉCNICA NI ECONÓMICAMENTE"

“Dadas las necesidades de actuación que se requerirían para subsanar las deficiencias detectadas, entendemos que en la situación y configuración actual no es viable técnica, ni económicamente su reparación y teniendo en cuenta su estado de conservación y el riesgo que presenta el descuelgue por corrosión generalizada de las placas inferiores, se propone su pronta retirada y plantear un nuevo diseño”, concluye el informe.

El Ayuntamiento también valora sacar una contrata a concurso para revisar el estado de todos los puentes y pasarelas, ya que tras haber encontrado en este expediente "presuntas irregularidades y aparentes negligencias, parece evidente que un ejercicio de responsabilidad es evaluar la situación de otras infraestructuras similares”, ha explicado.

Abaurrea ha subrayado el alto coste que una actuación que se hizo sin "las suficientes garantías" ha tenido para la ciudad. Ha costado más de 1,2 millones de euros entre proyecto, ejecución y revisión ante posible colapso (riesgo confirmado ahora), a los que habría que sumar el coste del desmontaje que, en una primera estimación, se prevé que ascienda a entre 35.000 y 40.000 euros.

El diseño fue adjudicado por concurso al equipo constituido por Boreas Nuevas Tecnologías S.L., Óscar Pérez Silanes, Carlos Pereda Iglesias e Ignacio Olite Lumbreras. La construcción de la pasarela la llevó a cabo Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras S.A y TEUSA Técnicas de Restauración.

CERRADA DESDE 2016

Los responsables municipales han repasado los pasos dados desde que en febrero de 2016 se produjo el desprendimiento de algunas chapas y que llevó a su cierre meses después debido a las dudas que existían sobre su estabilidad.

Además se abrieron expedientes de depuración de responsabilidades, ante los que el equipo redactor presentó un informe defendiendo la idoneidad técnica del diseño en cuanto a su capacidad portante así como a la correcta ejecución de las obras.

Ante esa divergencia, el Ayuntamiento solicitó un nuevo informe a la consultoría de Estructuras de Ingeniería Civil y Edificación IDEAM, empresa neutral sobre la que mostraron su acuerdo todas las partes. 

En sus conclusiones preliminares, presentadas el pasado octubre, ya mostraba “serias dudas” sobre la capacidad de resistencia, por lo que debía permanecer cerrada. El informe definitivo incide en la misma línea y concluye que "la reparación no es viable”.

"HACER DE LA SEGURIDAD DE LAS INFRAESTRUCTURAS UN ASUNTO ELECTORAL"

UPN ha acusado a EH Bildu de "tratar de hacer de la seguridad de las infraestructuras de Pamplona un asunto electoral, buscando de forma imprudente y demagógica generar inquietud entre los ciudadanos".

Así lo ha afirmado edil de UPN en Pamplona Juanjo Echeverría, que ha indicado que "es lamentable que Bildu haya tenido la pasarela cerrada durante casi cuatro años, jugando con los tiempos y tratando irresponsablemente de presentar como ineludible este desenlace justo unos meses antes de las elecciones". "El montaje es evidente", ha destacado.

El concejal de UPN, que ha participado en la Comisión de Urbanismo donde se ha analizado el informe, ha subrayado que "tal y como ha confirmado el autor del estudio, no se han detectado patologías estructurales en la pasarela, más allá de las soldaduras oxidadas detectadas en una cata".

Además, ha explicado que "el estudio no ha analizado in situ el estado de la estructura de la pasarela, ni ha medido los posibles desplazamientos de la cimentación", y que "su autor ha reconocido que no se han detectado in situ abolladuras en el alma de las vigas ni se han localizado deformaciones en los nervios laterales". "Es decir, no se aprecian las patologías estructurales que deberían confirmar los cálculos realizados", ha precisado.

En resumen, Echeverría ha destacado que el informe conocido este miércoles "es un análisis teórico y no lo suficientemente profundo como para justificar el derribo de la pasarela", por lo que ha pedido que "se estudie el apuntalamiento de la estructura y la realización de una prueba de carga que constate si los cálculos teóricos se corresponden con la realidad".

Asimismo, ha explicado que "es más que posible que existan informes contradictorios realizados por las compañías aseguradoras del resto de los técnicos implicados en este asunto, por lo que es necesario obtener pruebas irrefutables de la condición real de la pasarela".

ASEGURAR LOS PANELES DECORATIVOS INFERIORES

Por otra parte, conforme a lo explicado en la comisión, sí ha considerado urgente "asegurar los paneles decorativos inferiores que presentan corrosión y falta de seguridad y que, sin embargo, no han contado con mantenimiento alguno durante estos cuatro años". Respecto a este punto, el responsable del informe ha expuesto que las redes instaladas no suponen garantía suficiente ante este problema.

Echeverría ha manifestado que "en todo este asunto es necesario actuar con sensatez, estudiar de forma profunda la realidad de la estructura y analizar posibles alternativas, como el apuntalamiento permanente o la instalación de un pilar en la Y que forma la pasarela, si es que realmente se constatan los problemas".

"Aunque Bildu lo esté deseando, el derribo de la pasarela debería ser la última opción a considerar", ha subrayado. En este sentido, ha llamado la atención sobre que "el propio responsable del estudio no considera urgente el derribo de la pasarela", por lo que ha subrayado que "este extremo solo se justifica por las malas artes de Bildu, que es capaz de poner en riesgo el patrimonio municipal con tal de atacar a sus rivales políticos".

En cuanto a las acusaciones lanzadas por Abaurrea, que ha llegado a hablar de "irregularidades y negligencias" en la rueda de prensa que, "por momentos", según ha considerado el concejal regionalista, "ha parecido más un acto de campaña de Bildu", Echeverría ha declarado que "si fuese cierto que la única opción es derribar la pasarela, lo negligente sería haber permitido el paso de vehículos y peatones por debajo durante casi cuatro años".

LARGO EXPEDIENTE JUDICIAL

Además, ha añadido que "también sería irregular y negligente hacer desaparecer la pasarela cuando seguro que, a partir de ahora, se ha de abrir un largo expediente judicial en el que el Ayuntamiento va a tener que demostrar todo lo que afirma para que el coste de la nueva pasarela lo pague un seguro y no el propio Ayuntamiento".

Por último, ha resaltado que "lo negligente sería tomar la decisión del derribo sin que conste en el expediente la opinión técnica de quienes intervinieron en la obra respecto al contenido del informe presentado". En este sentido, ha destacado que "algunos ya han sido condenados sin poder siquiera opinar".

Por todo, ello el concejal de UPN ha insistido en que "no se debe derribar la pasarela hasta que se cumplan estos pasos previos", y ha advertido de que el grupo municipal regionalista va a "observar con detalle el devenir de este expediente, analizando las responsabilidades que puedan derivarse de las actuaciones que se lleven a cabo a partir de ahora y del papel de responsables políticos y altos cargos que intervengan en él".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón desmontará la pasarela de Labrit: un informe asegura que el puente tiene problemas irresolubles