PREMIUM  PAMPLONA

Asirón rechaza la violación en el piso okupa y acusa a los ciudadanos de "proteger al agresor y culpar a la víctima"

El equipo liderado por el alcalde de Bildu ha pasado de decir que no tiene información a personarse como acusación en el proceso y ha tardado cinco días en emitir una nota de rechazo ante estos deleznables actos.

Miembros de la corporación municipal se concentran en la Plaza del Ayuntamiento para rechazar la agresión sexual ocurrida en un piso de la calle Jarauta
Miembros de la corporación municipal se concentran en la Plaza del Ayuntamiento para rechazar la agresión sexual ocurrida en un piso de la calle Jarauta  

El Ayuntamiento de Pamplona ha celebrado a las 12.30 horas de este miércoles una concentración en la plaza Consistorial para rechazar la presunta agresión sexual ocurrida en uno de los pisos 'okupados' de la calle Jarauta número 13 de la capital navarra.

La Junta de Portavoces ha acordado por mayoría una declaración en la que manifiesta su "total rechazo y condena ante la supuesta agresión sexual sucedida en Pamplona" y muestra su "absoluto apoyo y solidaridad con la mujer y su entorno, además de máximo respeto para preservar sus derechos e identidad".

Asimismo, en cumplimiento del protocolo municipal ante casos de este tipo, el Ayuntamiento se reafirma en su "rechazo y condena a cualquier tipo de agresión, violencia o actitud sexista que se produzca" en Pamplona y se compromete a "trabajar para eliminar las agresiones sexistas, mejorar la seguridad y garantizar el pleno ejercicio de la libertad de las mujeres en todo tipo de entornos".

Además, se insta a la sociedad "a cambiar el modelo cultural en el que se protege al agresor y se culpabiliza a las mujeres" y se reclama "a los hombres un compromiso activo por acabar con todos los tipos de agresiones y violencias que sufren las mujeres y por trabajar en la consecución de la igualdad real en nuestra sociedad".

En la declaración, el Ayuntamiento de Pamplona invita "a la ciudadanía a que permanezca activa frente a la violencia y las agresiones sexistas" e insiste "en el derecho de las mujeres a decidir sobre sus relaciones, su cuerpo y su sexualidad". Se reitera el "firme compromiso con la lucha contra las agresiones sexistas" y se apuesta "por una ciudad libre para las mujeres y que pueda vivirse en libertad".

Por último, el Consistorio denuncia "rotundamente la difusión de hechos o acontecimientos no contrastados que solamente añaden confusión y pueden suponer perjuicios añadidos para la víctima o para el esclarecimiento de los hechos" y hace "un llamamiento a la responsabilidad y a la prudencia en el tratamiento informativo".

La declaración ha contado con el apoyo de los grupos municipales de EH Bildu, Geroa Bai, PSN, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra.

UPN: "ASIRÓN CRIMINALIZA A LA SOCIEDAD PAMPLONESA"

UPN ha decidido no firmar estar declaración al entender que el equipo de Asirón acusa a la sociedad pamplonesa de "proteger al agresor y culpabilizar a la víctima".

En este sentido, los regionalistas consideran del todo inaceptable que “Asirón insulte de esta manera a los pamploneses y pamplonesas, que reiteradamente muestran su absoluto rechazo ante este tipo de prácticas”.

Según relata UPN, apenas veinte minutos antes de la celebración de la Junta de Portavoces, Alcaldía ha remitido el texto que incluye estas acusaciones y al que no se ha permitido ningún cambio. Por este motivo, UPN ha decidido "no participar en un intento de criminalizar a la sociedad pamplonesa, basado únicamente en prejuicios ideológicos y no en la realidad de nuestra ciudad en pleno siglo XXI”.

Por otra parte, los regionalistas han explicado que “si el Ayuntamiento no tiene información alguna sobre el caso y ha anunciado su interés por personarse en el procedimiento para obtenerla, no tiene sentido reunir de urgencia a los portavoces y acordar una condena sobre unos hechos sobre los que reconocen no tener ningún dato”. Por eso han lamentado que “el cuatripartito haya vuelto a cambiar de criterio en base únicamente a intereses políticos”.

PASAR SIN DAR INFORMACIÓN

“Inicialmente, quisieron dejar pasar el tema sin dar información alguna, puesto que al parecer se había producido en uno de los más de 40 pisos ocupados que tiene el Ayuntamiento por la permisividad de Asirón”, han continuado.

Después, han relatado, “pidieron prudencia ante la falta de información, cuando en otros casos han actuado sin esperar a que se confirmasen los hechos, pero ahora por la presión mediática han vuelto a cambiar de criterio, pese a que no tienen ni un solo dato nuevo”.

Además, han afirmado que el cuatripartito no dice la verdad al afirmar en este caso concreto que no se ha aplicado el protocolo porque la víctima no se ha dirigido al Ayuntamiento cuando éste recoge literalmente que se aplicará al tener “conocimiento de una agresión sexista o sexual a través de los medios de comunicación ( mail, redes, prensa, etc) o a través de la información directa  de la persona  agredida  o su entorno”.

Por eso, han afirmado que “la batalla frente a la violencia contra las mujeres necesita de unidad política y no de postureo, vaivenes, ni de intentos de patrimonialización”.

Por último, han subrayado que “UPN condena de forma tajante y rotunda y sin necesidad de circunloquios todos los actos de violencia contra las mujeres y que en ese sentido, apuesta por el mantenimiento e incluso ampliación de la prisión permanente revisable para los culpables de estos delitos”.

PROTESTA DE COLECTIVOS FEMINISTAS Y CIUDADANOS

Por otro lado, medio centenar de personas, convocadas por el colectivo Feministas de Pamplona, se ha concentrado también este miércoles en la plaza del Ayuntamiento, en repulsa por la agresión sexual.

Protesta del colectivo feminista en la plaza Consistorial de Pamplona. EFE

A las puertas de la casa consistorial y tras una pancarta con el lema "No es no, justicia", decenas de personas han permanecido en silencio para mostrar su rechazo, algunas de ellas con pequeños carteles con lemas alusivos en alto, y varias de ellas con guantes rojos y prendas de color morado propios de este movimiento feminista.

A uno de los lados de la pancarta se ha situado además una persona que portaba la silueta de un ataúd, en solidaridad con las mujeres fallecidas por maltrato, en una concentración que se ha disuelto entre aplausos y bajo el grito del lema "viva la lucha feminista".

Poco antes, una portavoz del colectivo, Marian Liberal, ha leído un comunicado, en el que el grupo ha mostrado su apoyo a las mujeres que son "víctimas de violencia contra la libertad sexual en Navarra", denunciada o no, y a quien estos días ha denunciado "otra manada", en el deseo de que "ninguna mujer se sienta sola y tenga todos los recursos necesarios".

Asimismo, han reivindicado "el derecho de las mujeres a decidir y poder decir no, el derecho a disfrutar en igualdad de todos los espacios y ámbitos de la vida, incluidas las fiestas, la calle y la noche", y han criticado "un mal llamado sexo, encorsetado en las fronteras patriarcales".

"IMPUNIDAD DE LA JUDICATURA"

También se han concentrado "contra la impunidad de la judicatura, que hace que nazcan manadas por todas partes", y que, junto a las instituciones, las leyes, los medios de comunicación y las religiones, son la fuente desde la que "se culpabiliza a la víctima y se disculpa a los agresores", ha asegurado, tras considerar que desde estos estamentos "se acepta el relato de los violadores", mientras que a la víctima "se la cuestiona, se la investiga".

Por ello, han insistido en la "necesidad urgente de modificar el Código penal", que lo han pedido "claro y sin fisuras", en el que no se exija a las mujeres "oponer resistencia hasta el punto de poner en riesgo nuestras propias vidas" para que unos hechos de este tipo se consideren violación.

También han reclamado una Ley de Violencia contra la Libertad Sexual que "proteja a las mujeres de manera integral, que contemple los recursos necesarios para que se garanticen los derechos de todas las mujeres y se haga justicia y reparación real", y que se cumpla el pacto de Estado contra la violencia de género de manera integral. "Queremos ser libres y no valientes", ha finalizado entre los aplausos de los presentes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón rechaza la violación en el piso okupa y acusa a los ciudadanos de "proteger al agresor y culpar a la víctima"